Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

¿Como saber si es hora de cambiar de médico? Una guía para encontrar la respuesta.
Por Guru en Julio del 2017 en Buenos Hábitos

La relación que los pacientes tenemos con nuestros médicos invariablemente con el correr del tiempo va cambiando. Todos sabemos que establecer un vínculo con el profesional que nos asiste es importante. Pero, ¿qué pasa cuando sentimos que tenemos la necesidad de romper este vínculo?

Aquí se nos plantean muchos interrogantes sobre si estamos tomando la decisión correcta, si es el momento adecuado, si encontraremos otro profesional que nos agrade y muchas cosas más.

Tomar esta decisión no es fácil y nos resulta embarazoso separarnos definitivamente de alguien que nos acompañó durante un tiempo prolongado en cuestiones importantes relacionadas con la salud.

Aquí veremos tres situaciones claves por las cuales es indispensable cambiar de profesional:

1) Para un adulto, médicos de adultos.

Si ya cumpliste 20 años y sigues concurriendo a ver al pediatra que tuviste desde que naciste, es hora de cambiar de profesional. Ya no eres un niño y en consecuencia, necesitas ver a médicos de adultos. Esta dificultad surge sobre todo en los padres, a quienes les resulta duro desprenderse del pediatra porque también implica asumir que sus hijos han crecido. Es importante conversar con ellos al respecto durante la adolescencia y explicarles que esta transición es necesaria, ya que otro tipo de profesional atenderá cuestiones que tienen que ver con los cambios físicos que experimenta invariablemente cada ser humano.

2) El especialista adecuado.

Muchas personas conservan un médico de cabecera, o médico de familia durante mucho tiempo pero llega un momento en el que ya no está al alcance de este médico supervisar cuestiones mucho más específicas que usted deba tratar; de modo que es necesario recurrir a un profesional especializado que atienda su patología y en quien usted pueda confiar.

Es decir, que si usted padece una enfermedad crónica como diabetes o artritis reumatoide su médico de cabecera no podrá supervisar tratamientos específicos, de la misma manera que no sabrá administrar la medicación indicada para estas patologías tan puntuales.

3) Distintas maneras de ver las cosas.

Todos coincidimos en que la confianza en un médico es lo primero y sin eso ningún tratamiento terapéutico llegará buen puerto. Los médicos deben ser profesionales, en eso estamos todos de acuerdo, pero también deben ser seres humanos dispuestos a escuchar los problemas que rodean la enfermedad de un paciente.

Si usted considera que su médico tiene un trato demasiado distante, que no respeta determinados valores que para usted son fundamentales o siente que el tratamiento que le administra no se corresponde con sus necesidades personales, tal vez es hora de buscar un nuevo profesional con el cual sentirse a gusto.

Algunas señales de advertencia.

Otras consideraciones a tener en cuenta a la hora de tratar con un profesional de la salud es la relación de empatía que debe generarse para que los tratamientos sean exitosos. Si por algún motivo usted no confía plenamente en su médico no trasmitirá de manera adecuada su sentir y esto incluso podría significar el fracaso de un tratamiento.

El respeto y el velar por los sentimientos del otro son claves y hacen también al buen profesional de la salud. Si usted nota algunas de estas señales de advertencia que veremos a continuación, tal vez es hora de pensar en un cambio de profesional.

- El médico cancela la cita: Todos podemos tener una situación de emergencia o un contratiempo que nos harán cambiar los planes, y entonces usted se decepciona cuando llega a la consulta y se encuentra con que su médico tuvo que cancelar el horario del encuentro que tenían previsto. Pero si esto ocurre de manera muy frecuente puede ser un llamado de atención en cuanto a la seriedad del médico como profesional.

- El médico no es claro: Si usted nota que el médico le indica exámenes para realizar, estudios o tratamientos o le administra medicamentos sin explicarle de forma detallada en qué consiste y para qué sirven, se genera una situación de desconfianza que impide una relación relajada con su profesional. En resumen, si su médico no es claro a la hora de hablar de su salud, es momento de tomar una decisión al respecto.

- Usted no confía en su médico: Este punto está muy ligado con el anterior, pero le agregamos al hecho de que usted no se siente a gusto con el profesional el hecho de que le cuesta hablar de determinadas cuestiones íntimas y no transmite a su médico todo lo que le sucede o todo lo que siente. Esto quiere decir que usted no ha generado con este profesional una relación de empatía y de confianza suficiente como para volcarse por completo. Si esto le sucede, cambie de médico.

- Su médico evita a otros profesionales: Si usted recibe un tratamiento en el que debe combinar dos aspectos de su salud diferentes, y en consecuencia necesita de dos profesionales distintos para cada especialidad; es normal que ambos médicos intercambien pareceres u opiniones con respecto a su salud. Si su médico evita entablar una relación profesional con otro especialista en función de lo que será bueno para su salud, procure tomar distancia.

Invirtiendo roles.

Tal vez llegó ese fantástico momento en el que usted se siente a gusto con el profesional elegido y considera que este médico lo satisface por completo. Pero, ¿qué pasa cuando el profesional desiste de asistirlo en su tratamiento? Esto puede suceder y debemos saberlo.

Veamos algunas de las causas por las cuales los especialistas dan por terminada la asistencia a un paciente:

- El tratamiento ha concluido: Esta en realidad es una muy buena noticia. Si su tratamiento ha terminado es porque su salud ha mejorado significativamente de modo que ya no necesita seguir siendo asistido por un profesional específico. Y es en ese momento que su médico le recomienda volver a tratarse con su médico de cabecera de siempre o médico de familia.

- El médico ya no estará disponible: Muchas veces no pensamos en estas cuestiones pero suelen suceder de manera mucho más frecuente de lo que creemos. Posiblemente hayamos encontrado a un médico excepcional, pero debemos lamentar que se jubile o que se mude a una ciudad muy alejada o que el seguro médico que lo asiste ya no tenga acuerdos con este profesional. Conclusión; debemos buscar a otro.

Si este es su caso asegúrese de proveerse de un resumen de historia clínica o de cualquier otro dato importante que le trasmitirá al próximo profesional que lo atienda.

- Usted no asiste a sus citas: El éxito de un tratamiento es el resultante de un buen profesional y un buen paciente. Ya todos sabemos a qué nos referimos con buen profesional, pero no todos saben qué significa ser un buen paciente. Si usted tiene cita con su médico en un día y horario ya fijado por ambos debe asumir la responsabilidad de asistir en tiempo y forma o de comunicarle a su médico que ha surgido un contratiempo y no podrá visitarlo. Esto hace simplemente al respeto entre personas.

- Usted no respeta las indicaciones de su médico: Su médico es un profesional abnegado, dedicado y responsable, pero usted no cumple con las indicaciones que su médico establece. Este es un buen motivo por el cual muchos médicos desisten de la atención de determinados pacientes que se niegan a seguir los tratamientos y cumplir con exámenes a realizar o a tomar la medicación administrada.

- Usted tiene un maltrato con su médico: De la misma manera que si usted recibe un maltrato de parte de su médico o de alguna de las personas que trabajan con él, usted decidiría tomar distancia, el médico también puede decidir finalizar con su tratamiento al menos en lo que a él respecta sí recibe de su parte un trato grosero e irrespetuoso.

Encontrar al profesional ideal y que colme todas nuestras expectativas no es sencillo. No olvidemos que el médico es también una persona. Pero también es importante adecuarse a un profesional en particular porque no será saludable ir de médico en médico mientras usted está realizando un tratamiento que necesita seguir de acuerdo a su problema de salud. Si cambia de profesional asegúrese de contar con todos los registros médicos e historia clínica necesarios para que el próximo profesional que lo asista cuente con toda la información necesaria para ayudarlo en todo lo que pueda.



Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste





  


Saludable.Guru en tu celular






























© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.

Políticas de Privacidad