Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

¿Te afecta la mirada de los otros? Puede ser indicio de que eres una persona hipersensible
Por Guru en Noviembre del 2018 en Espiritualidad

Seguinos en Pinterest

Hace un tiempo, cuando hablábamos de hipersensibilidad, tendíamos a desviarnos a la palabra “sensiblería”. E inmediatamente, la hipersensibilidad se transformaba en algo negativo. Una especie de sentimentalismo exagerado, afectado y que hasta parecía fingido.

Hoy, los conceptos han cambiado y se ha estudiado la hipersensibilidad al punto de que podemos determinar ciertas características en las personas que las vuelven muy especiales.

No todo el mundo es hipersensible, pero cerca del 20% de la población mundial posee efectivamente algunos rasgos característicos de la hipersensibilidad, como por ejemplo:

¿Te deshaces en lágrimas con cualquier comedia romántica?

¿Un colibrí aleteando sobre una flor te parece un espectáculo único?

¿Encuentras siempre el lado bueno de las cosas?

¿Eres sensible a la mirada de los otros?

¿No soportas la injusticia?

¿Le encuentras siempre un sentido a cada situación?

Si la mayoría de tus respuestas fue “sí”, entonces formas parte del grupo de personas hipersensibles. A menudo, ser hipersensible es presentado como un problema, sin embargo, esto no tiene nada de patológico, es simplemente un rasgo del temperamento.

Seres excepcionales.

Cualquiera diría que nadie va a tomar en serio a alguien que se emociona por todo. ¡Error! Las lágrimas no necesariamente son signos de tristeza ni de debilidad. Muchas veces son simples señales del cuerpo que exterioriza lo que siente. ¿Sabías que los hipersensibles están menos expuestos a las enfermedades psicosomáticas? Esta sensibilidad extrema es digna de envidia, porque el hipersensible se autoriza a ser él mismo y controla sus emociones expresándolas.

¡Eso es sin duda cien veces mejor que desarrollar una úlcera por guardarse todo!

No es simple determinar cuáles son las características distintivas de las personas hipersensibles, ya que no hay dos hipersensibles idénticos. No obstante, aquí tenemos una lista de las características que pueden ayudarte a descubrir si eres hipersensible.

1) Sientes empatía. Te preocupas por los otros y estás pendiente de ellos al punto de desear fervientemente que sean felices.

2) Eres emocional. ¡Te dominan todas las emociones! Y las vives intensamente. Tienes la sensación de que siempre vas de un extremo a otro y nunca navegas en aguas tranquilas. De afuera se te ve como alguien calmo, mientras que la atormenta va por dentro.

3) Eres intuitivo, pero al mismo tiempo te gusta analizar una situación o un problema antes de tomar una decisión.

4) Eres un poco solitario. Te gusta disfrutar de tus momentos de soledad, no porque no te guste la gente, sino porque a veces no te sientes del todo a gusto en algunas situaciones.

5) No te gusta estar muy solicitado. Cuando las demandas vienen de todas partes y te tienen como objetivo, sientes que entras de a poco en pánico. Te parece que vas caminando sobre una cuerda floja y no te gusta esta sensación. Prefieres hacer una cosa a la vez y no sentirte invadido por las demandas de los otros.

6) Te molesta el alboroto. Eres de las personas que sientes que los ruidos te agreden, de modo que si puedes, trabajas en silencio y con la puerta cerrada.

7) Te sumerges con facilidad en tus propias emociones y las de los demás. Eres como una especie de “esponja” y captas todo lo que sucede a tu alrededor.

8) Eres minucioso e incluso con una cierta tendencia al perfeccionismo al punto de que te preocupan los pequeños detalles, pero, sobre todo, te preocupa todo lo que pueda afectar los sentimientos y el bienestar de los demás.

9) No aceptas tus propios errores. Eres duro contigo mismo y tienes tendencia a volver sobre lo que hiciste o no hiciste. Tienes tendencia a criticarte severamente.





10) A menudo eres ansioso o te sientes estresado porque no puedes controlar las emociones que te molestan en tus actividades cotidianas. Esto le sucede a todo el mundo, pero en los hipersensibles, se potencia.

11) Eres receptivo. Una de tus mejores cualidades es que sabes escuchar a los demás. Te preocupa realmente lo que los otros tengan para compartir y esto te convierte en un confidente muy solicitado.

12) No te gusta tomar decisiones terminantes. Aunque trabajas bien en equipo, no eres quien tenga la última palabra ni quien tome las últimas decisiones.

13) Te emocionas con facilidad. Frente una puesta de sol, la foto de un amigo, una canción o un recuerdo cualquiera que te venga a la mente, rápidamente se te estruja el corazón.

14) Un pensamiento o una idea te inquietan con facilidad. Estas cosas pueden ocupar un lugar muy importante en tu cabeza e impedir que funciones normalmente. A veces incluso, puedes ser irracional y complicar ciertas situaciones sin quererlo.

15) Conservas muchas heridas de pruebas pasadas y te cuesta caer en la cuenta de lo que sucede. A menudo esto te hace sentirte expuesto y sin protección contra las vicisitudes de la vida y las emociones que todo eso representa.

Aceptarse.

Ser hipersensible puede ser maravilloso y colmarnos de dicha, siempre y cuando, asumamos que tenemos esta característica tan especial.

Quienes no aceptan su extrema sensibilidad van a tener que convivir con emociones penosas como la vergüenza y la incomodidad. En el día a día, esto se volvería algo insoportable.

Debemos hacer un trabajo sobre nosotros mismos cuyo objetivo sea desdramatizar esta característica y transformar la “hipersensibilidad enemiga” en “hipersensibilidad aliada”.

Los hipersensibles que se autorizan a ser como son, resisten mejor el estrés y son los que han encontrado una válvula de escape que los ayuda a liberarse de la presión que, de otra manera, los haría derrumbarse.

¿Te sentiste identificada? Comparte con todos los que crean que ser sensibles o muy sensibles es una desventaja. ¡Cuenta tu experiencia!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste