Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Cómo educar a un niño para que le encante la lectura
Por Guru en Enero del 2019 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Aprendizaje, descubrimientos, empatía, imaginación, juegos… son inmensas las ventajas que podemos obtener de la lectura y muchas más, cuando se trata de compartirla con nuestros hijos. Porque leer, es mucho más que contar una historia, es la ocasión perfecta para reunirnos a hacer algo juntos, abrir las puertas de la imaginación, construir ideas y desarrollar la memoria.

La lectura es una de las mejores “inversiones” que podemos hacer en nosotros mismos a lo largo de nuestra vida, y si empezamos a amar esta hermosa actividad desde la infancia, tanto mejor.

Gracias a la gran cantidad de conocimientos que nos ofrece, la lectura permite mejorar nuestras competencias a distintos niveles ya sea en el aspecto profesional, familiar o social.

Pero como padres, algunas veces nos planteamos de qué manera podemos fomentar la lectura en nuestros niños para que se beneficien con todo lo que esta hermosa actividad aporta. Y siempre debemos tener en cuenta que desde la primera edad, los niños deben conectar los momentos de lectura con momentos de placer, de intercambio, de juego y de conexión.

La lectura ofrece numerosas ventajas.

- Comunicar.

- Compartir ideas.

- Descubrir emociones y aprender a nombrarlas.

- Comprender instrucciones.

- Sumergirse en el universo de la imaginación.

- Desarrollar la paciencia y la capacidad de concentración.

- Fomentar la memoria.

- Acumular información y conocimientos.

- Desarrollar la capacidad de análisis.





La lectura es un buen medio para reconfortar, jugar y aprender.

¿Sabías que tu voz es capaz de reconfortar a tu hijo y hacerlo sentir seguro? Este momento es ideal para estrechar lazos y unirnos más. Una forma ideal de terminar el día es leyendo su cuento favorito antes de irse a dormir.

También es momento propicio para convertir el momento de la lectura, en un juego. Si tienes oportunidad, utiliza libros interactivos con imágenes en relieve o con sonidos y cambia la voz o las caras de acuerdo a las situaciones y a los personajes. ¡Es un momento para que todos se diviertan!

Y más allá de divertirnos con una historia, la lectura puede ser el medio para aprender cosas nuevas. Los colores, los nombres de las cosas y de los animales, el tamaño, las formas… un inmenso abanico de palabras nuevas pueden aparecer en un cuento, que contribuirán a incrementar su vocabulario.

Pero, ¿cómo podemos lograr que nuestros hijos se interesen en la lectura por sí mismos? ¿Existe manera de que busquen en su biblioteca un libro para leer por voluntad propia?

¡Claro que sí! Fomentar la lectura en nuestros hijos es algo que también se enseña y nunca debe ser una obligación. Para animarlos a desarrollar el amor por la lectura, pueden poner en práctica estos interesantes consejos.

1) No dejes ver tanto a los niños como a los adultos, que la lectura es algo aburrido. Para despertar el interés por leer, es importante conocer el interés de cada uno y proponer libros que se ajusten a eso. Esta es la mejor manera de iniciar a nuestros hijos a querer saber más y adquirir nuevos conocimientos.

2) Otra buena manera de promover la lectura, consiste es comentar con tus hijos sobre lo que leyeron. Pedirles que cuenten qué parte les gustó más o cuál de todos los personajes le pareció más interesante. Esto te permitirá saber si hicieron una nueva interpretación del texto y conocer mejor sus gustos, para proponerles textos similares o diferentes.

3) Establecer un horario para la lectura, puede ser una excelente manera de adquirir el hábito, haciendo hincapié en que esta actividad constituye una parte esencial de la rutina diaria. Poco a poco, cuando la rutina se afiance, los niños se sentirán motivados a hacerlo por sí mismos.

4) Es importante tener en cuenta la diversidad. Por regla general, sabemos que los niños no se interesan por un único tipo de lectura, sino que les gusta explorar y conocer. Ofréceles distintas alternativas para ampliar sus gustos y elecciones.

5) Un buen consejo consiste en leerles historia de personajes de la vida real que hayan sido exitosos o que hayan hecho grandes logros. No olvides que a los niños les fascinan las historias sobre “héroes” y si son verdaderos, mucho mejor.

6) Cuando las historias son interesantes, despiertan en nuestros hijos la curiosidad por saber más y aprender más sobre lo que leyeron o sobre los personajes de ese libro. Una buena oportunidad para animarlos a seguir leyendo.

7) Un error que muchos padres suelen cometer, es utilizar la lectura como método de castigo o penitencia. Si los niños se sienten obligados a leer como parte de una sanción por haber cometido una falta, asociarán la lectura a algo negativo.

Leer y escribir, van de la mano.

Pero si vamos a hablar de leer, no podemos dejar de lado la escritura, con quien está íntimamente ligada.

Los niños que leen tienen mejor caligrafía, mejor ortografía, mejor redacción, mejor vocabulario e incluso, mejor rendimiento escolar.

¿Por qué no combinar ambas actividades?

- Pídele a tu hijo que escriba una carta a algún familiar y que te lea lo que ha escrito.

- Anímalo a escribir un cuento en donde él sea el personaje principal.

- Pídele que cuente por escrito algo interesante que haya sucedido esa semana.

Toda ocasión es propicia para fomentar la lectura en nuestros hijos. Incluso las cosas más simples de la vida diaria pueden ser útiles.

Mira estos sencillos ejemplos:

- Pídele a tu hijo que le lea a su hermano más pequeño.

- Pídele que te ayude a leer una receta de cocina.

- Anímalo a que sea él quien lea las instrucciones de un juego.

- Busca algún tema de actualidad que le interese y pídele que lo comparta con el resto de la familia.

- Dile que busque su programa preferido dentro de la guía de programación.

El juego y el humor siempre siguen siendo la mejor manera de convocar a los niños a realizar cualquier tipo de actividad. Elige historias divertidas, historietas y aventuras de héroes con las que se sientan identificados. Convócalo a una salida que consista en ir a comprar un libro que él elija para que luego pueda compartirlo con un miembro de la familia.

Leer es una ocasión propiciar un momento placentero y de calma, y es la oportunidad de fomentar intimidad y acercamiento. Cuando leemos con nuestros hijos de manera habitual, estamos estrechando lazos, enseñando, instalando la idea de que ellos nos importan y haciendo al mismo tiempo que se desarrollen su capacidad para escuchar y para concentrarse.

¿Qué te parecieron estos consejos para fomentar el hermoso arte de la lectura? ¡Cuenta tu experiencia y comparte!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste