Saludable.Guru
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Curiosidades       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Felicidad

El camino a la felicidad: Un descanso libre de culpas
Por Gastón para Saludable.Guru en Mayo del 2016 en Espiritualidad

Me estaba planteando cómo lograr salir de vacaciones este verano, y pensando si tal vez debería trabajar durante la temporada o sólo olvidarme de las vacaciones con todo lo que está pasando por aquí, y de repente, me estrellé de frente con mi base de datos de la felicidad en la que había estado trabajando durante los últimos años, así como con un viejo proverbio del Ashtavakra Gita: Aun cuando se encuentra quieto, el hombre tonto está ocupado.

Aun cuando él está ocupado, el hombre sabio permanece quieto. He aquí esta idea oriental sobre el hecho de que las grandes cosas surgen de la quietud, no del impulso. es a través del incesante correr en la rueda del hámster como parece que vemos nuestro día a día.

Ya sea que seamos un ama de casa que permanece en el hogar, o un empleado corporativo, todos queremos y necesitamos que las cosas se hagan, por supuesto. Pero vivimos en la era en la que todo parece correr a nuestro alrededor, todo el mundo está exhausto y estresado, al borde del colapso. Hemos entrado a una era en la que podemos literalmente, ser “productivos” 24/7, gracias a los celulares que viven bajo nuestras almohadas durante la noche.



Y en ningún otro momento esto se hace más evidente que en nuestras vacaciones. Los norteamericanos tienen menos días de vacaciones que cualquier otra nación desarrollada – y muchos de ellos, ni siquiera toman sus días de vacaciones. Más aun, el 91% de la gente que de hecho toma días de vacaciones, ¡terminan revisando sus correos electrónicos en esos días! Están, literalmente, en un punto en el que nunca se detienen.

Hay una razón para eso, por supuesto. El investigador en psicología cultural, Hazel Markus y Geert Hofsteder han demostrado que la cultura norteamericana, un cúmulo de normas construidas a lo largo del tiempo, como un sistema de creencias, tiene gran influencia en las perspectivas y actitudes de los individuos. Para los norteamericanos, la tendencia a esforzarse hasta el cansancio tiene mucho que ver con la ética de trabajo protestante – la noción de que se tienen que probar a ellos mismos a los ojos de Dios. Más aun, la cultura norteamericana, como una cultura inmigrante, está influenciada por sus ancestros altamente laboriosos. Estas normas culturales fueron desarrolladas mucho antes de que incluso fuera posible laborar el número de horas que se laboran en la actualidad.

Lo que resulta irónico, es que la tendencia de trabajar más horas, no necesariamente se traduce en una mayor productividad que en la contraparte europea. De hecho, cuando miramos hacia la ciencia, los sabios orientales tenían la razón: El esforzarse hasta el cansancio con fines de productividad, puede resultar contraproducente. Si de hecho hacemos un poco menos, pasamos más tiempo libre, divirtiéndonos y desconectándonos de nuestro horario laboral, no solo terminaremos adquiriendo un mejor desempeño, sino también siendo más felices.

Si no quieres tomarte un descanso por ti, hazlo por tus hijos. ¿Por qué? Una encuesta reciente de Directivos, abordó los principales atributos que los altos mandos buscan en sus empleados, y se obtuvo el siguiente resultado:

Su creatividad. Esto no debería ser una sorpresa, dado que las necesidades de una compañía se basan en innovar y ser un parteaguas para la industria. Sin embargo, durante las dos últimas décadas se ha demostrado una verdadera crisis de creatividad en las generaciones más jóvenes. Mientras que los niveles de IQ permanecen iguales o incluso aumentan, los índices de creatividad han caído dramáticamente. Es probable que un contribuyente plausible sea nuestra tendencia a trabajar demasiado.

¿Cuándo nos encontramos en nuestro punto más creativo? Cuando nuestras mentes se encuentran en modo delta: ese momento en que sueñas despierto, justo antes de dormir, cuando estamos tomando una caminata (¡sin estar mirando el teléfono!), o cuando estás divagando. Es justo “ese” momento durante la ducha. Los niños son maestros de la creatividad, ya que tienden a soñar despiertos más a menudo. En la actualidad, es posible que los adultos pasen el día entero sin entrar a ese estado de ensoñación en lo absoluto.

La buena noticia es que todos tenemos creatividad, sólo necesita un poco de tiempo libre de trabajo y de las pantallas de los dispositivos. Otra actividad para incrementar la creatividad es divertirse. Los humanos son los únicos mamíferos que dejan de jugar cuando han alcanzado la etapa adulta, así que tomemos una lección de nuestro perro o gato. Es justo cuando jugamos y reímos, que generamos esas emociones intensas y positivas que hacen que el cerebro se estimule y nos ayude a abordar problemas desde una nueva perspectiva.

Diversificar tus experiencias también puede ayudarnos a ser más innovadores. Las investigaciones demuestran que aquellos estudiantes universitarios que eligen pasar un semestre navegando o visitando algún país lejano alcanzan un mayor índice de creatividad que sus compañeros de clase, quienes permanecen en el campus. ¡Deja que esto se vuelva una excusa para finalmente tomar ese viaje a Honduras con el que has estado soñando!

Las investigaciones también han demostrado que cuando te desconectas completamente del trabajo mientras estás en tu tiempo libre (esto implica no revisar tus correos mientras estás en casa o de vacaciones), es menos probable que te satures y seas más productivo al volver al trabajo. Es mucho mejor que te dediques por completo a ti los fines de semana, en vez de que intentes aferrarte al trabajo antes de que inicie la nueva semana laboral.

Si eres un ama de casa, esto puede tomar forma pasando un poco de tiempo alejada de los chicos, sin sentirte culpable, para recargar baterías y volver al trabajo con mayor entusiasmo, energía y alegría.
Otra manera de llevar a cabo más cosas con menos energía es hacer esas tareas arduas (ya sea que estés intentando ejercitarte o escribir un libro), por la mañana. Las investigaciones demuestran que nuestro poder de voluntad es mayor en la mañana, así que es cuando todo te costará un menor esfuerzo.

Y finalmente, otra manera de hacer nada para lograrlo todo, es a través de la meditación. Un sinnúmero de estudios ha demostrado que la meditación puede incrementar nuestro nivel de atención, concentración, y memoria.

Puede ayudarnos a ser más productivos y a estresarnos menos. Así que dedica unos cuantos minutos a respirar y vaciar tu mente, y después decide en donde dejarás tu celular la próxima vez que tomes vacaciones.



Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste





  


Saludable.Guru en tu celular