Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

La depresión podría ser, en algunos casos, un síntoma de enojo.
Por Guru en Noviembre del 2018 en Espiritualidad

Seguinos en Pinterest

Para algunas personas estar triste es un estado permanente, y este estado de tristeza que lentamente se convierte en depresión tiene un origen basado en la ira y el enojo.

Los estados depresivos en algunas personas van y vienen, son cíclicos y se dan por épocas. Pueden durar una o dos semanas, pero siempre surgen como consecuencia de la ira.

Afortunadamente, algunos logran identificar estos momentos y “se preparan”.

Esto nos hace pensar que la tristeza y la melancolía no son los únicos signos de depresión porque después de un hecho que nos llena de enojo, que nos indigna y que saca lo peor de nosotros, pueden sobrevenir momentos de angustia que poco a poco se van transformando en depresión.

Culturalmente, hace muchos años, la depresión era un mito e incluso se lo tomaba como un síntoma de algún problema físico u orgánico. Esto nos llevaba a una sensación indefinida de sensibilidad y pesadez que muchas veces hacía pensar a otros que sólo se trataba de manifestaciones para llamar la atención, actitudes de personas egocéntricas o con intenciones de destacarse por sobre los demás.

Pero lo cierto es que estas personas que en algún momento o por alguna circunstancia se llenan de odio y rabia, consumen toda su energía en estos sentimientos negativos y luego aparece una sensación de vacío y desesperación que es la antesala al estado depresivo.





Lamentablemente, quienes se ven sumergidos en estos sentimientos negativos no logran identificar que en realidad están enojados con algo o con alguien y entonces no logran curar o solucionar la verdadera raíz del problema.

Porque de la misma forma que la ansiedad no es energía nerviosa, miedo o timidez o el desorden bipolar no es una característica de gente ciclotímica, la depresión no es solamente tristeza.

Una de las partes más perjudiciales de esta situación, es que las personas no están bien diagnosticadas y en consecuencia los tratamientos no son los adecuados.

Quienes sufren de una depresión generada por la ira o el enojo, muchas veces no logran identificar la conexión que existe e incluso se resisten a pensar que se sienten deprimidos porque en realidad están enojados. Incluso la depresión postparto podría ser en algunos casos, un síntoma de enojo.

No es de extrañar que cuando la ira y el enojo ceden o desaparecen, la depresión también lo hace. Esto no es normal en términos de depresión, ya que la depresión es algo a lo que llegamos lentamente, se instala durante un tiempo y luego se va. Mientras que en estos casos la depresión es fluctuante y sobreviene después de un episodio de enojo.

Tal vez esto te haga reflexionar y te haga pensar que tus estados depresivos que aparecen de a ratos, tengan que ver con algo que te molesta, que te enoja, algo que te hirió y que no supiste canalizar de otra manera. Tal vez la ira sea una señal de advertencia que nos permita estar advertidos sobre el estado depresivo en el que caeremos una hora después o un día después.

Esta quizás sea una nueva forma de identificar los sentimientos y las emociones y un primer paso para poder entender que estas señales en realidad son una ayuda.

Poder entender cómo funcionamos es el primer paso para superarnos a nosotros mismos.

¿Crees que la ira y el enojo estén ligados a la depresión? Cuenta tu experiencia y comparte esta información.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste