Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       -> Curiosidades <-

Cultiva tu propia planta de arándanos; pequeños frutos con grandes beneficios.
Por Guru en Junio del 2017 en Curiosidades

¿Te gustan los arándanos? Si la respuesta es sí, entonces es una buena noticia porque esta fruta deliciosa y tan pequeña está colmada de importantes beneficios para la salud.

Cuesta creer que en un fruto tan pequeñito se puedan concentrar tantas propiedades, pero lo cierto es que estas bayas que pueden ser negras o rojas tienen en algunos casos mayor cantidad de vitamina C que muchos cítricos. En especial cuando se trata de las bayas silvestres que son una fuente de fibra inmensa, importantes para mejorar el tránsito intestinal.

Además, poseen minerales como hierro, calcio y potasio como así también caminos de acción astringente y distintos ácidos orgánicos.

Pero una de las mayores riquezas que encierra los arándanos es la abundancia de pigmentos naturales que tienen efecto antioxidante. Los antioxidantes cumplen una función muy específica en el organismo ayudándonos a prevenir el envejecimiento prematuro y múltiples enfermedades.

También intervienen en la formación de colágeno y el fortalecimiento óseo que abarca no sólo los huesos sino también los dientes, uñas y cabello.

El potasio, uno de los minerales que más abundan en los arándanos son necesarios para la transmisión y generación de los impulsos nerviosos, para equilibrar el agua dentro y fuera de las células y para mejorar la actividad muscular.

¿Qué te parecería contar con una planta de arándanos en tu casa?

De esta manera, tendrías una fuente inagotable de frutos deliciosos y llenos de beneficios para consumir cuando quieras durante todo el año.

Y como cada vez más personas se inclinan por lo orgánico y lo natural, nada mejor que tener un fruto libre de pesticidas y agroquímicos para un consumo seguro y saludable.

Algunos de los beneficios adicionales de los arándanos son:

- Reducen el colesterol en la sangre.

- Mejoran la función cerebral.

- Mejoran la memoria por acción de los antioxidantes.

- Son bajos en calorías.

- Tienen altas concentraciones de fibra dietética.

- Son una fuente importante de vitamina C y vitamina K.

- Reduce la presión arterial.

- Disminuyen los riesgos de trastornos cardíacos.

Seguramente todos estos beneficios que acabamos de contarte de los arándanos te convencieron de que hoy mismo, siguiendo estas simples instrucciones, puedes cultivar tu propia planta de arándanos en tu casa, tú mismo.

En primer lugar el sitio adecuado. Si tienes un jardín, procura que tu planta se ubique en un lugar donde siempre reciba luz, pero si vives en un departamento o en un lugar en donde no tienes jardín puedes utilizar macetas amplias con drenaje en donde utilizarás tierra de alta calidad.

Los mejores momentos del año para plantar arándanos son el otoño o la primavera. Puedes comenzar tu planta de arándanos desde semillas o a partir de plantines. En ambos casos, las macetas deben ser amplias para que la planta tenga lugar para expandirse.

Los arándanos necesitan un suelo ácido y para obtenerlo puedes agregarle a la maceta o a la tierra turba, harina de semilla de algodón o utilizar un abono hecho con cortezas y hojas de pino. La fibra de coco también puede utilizarse en este sentido.

Simplemente siembra tu semillas como a 10 cm de la superficie o coloca tu plantín en la tierra y cuida de que reciba permanentemente sol.

El frío del invierno puede afectar a tus plantas que se encuentran en macetas, porque el frío no se distribuye de la misma manera que en tierra firme. De modo que puedes poner tu maceta al abrigo durante las épocas de bajas temperaturas.

El riego también es importante. Pero debemos cuidar de que la tierra siempre esté húmeda sin llegar a un exceso de agua porque esto dificultará el crecimiento de las plantas y hará que sea más lento.

En el caso de que estén plantados en tierra firme la misma tierra oficiará de drenaje, pero en caso de que se encuentre en maceta esto es algo que debes cuidar muy especialmente.

¡Tu planta de arándanos ya está en marcha!

Cuando de la planta comiencen a surgir los primeros brotes, puedes podar las más pequeñas de la base para darle así más fuerza y vigor a las más grandes. Esto es un indicio de salud de la planta.

Siempre debes retirar las ramas muertas y el exceso de fructificación, para lograr frutos grandes.

Uso de fertilizantes:

Es indispensable usar fertilizantes orgánicos para evitar dañar los arbustos, e incluso la planta de arándanos es posible que necesite una cuota adicional de azufre granulado para mantener la acidez ideal del suelo.

Un buen cuidado de la planta te asegura que pueda vivir entre 4 y 5 décadas y brindarte frutos casi de forma permanente.

Anímate a hacer crecer tus propias plantas de arándanos en tu casa para disfrutar de su sabor particular y de todos los beneficios que tiene reservada esta fruta para nuestra salud.



Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste





  




Saludable.Guru en tu celular






























© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.

Políticas de Privacidad