Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

9 razones para comer polenta al menos 1 vez por semana, no podrás parar de comerla.
Por Guru en Enero del 2017 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Hace 8000 años, el maíz ya constituía la base de la alimentación en América y se comenzó a cultivar en las regiones geográficas de Puebla y Oaxaca, en México.

Los habitantes de la región le daban el maíz una simbología sagrada porque consideraban un regalo divino sembrar este cereal y observar cómo se reproducía.

Hoy valoramos al maíz por cosas muy diferentes y lo hacemos porque más allá de su sabor aceptado por todos, en especial por los niños, el maíz tiene muchas propiedades que seguramente desconocías.

Vamos hablar puntualmente de la polenta, es decir; la harina de maíz, una comida muy popular que se puede preparar de distintas maneras y hasta podemos encontrarle beneficios para la salud.

Veamos que tanto sabemos de la polenta, en qué puede favorecernos su consumo y conozcamos alguna forma de servirla esta noche en la mesa.

1) ¿Hace calor? ¡Comamos polenta! La polenta tiene un efecto refrescante sobre el organismo. La energía que brinda regula los niveles de temperatura y da sensación de plenitud.

2) Ideal para celíacos: Sabemos que la celiaquía es algo que puede presentarse en cualquier momento de nuestras vidas y es por eso que debemos estar al tanto de qué alimentos podemos consumir para evitar las consecuencias de la intolerancia al gluten.

Los celíacos, tienen intolerancia al gluten porque daña el intestino delgado. Los cereales como el trigo, el centeno o la cebada afectan particularmente a estas personas y es por eso que la polenta, que es un derivado del maíz, al ser libre de gluten es un alimento que los celíacos pueden consumir.

3) Mejora el tránsito intestinal: La polenta se digiere muy bien y al mismo tiempo metaboliza las grasas de manera rápida. Esto contribuye a mejorar el tránsito intestinal y es ideal para personas que sufren de estreñimiento; además de que ayuda a reducir el colesterol alto.

4) Protege la vista: La polenta contiene carotenos y dentro de esta categoría se encuentran los antioxidantes como la luteína y la zeaxantina, que protegen las retinas de los radicales libres evitando el estrés oxidativo y el posterior deterioro macular.

5) Alivia las quemaduras: La harina de maíz diluida con agua es ideal para crear una cataplasma que calma los dolores por contusiones y las quemaduras. Esto era ya utilizado por las abuelas incas.





6) Disminuye el colesterol: El maíz contiene una gran cantidad de ácidos grasos insaturados (poliinsaturados y mono insaturados) gracias a los cuales puede contrarrestar los efectos del LDL, el colesterol malo.

7) Fuente de vitaminas: La polenta es un alimento rico en vitaminas y contiene esencialmente vitamina B3, que interviene en la formación de los glóbulos rojos y en la fabricación de neurotransmisores así como de las hormonas sexuales.

También juega un rol importante en el metabolismo de los glúcidos y en los lípidos, especialmente disminuyendo la síntesis del colesterol malo y los niveles de triglicéridos. Además, interviene en el transporte de oxígeno hacia las células.

8) Fuente de minerales: La polenta no sólo tiene vitaminas sino que también contiene numerosos minerales comenzando por el potasio que equilibra el pH de la sangre, trasmite los impulsos nerviosos y participa en las contracciones musculares.

La polenta también suma fósforo, que participa en la formación de los huesos y permite fabricar la energía de las células activando un cierto número de enzimas.

Por otra parte, la polenta es una fuente de magnesio, un mineral que interviene en más de 300 reacciones enzimáticas. Al mismo tiempo produce energía y sintetiza los ácidos grasos esenciales como el Omega3 y el Omega6. El magnesio es igualmente responsable de la correcta contracción de las fibras musculares y juega un rol esencial en el control del estrés.

También es una fuente de calcio que contribuye a reforzar nuestros huesos y nuestros dientes. El sodio de la polenta permite la transmisión de los impulsos nerviosos responsables de las contracciones musculares y equilibra la tensión arterial.

Por último, contiene una dosis importante de hierro que participa en la protección del sistema inmune, en la circulación y brinda energía.

9) Brinda energía: El consumo de polenta es sumamente beneficioso para aquellas personas que practican deportes y que para hacerlo requieren de mucha energía, al mismo tiempo de que deben digerir rápido los alimentos.

Ésta es una de las propiedades de la polenta., brinda saciedad y se digiere con facilidad. La polenta al mismo tiempo aporta fibras, hidratos de carbono y varias de las vitaminas del complejo B.

Algunas conclusiones sobre la polenta.

- Es un alimento muy completo.

- Es refrescante.

- Es económico.

- Gusta a grandes y chicos.

- Ofrece muchas variantes de preparación.

- Se puede consumir en cualquier época del año.

- Brinda saciedad de larga duración.

La cocción de la polenta.

La polenta se cocina de manera rápida y fácil. Para evitar que salpique (y queme), conservar siempre la proporción de 1 parte de polenta en seco por 4 parte de agua (en caso de que quieras hacerla más nutritiva y densa, puedes reemplazar la mitad del líquido por leche).

Una porción individual equivale a 1 taza de café en seco de polenta y con esta cantidad es suficiente para incorporar sus nutrientes.

Colocar en una olla alta 3 trazas de agua, hervir y salar a gusto. Agregar la última taza de agua para cortar el hervor y en ese momento incorporar la polenta en forma de lluvia.

En todo momento debes mezclar para que no se formen grumos.

Remover a fuego lento hasta que esté cocida según indicaciones en el envoltorio.

Retirar del fuego y agregar una cucharada de aceite a elección o una cucharada de manteca.

Una receta original.

Además de la forma tradicional de preparar la polenta, te proponemos esta receta baja en calorías y deliciosa que puedes preparar en pocos minutos.

“Galette” de polenta y parmesano:

Ingredientes:

- 250 g de polenta.

- 2 cucharadas de queso parmesano rallado.

- ½ pimiento rojo picado finamente.

- Aceite vegetal.

- Sal y pimienta.

Preparación:

- Cocine la polenta según las indicaciones antes mencionadas. Retire del fuego.

- Agregue el parmesano, el pimiento picado, la sal y la pimienta. Mezclar.

- En una fuente cubierta con papel para horno, extender la preparación hasta que tenga 1 cm de espesor aproximadamente. Dejar enfriar durante 30 minutos y cortar en porciones.

- Aceitar una sartén con rocío vegetal, colocar las “galettes” y cocinar 3 minutos de cada lado. ¡Listo!

- Acompaña con una ensalada verde o con vegetales.

Esta receta es muy saludable y requiere sólo de 40 minutos de preparación. Las proporciones rinden para 4 porciones.

¿Alguna de tus amigas conoce todos los beneficios de la polenta? Es muy útil saber que estos alimentos que nos acompañan desde la niñez se componen de vitaminas y minerales que cumplen funciones específicas.




Aprende Como Cultivar Una Planta De Jengibre En Tu...

Aprende a preparar una Tarta de Puerros casera, pa...

Combate los hongos en las uñas con vinagre de manz...

Cómo quitar el moho peligroso y olores horribles d...


Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste