Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

10 alimentos que deberias evitar consumir si padeces fibromialgia.
Por Guru en Octubre del 2017 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

La fibromialgia es una afección caracterizada por un estado de dolor crónico de los músculos. Se sabe que se trata de una enfermedad difícil de tratar y conocer una buena alimentación a adaptar para combatir los dolores puede representar un gran alivio que se va dando de manera gradual.

Los medicamentos tienden a disminuir los dolores musculares y óseos, los de las articulaciones y los tendones, la fatiga física y psíquica, la irritabilidad y los trastornos de memoria, del sueño y otros síntomas de esta enfermedad crónica tan sólo entre un 30 y un 50%. Muchos pacientes se inclinan por un modo de vida y un régimen alimentario adaptados para aliviar sus molestias un poco más.

Aprender a conocer estos alimentos que debemos evitar en caso de fibromialgia, constituye un buen punto de partida. Los pacientes afectados de esta enfermedad presentan a menudo intolerancia a ciertos alimentos que sin embargo han pasado por el test de alergia alimentaria. Un estudio demostró que 42% de los pacientes afirman que ciertos alimentos incrementan el dolor y el entumecimiento.

Aun cuando no existe un estudio científico que lo avale, ciertos alimentos o grupos de alimentos parecen tener una influencia ya sea positiva o negativa en la evolución de la fibromialgia.

Algunos expertos piensan que las células nerviosas demasiado sensibles de la médula espinal y del cerebro estarían implicadas de tal manera que los pacientes afectados de fibromialgia reaccionan al dolor. Algunos alimentos pueden desencadenar una liberación de neurotransmisores que aumenta esta sensibilidad.

Conozcamos cuáles son los alimentos que debemos evitar.

1) Aspartamo: Los alimentos endulzados con aspartamo podrían exacerbar los síntomas de ciertas personas afectadas de fibromialgia. La eliminación del aspartamo podría, según varios casos descritos en la literatura científica, contribuir a una mejora significativa. En efecto, el aspartamo es un agonista de un receptor de célula nerviosa llamada NMDA, que actúa especialmente en la percepción del dolor.

En un estudio publicado en el Journal of Rheumatology, en el año 2006, investigadores descubrieron que los pacientes afectados de fibromialgia presentan una sobreexpresión de receptores NMDA cutáneos.





2) Glutamato: El glutamato monosódico es un potenciador del sabor que encontramos en numerosos alimentos procesados y congelados en la mayoría de los restaurantes asiáticos. Los investigadores piensan que el glutamato monosódico puede intensificar los síntomas del dolor en muchas personas.

Al igual que el aspartamo, el glutamato activa los receptores NMDA. Otros investigadores piensan que se da el mismo caso en los nitratos y en los nitritos que se encuentran particularmente en los embutidos.

3) Glúcidos refinados: No existe prueba científica de que los azúcares simples y los glúcidos refinados como el azúcar, los postres endulzados, los productos de panadería o el pan blanco tengan un impacto nefasto en los síntomas de fibromialgia.

Sin embargo, muchos pacientes dan cuenta de una mejora cuando evitan estos alimentos.

Una de las explicaciones es que estos alimentos generan una elevación brusca del azúcar en la sangre seguida de una caída igual de brusca lo que contribuye a la sensación de fatiga y falta de energía. Asimismo, después de sucumbir al antojo de cosas dulces, también se suceden episodios de cansancio y fatiga lo que genera un círculo vicioso.

4) Café: Al ser un estimulante, muchos pacientes se inclinan por el consumo de café. Pero este estímulo que reciben es breve e incluso puede agravar la sensación de fatiga, sin contar con que el café eleva por un tiempo prolongado las hormonas del estrés. Según algunos trabajos preliminares, la mayor parte de los pacientes que renuncian al café sienten una diferencia en relación al cansancio y a la fatiga.

El té también contiene cafeína pero en menores cantidades, de modo que si los pacientes no se sienten afectados, pueden seguir consumiéndolo con moderación.

5) Gluten: El gluten se encuentra en el pan, las pastas, las pizzas… El gluten es un compuesto de las proteínas del trigo, la cebada y el centeno responsables cada uno de la enfermedad celíaca que afecta a una pequeña parte de la población que es intolerante al gluten.

No por padecer de fibromialgia los pacientes también desarrollan celiaquía, pero muchos médicos notan una disminución de la fatiga cuando se eliminan los alimentos que contienen gluten.


6) Levaduras: Muchos alimentos son preparados a partir de levaduras: panes, pastas, pizzas, todo producto de panadería. Algunos médicos aseguran que la levadura favorece la infección fúngica, la candidiasis, que puede provocar o agravar una gran parte de los dolores articulares y musculares que sufren ya de por sí las personas que padecen de fibromialgia. Por el momento, la ciencia no ha confirmado que haya conexión.

7) Productos lácteos: El problema con los productos lácteos es similar a los que tienen gluten porque estos activan un fenómeno de auto inmunidad en razón de su tenor en proteínas que pueden actuar en el organismo como anti genes. Muchos médicos aseguran que la eliminación de los productos lácteos y del gluten es beneficiosa para las personas afectadas de fibromialgia aunque ningún estudio ha confirmado que haya relación entre una y otra.

8) Algunos vegetales: Para los dolores articulares, muchas personas eligieron evitar ciertas hortalizas, particularmente las que pertenecen a la familia de las solanáceas. En condiciones normales, los vegetales contienen pocas calorías y son una buena opción nutritiva y sana. Pero hay quienes coinciden en que hortalizas como las papas, los tomates, las berenjenas y los pimientos, agravan la artritis y los dolores en algunos pacientes ya que contienen neurotoxinas.

9) “Comida chatarra”: Limite al máximo o directamente evite por completo todo tipo de comida rápida o cualquier cosa que se pueda comprar en distribuidores automáticos. Además de contribuir al sobrepeso y al desarrollo de malos hábitos alimentarios, estos saboteadores de la dieta pueden también irritar los músculos, perturbar el sueño y afectar el sistema inmunitario.

10) Aceite de cocina: Los aceites comunes que utilizamos para cocinar o para condimentar nuestras ensaladas, tienen altos índices de Omega6. El Omega6 genera inflamación, algo poco conveniente para personas afectadas de fibromialgia.

Los aceites a los que nos referimos son: aceite de cártamo, aceite de maíz, aceite de girasol, aceite de canola y aceite de semilla de uva. Se trata de aceites industriales que pueden ser reemplazados por aceite de oliva virgen o aceite de coco. El más recomendado; el aceite de macadamia, un aliado del corazón.


¿Qué comemos?

La primera recomendación que podemos hacer a las personas afectadas de fibromialgia tiene que ver con el descenso de peso, porque esto reduce significativamente los dolores articulares y musculares.

En cuanto a la alimentación lo más recomendable es:

- Alimentación equilibrada.

- Alimentación rica en antioxidantes.

- Omega3.

- Té verde.

- Alimentos orgánicos.

- Suficiente agua pura, sin flúor.

- Coco y aceite de coco.

- Mastique bien los alimentos antes de ingerirlos.

No dejes de compartir esta información importante para personas que sufren de fibromialgia y que tal vez desconozcan que estos alimentos son perjudiciales para su salud y su condición.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste