Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       -> Remedios Naturales <-       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

5 remedios naturales para la tos con que puedes preparar en tu casa.
Por Guru en Febrero del 2018 en Remedios Naturales

¿Quién no tuvo alguna vez un ataque de tos al punto de ni siquiera poder hablar? ¡Es tan molesto!

La tos es un síntoma de vías respiratorias obstruidas o una manifestación más de resfríos y gripes. Cuando es seca, irrita la garganta y no deja de molestarnos durante el día y en especial, durante la noche. Si es con flemas, sentimos que al toser, nos arranca los bronquios.

Los medicamentos para la tos, cada vez son menos efectivos y su poder antitusivo no es mejor que los productos que la naturaleza nos brinda.

Vamos a brindarte 5 recetas diferentes de remedios caseros que puedes preparar con ingredientes que seguramente tengas en casa y que te solucionarán el problema definitivamente. ¡Esta noche vas a poder dormir!

Jarabe natural 1.

Coloca a hervir medio litro de agua con 1 ramita de canela, el jugo de 2 limones, media cabeza de ajo (pela los dientes) y ¼ de cebolla morada cortada en juliana.

Una vez que haya hervido durante 10 minutos a fuego lento, cuela y endulza con una cucharadita de miel. Esta preparación te sirve para dos raciones. Distribúyelas durante el día.

Aprovecha las propiedades antibacterianas y antivirales del ajo y la cebolla, al igual que el poder de la miel para suavizar la irritación y la vitamina C del limón.





Jarabe natural 2.

Toma una taza y vierte ¾ de miel. Agrega 5 o 6 clavos de olor y deja reposar toda la noche en el refrigerador. Por la mañana, retira los clavos de olor y toma 1 o 2 cucharaditas de esta miel cada vez que sientas comiences a toser.

El clavo de olor alivia el dolor, mientras que la miel calma los tejidos inflamados de la garganta.

Jarabe natural 3.

Prepara una mezcla a partes iguales de borraja, flores de amapola, regaliz, semillas de pino, serpol (tomillo sanjuanero o tomillo rastrero), solidado (vara de oro). La cantidad es aproximadamente unas 3 cucharadas de cada hierba que debes hervir en medio litro de agua.

Deja infusionar durante 10 minutos, cuela y bebe entre 3 y 4 tazas al día.

Jarabe natural 4.

Prepara una mezcla a partes iguales de mejorana, hisopo (hisopillo húmedo, hisopillo real), hiedra terrestre, verónica (becabunga, bérala, hebe), cola de caballo, madera de regaliz y flores de tusilago (pie de caballo, fárfara).

Coloca 2 cucharadas de cada hierba en un litro de agua fría. Hierve durante 10 minutos y cuela. Beber a lo largo del día.


Jarabe natural 5.

Toma una zanahoria grande, lávala bien y sin retirarle la piel, corta rebanadas muy finas. Cubre las zanahorias con azúcar y deja reposar durante toda una noche.

Esto desprenderá un almíbar que debes beber a lo largo del día. También puedes preparar este remedio casero utilizando cebolla en lugar de zanahoria.

Estos remedios caseros de la abuela, pueden ser la solución a tu pesadilla nocturna de tos interminable.

Pero también existen otras alternativas que puedes tener en cuenta y que también son muy saludables y efectivas.

- Té verde. Gracias a sus numerosas virtudes, el té verde ayuda a curar la tos con flemas y alivia en caso de bronquitis, en especial si se complementa con jugo de cebolla.

- Té de eucalipto. Para una tos seca o con flemas, tenemos un remedio muy eficaz que se trata de una bebida caliente preparada con eucalipto o con mirto (arrayán).

- Té de prímula. Para la tos con flemas, nada mejor que una infusión a base de raíces de prímulas que debes hervir durante 10 minutos y beber endulzando con una cucharadita de miel.

- Té de albahaca. La albahaca te ayuda a aliviar la irritación en la garganta producida por la tos seca.

- Papel de Armenia. Se trata de un papel hecho a base de productos ecológicos que se quema mientras va desprendiendo sustancias que purifican el ambiente, aromatizan y contienen propiedades antisépticas, refrescantes y expectorantes. Los asmáticos conocen muy bien de qué se trata. Utiliza este papel para mejorar el aire que respiras.

- Miel. Una cucharadita de miel en un momento de crisis de tos, puede ayudarte a un alivio instantáneo.

- Pimienta de cayena. Mezcla de jugo de un limón, una cucharadita de miel y una pizca de pimienta de cayena.

- Tomillo fresco. Hierve el equivalente a una taza de agua con una rama de tomillo fresco durante 10 minutos. Cuela y endulza con una cucharadita de miel.

- Marrubio. Hierve el equivalente a una taza de agua con dos cucharaditas de hojas o flores de marrubio. Deja infusionar durante unos minutos, cuela, endulza con una cucharadita de miel y bebe caliente.

- Té de especias. La medicina Ayurveda, antigua medicina hindú, recomienda para la tos un té preparado con media cucharadita de jengibre rallado, dos clavos de olor y una pizca de canela.

- Caldo de pollo. Nunca olvido el consejo de una amiga de mi abuela que decía que no había nada mejor para un enfermo convaleciente de cualquier enfermedad, que un nutritivo caldo de pollo preparado sin piel y con los huesos incluidos.

- Chocolate caliente. Una deliciosa taza de chocolate caliente alivia la tos, despierta los sentidos, abre las vías respiratorias y levanta el ánimo.

- Caramelos. Los caramelos de miel, de menta y limón también pueden ser un alivio instantáneo si te encuentras en un lugar en donde no puedes prepararte un remedio casero.

Otros consejos.

- Nunca dejes de beber agua. Estar bien hidratado favorece la expulsión de las flemas.

- Vapor húmedo. El aire reseco de los ambientes no favorece a quienes padecen de tos, en especial en invierno. Se aconseja la ayuda de un humidificador.

- Ungüento. Utiliza algún ungüento mentolado o alcanforado para aplicar en cuello y pecho.

- Clapping. Si cuentas en casa con alguien que te ayude, esta técnica de palmadas en la espalda contribuye a liberar los bronquios de la mucosidad.

Recuéstate boca abajo sobre una superficie plana y dura y pide a tu ayudante que forme con sus manos una especie de copa (un hueco) con la que luego golpeará a tu espalda de manera rítmica partiendo de la base a la altura de la cintura y subiendo hacia el cuello. Repite estos golpeteos durante 10 o 15 minutos.

- Agua caliente. La ducha es un buen lugar para aflojar la mucosidad que provoca la tos. El agua caliente de la ducha genera vapor y esto te permite liberar las vías respiratorias. Respira de manera rítmica y libera la mucosidad a medida que vaya apareciendo.

Precaución: No utilices estos remedios caseros en mujeres embarazadas, que estén dando de mamar, en quienes padezcan problemas hepáticos o en niños.

En caso de que la tos persista durante más de 10 días, consulta con un médico.

¿Qué te parecieron estos remedios naturales? ¡Son excelentes!

No dejes de compartirlos.




Los 10 remedios efectivos para el hígado graso....

8 trastornos asociados al mal funcionamiento de la...

Hábitos naturales para regenerar los cartílagos de...

15 cosas asombrosas que hace el jengibre a tu salu...


Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste





  









© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.

Políticas de Privacidad