Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

10 características de las personas humildes y cómo enseñárselo a los niños.
Por Guru en Marzo del 2019 en Espiritualidad

Seguinos en Pinterest

La célebre escritora inglesa de novelas de misterio Agatha Christie, dijo que: “Cuando no hay humildad, las personas se degradan.” ¿Qué la habrá llevado a decir esto? Tal vez su profundo conocimiento de las debilidades de los seres humanos. Con esta frase nos hace ver en pocas palabras que cuando perdemos la humildad, rápidamente caemos en la soberbia y la arrogancia.

La humildad es una cualidad que se opone al orgullo y la autosuficiencia. Para esas personas, admitir sus límites y reconocer sus errores es un signo de debilidad. ¡Ven todo al revés!

Por el contrario, las personas humildes y de grandeza interior no tienen motivos para no admitir sus fragilidades, pero no necesariamente se desprecian y se desvalorizan. La persona humilde sabe quién es porque supo analizar de manera objetiva cuáles son sus cualidades y sus defectos haciendo que pueda llevar una mejor vida alcanzando la paz interior.

Pero por sobre todas las cosas, la persona humilde se ubica al mismo nivel que los demás y los demás lo sienten y lo reconocen, aún cuando no lo dicen. La humildad está incluso reconocida y valorada en la Biblia.

Aun cuando hayamos logrado nuestros objetivos y seamos exitosos, la humildad siempre debe estar presente, porque incluso podría hacernos perder todo lo que hemos logrado. El soberbio, “se duerme en los laureles” de su triunfo y no reconoce la ayuda recibida.





¿Cuáles son las características de una persona humilde?

- Reconoce sus errores.

- Acepta que no es el mejor.

- Aprecia lo que tiene.

- No teme equivocarse.

- No hace alarde de sus logros.

- Aprecia el talento de otros.

- No se compara con los demás.

- Confía en la opinión de sus colegas/compañeros.

- Ayuda a los demás y los felicita por sus logros.

- Sabe escuchar.

A esta altura podemos decir casi con certeza que una persona humilde también es al mismo tiempo una buena persona.

No corre detrás del prestigio, del dinero o del ascenso social o profesional.

Ser humilde es algo que se aprende. Podemos buscar la humildad en las acciones pero por supuesto que no debemos permitir la humillación, ni dejar pasar las ofensas, ni dejarnos rebajar o subestimar. Eso sería convertirnos en víctimas de la maldad de otros.

La humildad es una actitud interior que se cultiva y se fortalece fundada en el justo conocimiento de uno mismo y el aprecio por los otros.

¿Qué opinas sobre la humildad? Seguramente tengas alguna experiencia personal para compartir. ¡No dejes de comentar!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste