Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

¿Quieres alejarte del estrés? El Cocooning puede ser lo que necesitas.
Por Guru en Octubre del 2018 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Algunos creerán que es una moda, un estilo de vida, una tendencia o simplemente una filosofía, pero independientemente de lo que cada uno piense, el “Cocooning” puede ser una mezcla de todo esto y al mismo tiempo la respuesta para quienes quieren alejarse del estrés.

Se trata de un momento del día en el que buscamos la calma en un mundo que se mueve sin cesar y en el que necesitamos crear algunos instantes para la meditación y para nosotros mismos. Realizar esas cosas que nos hacen bien, que nos relajan dentro de un ambiente seguro y en el que nos sintamos cómodos.

“Cocooning” significa “capullo”, y comienza cuando llegamos a nuestra casa y cerramos la puerta. Al igual que dentro de un capullo, nos introducimos dentro de una atmósfera segura y tranquila y ponemos una barrera entre el mundo exterior y nosotros mismos.

¡Llegamos! En este lugar hecho a nuestra imagen y en donde sentimos que nada puede alcanzarnos, nos ponemos cómodos, nos quitamos los zapatos y apagamos el teléfono móvil.

Llegó el momento de poner esa música que nos gusta, perfumar el ambiente y crear la atmósfera ideal para distendernos. Podemos empezar por tararear la música que escuchamos, respirar profundo, liberar las tensiones y disfrutar el momento.

Esta práctica consiste en dejar que el tiempo transcurra sin imponernos nada y si decidimos realizar alguna tarea, realizarla lentamente, y aprovechando las sensaciones y el bienestar que eso nos genera. El simple hecho de prepararnos un café “en cámara lenta”, puede ser una experiencia agradable y amena.





El “Cocooning” se resume en no hacer nada y disfrutarlo. A veces, asumir esta inactividad requiere de un esfuerzo, porque simplemente estamos tan atados a la rutina y al ritmo que esta rutina impone, que es muy difícil bajar la velocidad y concentrarse en disfrutar de un momento de no hacer nada. Pero cuando lo intentes, y lo pongas en práctica, no sólo verás que podrás incorporar este hábito en poco tiempo, sino que además, los beneficios que aporta la calma de un momento único para nosotros mismos, se transforman en herramientas para obtener tranquilidad y sensación de paz. ¿Acaso no necesitamos todos un poco de eso?

Cada vez más personas se inclinan por esta práctica que puede parecer una forma de aislarse, pero que no apunta a eso en absoluto sino a apropiarse de unos pocos momentos para pensar, relajarnos y disfrutar.

Las nuevas tecnologías hacen un aporte invaluable al “Cocooning”, porque nos permiten hacer muchas cosas sin necesidad de salir de nuestra casa: Comunicarnos, informarnos, trabajar, etc.

¿Todavía no logras visualizarlo? Vamos a ponerlo en ejemplos concretos.

Crear un ambiente “Cocooning” es muy sencillo. Música agradable con el volumen apropiado, velas, inciensos, un baño de burbujas y sales aromáticas, un buen libro, rodearse de las cosas que nos gustan, el aroma de una comida casera… Todo eso genera el ambiente apropiado para para reflexionar sobre nuestra vida, dedicarles tiempo a las cosas que no gustan como tocar un instrumento, dibujar o escribir una carta a alguien que hace mucho tiempo no vemos.

Recostarnos en nuestro sillón preferido con una copa de vino, un humeante café y un trozo de ese chocolate que tanto nos tienta. ¿Por qué no aprovechar para volver a mirar esas fotos que tanto nos gustan, u organizar un picnic con nuestros hijos sobre la alfombra? Todo lo que nos permita sentirnos bien y cree una armonía con la que nos sintamos a gusto, es bienvenido.

Estas «mini vacaciones» que tomamos durante algunas horas renuevan nuestra energía y nos vuelven más receptivos a otras personas cuando volvemos a tomar contacto con ellas. Incluso nos hacen más productivos con nosotros mismos.


“Cocooning” sin culpa.

Unas cuantas horas en pijama, leyendo tu revista favorita y saboreando algo con unas cuantas calorías demás, no tendrán un gran impacto en tu futuro. En cambio, sí van a influir estas horas que dedicamos a dejarnos llevar, en nuestra capacidad para generar nuevas ideas y renovar energías.

¿Vemos que las tareas se acumulan mientras nos relajamos? Por supuesto que nos vamos a asegurar de que nuestra familia tenga la comida servida o una cama confortable donde dormir esa noche, pero debemos recordar que el “Cocooning” consiste en concedernos a nosotros mismos un tiempo de descanso haciendo lo que nos gusta, aun cuando queden cosas pendientes.

Pero, ¿qué pasa si la forma de “Cocooning” no consiste en leer, escuchar música y desconectarnos del mundo exterior? Algunos viven esta práctica de maneras diferentes. Tal vez saliendo a andar en bicicleta en soledad para pensar, disfrutar del sol en un parque o recorrer una parte de la ciudad que nunca antes hayas visitado.

Lo importante, es descubrir lo que nos gusta y sacar provecho de eso.

¿Qué te parece la práctica del “Cocooning”? ¿Ya lo probaste? ¡Cuenta tu experiencia y comparte!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste