Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       -> Curiosidades <-

¿El azúcar provoca diabetes? Mitos y realidades.
Por Guru en Octubre del 2018 en Curiosidades

Seguinos en Pinterest

Al ser la diabetes una enfermedad que se caracteriza por los altos índices de azúcar en la sangre, es normal que nos preguntemos si consumir alimentos dulces puede ser el origen de este problema.

Lo cierto es que muchos factores influyen en el riesgo de diabetes como por ejemplo la dieta en general, la genética o el estilo de vida; pero no debemos perder de vista que consumir grandes cantidades de azúcar incrementa el riesgo.

La diabetes aparece cuando nuestro cuerpo ya no puede regular de manera efectiva los niveles de azúcar en la sangre. Puede suceder cuando el páncreas deja de producir suficiente insulina o cuando las células se vuelven resistentes a ella.

Si no controlamos los altos niveles de azúcar en la sangre y esto se vuelve algo crónico, podemos provocar complicaciones como riesgo de enfermedad cardíaca, daño neurológico, complicaciones renales y otras consecuencias graves. Es por eso que controlar los niveles de azúcar debe ser una prioridad.

Existen dos tipos de diabetes.

Diabetes tipo I: surge como consecuencia de un sistema inmunológico deficiente que ataca el páncreas y disminuye la capacidad de producir insulina. Este es un tipo de diabetes particularmente poco frecuente que tiene un origen básicamente genético y que sólo representa entre el 5% y el 10% de los casos.

Diabetes tipo II: ocurre cuando el páncreas deja de producir la cantidad de insulina necesaria o cuando las células del cuerpo no responden a la insulina que produce. Éste tipo de diabetes representa más del 90% de los casos que se ven habitualmente y que se originan principalmente por un estilo de vida deficiente y una dieta inadecuada.

¿Cómo se metaboliza el azúcar?

Cuando hablamos de azúcar, pensamos principalmente en el azúcar de mesa o en los alimentos dulces que consumimos. A esto se lo denomina sacarosa.

La sacarosa está formada por una molécula de glucosa y una de fructosa, unidas entre sí.

Cuando llegan estas moléculas al intestino delgado son absorbidas por el torrente sanguíneo. Esto eleva los niveles de azúcar en la sangre y hace que el páncreas libere insulina.

La insulina transporta esta glucosa a las células donde se metaboliza y se convierte en energía.

Pero las células sólo necesitan una pequeña cantidad para obtener la energía, de modo que el resto se transporta al hígado y se convierte en grasa que luego se almacena.

Es por eso que las ingestas elevadas de azúcar tienden a aumentar los niveles de triglicéridos que luego incrementan los riesgos de enfermedades cardíacas o de hígado graso.

Al metabolizar la fructosa también elevamos los niveles de ácido úrico en la sangre. Un exceso de ácido úrico reciente las articulaciones y puede provocar una enfermedad llamada gota.

Es decir, que consumir más azúcar de la que el cuerpo necesita para obtener energía, implica un riesgo de que se convierta en ácidos grasos que luego se almacena en distintas partes de nuestro cuerpo.





¿Podemos afirmar que el consumo de azúcar aumenta el riesgo de diabetes?

Los estudios son contundentes: las personas que beben bebidas azucaradas de manera habitual tienen un 25% más de riesgo de desarrollar diabetes tipo II.

Incluso, en las personas que no tienen sobrepeso, una bebida azucarada al día incrementa en un 13% este riesgo. Y esto se evidencia en las estadísticas que demuestran que los países con mayor consumo de bebidas azucaradas tienen las tasas más altas de diabetes tipo II, mientras que los que menos consumen tienen las tasas más bajas.

Los estudios no son concluyentes y no prueban que el azúcar provoque diabetes, pero la asociación entre uno y otro es notoria.

Lo cierto es que el azúcar puede incrementar de manera directa el riesgo de diabetes debido al impacto que ejerce la fructosa en el hígado por promover la inflamación, la resistencia la insulina localizada y el hígado graso.

Estos efectos pueden desencadenar la producción anormal de insulina en el páncreas e incrementar el riesgo de diabetes.

Pero uno de los riesgos más graves que conlleva el consumo excesivo de azúcar tiene que ver con que neutraliza la hormona leptina, también llamada “hormona de la saciedad”, evitando que registremos los alimentos que hemos consumido y provocando que sigamos comiendo en exceso. Esto evidentemente, nos conduce inevitablemente a aumentar de peso.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que el azúcar que agregamos a nuestra dieta no debe representar más del 10% de las calorías diarias que consumimos.

El azúcar natural no tiene el mismo efecto.

El azúcar natural que contienen las frutas y verduras no se incluyó en éstas durante la fabricación o el procesamiento y hace que este tipo de azúcar se digiera y se absorba de manera más lenta, algo que hace menos probable que cause picos de azúcar en la sangre.

Las frutas y verduras contienen mucha menos azúcar que los alimentos procesados. Incluso, algunas investigaciones afirman que comer al menos una porción de fruta al día reduce el riesgo de diabetes hasta en un 13%.

Las opiniones son contradictorias con respecto al jugo de fruta, ya que varios estudios encontraron relación entre el consumo de jugo de fruta y el desarrollo diabetes debido tal vez al alto contenido de azúcar del jugo que no incluye la fibra de la fruta.

De todas formas, esta afirmación no es concluyente.

Otros edulcorantes naturales como la miel, el jarabe de arce o el agave también contienen sacarosa aun cuando provengan de fuentes vegetales naturales. Es decir que, si bien son más sanos y podemos incluirlos en la dieta, deben consumirse con moderación.

¿Los edulcorantes artificiales aumentan el riesgo de diabetes?

Estos edulcorantes artificiales simplemente tienen sabor dulce, pero es un dulce que los humanos no pueden metabolizar para obtener energía, por lo tanto endulzan, pero no suman calorías.

De todas formas, los edulcorantes artificiales se han relacionado con el desarrollo de la resistencia de insulina y a la diabetes tipo II.

Las bebidas endulzadas artificialmente se asociaron entre un 25% y un 67% con el riesgo de desarrollar diabetes tipo II.

Si bien no hay resultados concluyentes con respecto a los edulcorantes artificiales y el riesgo de desarrollar diabetes, aún quedan muchas teorías por investigar.

Una idea, es que los productos endulzados artificialmente generan mayor deseo de consumir productos dulces lo que nos lleva a un mayor consumo de azúcar y al incremento de peso. Es decir, que el riesgo de diabetes surge de manera indirecta.

Factores que influyen en el riesgo de diabetes:

- Exceso de peso.

- Sedentarismo.

- Tabaquismo.

- Apnea de sueño.

- Factor genético.

¿Qué alimentación se requiere para reducir el riesgo de diabetes?

Además de reducir el azúcar agregado, podemos realizar otros cambios en nuestra dieta que ayudan a alejar el riesgo de diabetes.

- Alimentos integrales: frutas secas, frutas frescas, verduras, granos integrales.

- Consumo de café.

- Verduras de hoja verde.

- Consumo moderado de alcohol.

Sabemos que el cambio de hábitos abrupto es muy difícil de sostener, pero si su ingesta de azúcar es excesiva puede comenzar simplemente reduciendo el consumo de bebidas azucaradas, que resultan la principal fuente de azúcar agregada.

Otra forma de controlar el consumo de azúcar, es vigilar las etiquetas de los productos que consumimos y estar atentos a los diferentes nombres que se utilizan para incluir el azúcar.

Aprender a diferenciarlos, nos ayudará a reducir el consumo.

¡Muy interesante artículo, además de útil! ¿Con quién vas a compartirlo?





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste