Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

5 consejos naturales para eliminar la bacteria Helicobacter Pylori del organismo.
Por Guru en Enero del 2018 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

¿Sabías que la cantidad de bacterias que viven en nuestro cuerpo supera a la cantidad de células? Suena increíble pero es así y la relación es aproximadamente de 10 a 1.

Un número significativo de bacterias forman parte de la fauna necesaria para la salud de cada ser humano, el microbio. El microbio puede afectar la salud y el peso de una persona. También puede determinar el riesgo de enfermedades como las enfermedades cardíacas, la diabetes, la obesidad y los ACV. Estas bacterias pueden provocar distintas infecciones nefastas en la salud de las personas.

Una de ellas es la del Helicobacter pylori, capaz de provocar úlceras de estómago o úlceras de duodeno. La bacteria Helicobacter pylori puede infectar un gran número de personas y provocar úlceras en muchas de ellas. De hecho, aun cuando atribuimos en la mayoría de los casos las úlceras al estrés, a los alimentos condimentados, al alcohol o el tabaquismo, la mayor parte de las úlceras son provocadas por esta bacteria.

Aproximadamente el 50% de la población mundial se encuentra afectada por Helicobacter pylori. Se le atribuyen las gastritis crónicas además de las úlceras de duodeno y un rol importante en la aparición del cáncer de estómago. La erradicación de esta bacteria como medio de prevención y tratamiento de las úlceras y de otros trastornos estomacales, es hoy una solución que la medicina natural puede enfrentar gracias a un protocolo fitoterapéutico probado.

La bacteria actúa infectando las mucosas de las paredes del estómago. Y no se debe subestimar la estrecha relación que existe entre la pobreza y la infección por Helicobacter pylori, generalmente ligada a la falta de higiene y a la contaminación del agua.

Hasta el año 1982 nadie podía pensar que una bacteria pudiera sobrevivir en el estómago debido a que es conocida la acidez que existe en ese ambiente. Pero esta bacteria ha logrado desarrollar una forma de vida que puede darse únicamente en el estómago aún con un grado de acidez tan grande. Esto se debe a que segrega una enzima que le permite sobrevivir a los jugos gástricos, gracias a que los neutraliza. De esta manera, la bacteria actúa de dos formas: incrementa la secreción de jugos gástricos y disminuye la estructura de la mucosa gastroduodenal. Al estar menos protegida, la pared del estómago o del duodeno es atacada por los jugos gástricos.

El tratamiento de esta bacteria debe ser seguido por un profesional que indicará los pasos necesarios para erradicarla por completo. De igual manera, son varias las cosas que podemos hacer como complemento del tratamiento en donde predominarán los alimentos naturales, la higiene, el uso de ciertas plantas, probióticos y distintos complementos.

1) Dieta sana y equilibrada.

Los alimentos orgánicos y sin alteraciones de ningún tipo son los más recomendados para aportar los nutrientes necesarios y estimular de esta manera el sistema inmunitario, cuidar el microbioma y moderar la tasa de acidez.

Veamos un ejemplo rápido de lo que significa una dieta equilibrada.

- Proteínas de buena calidad. Una cantidad básica o moderada de carnes rojas (preferentemente de animales alimentados a hierba), una cantidad moderada de carnes de aves sin piel, una cantidad básica o moderada de carne de cerdo y una cantidad moderada a elevada de pescado.

- Frutas y verduras frescas. Aquí debemos incluir todo tipo de color en nuestra dieta. Especialmente brócoli, que contiene altas cantidades de sustancias químicas que actúan de menta eficaz para eliminar el Helicobacter pylori.

- Leguminosas como las lentejas y judías (chauchas).

- Hidratos de carbono complejos. Esto se hayan particularmente en las legumbres, los cereales integrales, los cereales como el arroz y la quínoa, la judías y las leguminosas.





2) Evite alimentos procesados.

Los alimentos transformados o procesados no contienen ningún nutriente que necesitemos. Es lo que se llama habitualmente “calorías vacías”. Este tipo de alimentos incluyen los alimentos que fueron transformados de manera tal que se vuelven irreconocibles en relación a lo que eran en su estado natural y los alimentos a los cuales se les agregaron sustancias que no son alimentos.

Para verificar si estos productos se encuentran más o menos transformados, debemos verificar la lista de los ingredientes. Cuanto más larga es la lista, más transformado está el alimento. Por lo general estos alimentos se encuentran en el centro de las góndolas de los mercados, como una forma de que sean vistos casi de manera obligada.

Evita también los alimentos que ya están preparados. Una vez más, estos alimentos tienen tendencia a contener demasiados conservantes y otras sustancias químicas que no son realmente alimentos y que son nocivas para la salud en todo sentido.

La idea es conservar los alimentos en su estado natural todo lo que se pueda, ya que ciertas sustancias que se les agregan podrían ser nocivas para nuestro sistema inmunológico.

3) Beber mucha agua.

Bien sabemos que el agua debe ocupar un lugar preponderante en lo que comprende la alimentación sana de un individuo. Bebe al menos 2 litros de agua por día y aumenta la cantidad en caso de que te encuentres al aire libre durante muchas horas y altas temperaturas o en caso de que practiques actividades deportivas que te hagan transpirar mucho.

4) Extrema las medidas de higiene.

Como ya hemos destacado anteriormente, el Helicobacter pylori se contrae mayormente debido a la contaminación. Asegúrate de lavar bien tus manos, al igual que todos los utensilios que utilizas para cocinar o para comer. Utiliza agua caliente y jabón para lavar. No compartas utensilios de cocina con otras personas y asegúrate de que todo aquel que manipule los alimentos que vas ingerir, siga las reglas de higiene necesarias.

Lava bien frutas y verduras con agua y jabón, o coloca en un recipiente con agua frutas y verduras y agrega unas pocas gotas de lejía (lavandina) y luego enjuaga bien.

5) Consume probióticos.

Los probióticos son una fuente de bacterias « buenas » y de levaduras que se encuentran en estado natural en el microbioma del organismo. Esto incluye a los lactobacilos, acidofilos, bifidobacterias y la levadura saccharomyces boulardii. Se pueden consumir como complemento alimentario o dentro de los mismos alimentos que consumimos.

- Los encontramos en los alimentos fermentados como el kéfir, el repollo fermentado, vegetales en salmuera, el kombucha (té fermentado), el tempeh y otros alimentos como el yogur, el miso, las arvejas o guisantes, los puerros y las cebollas. Estos alimentos deben consumirse entre 2 y 3 veces a la semana.

- También puedes incluir prebióticos para ayudar a nutrir a las buenas bacterias. Estos los encontramos en los cereales, las cebollas, las bananas, el ajo, la miel, las alcachofas (alcauciles) y los puerros.

- Algunas plantas tienen un efecto antibiótico natural que ataca a las malas baterías. El jugo de arándano rojo ayuda a evitar que las baterías se adhieran a las paredes del estómago. Un ¼ litro es la cantidad recomendada.

Las siguientes hierbas contienen propiedades ideales para eliminar el helicobacter pylori. Agrégalas a tus comidas.

- Cebolla y ajo.

- Jengibre.

- Tomillo.

- Cúrcuma y curry.

- Pimienta de cayena (poca cantidad).

- Orégano.

- Canela.

- El ginseng rojo de Corea también presenta propiedades anti Helicobacter pylori de acuerdo a pruebas que se hicieron en animales. El ginseng rojo es distinto del ginseng de América del Norte y puede ser utilizado de diferentes maneras. El ginseng tiene muchos beneficios, pero debemos estar atentos a que también disminuye la tasa de azúcar en la sangre, incrementa el ritmo cardíaco y puede hacer subir la presión sanguínea. En caso de utilizar ginseng, consulte con su médico.

- Intente consumir otros alimentos que pueden ayudar. El té verde, el vino tinto y la miel de Manuka también cuentan con propiedades antibióticas que permiten luchar contra el Helicobacter pylori. Asimismo, estos alimentos pueden también contribuir a aliviar otro tipo de infecciones.


¿Cómo evitamos contraer Helicobacter pylori?

Se puede contraer el Helicobacter pylori a partir de alimentos, agua utensilios de cocina y contaminados u otro contacto de fluidos corporales de personas infectadas. Por ejemplo, compartir un tenedor o una cuchara con una persona infectada, incrementa las posibilidades de contagio.

La bacteria Helicobacter pylori se encuentra en todas partes y pueden tenerla casi los 2/3 de los seres humanos adultos, aunque los niños también pueden verse afectados. Las tasas de infección en los países en vías de desarrollo son más elevadas que los países desarrollados.

Para prevenir la infección, asegúrese de lavar sus manos antes de comer y después de ir al baño. No beba agua de fuentes que no son seguras y limpias y procure que sus alimentos sean preparados de manera segura e higiénica.

Nada puede asegurar el contagio de la bacteria Helicobacter pylori, pero todas estas precauciones disminuyen las posibilidades de que esto suceda. Estar bien alimentado y conservar las medidas de higiene necesarias, harán que el sistema inmunitario pueda ser lo suficientemente fuerte como para combatir la infección.

Síntomas de Helicobacter pylori.

Al principio del infección, el Helicobacter pylori puede presentarse sin ningún dolor y sin ningún síntoma aparente.

De hecho, muchas personas viven toda la vida con la infección sin nunca notarla, pero en cuanto los síntomas aparecen se presenta de la siguiente manera:

- Dolor o sensación de ardor estomacal que empeora cuando sentimos hambre.

- Náuseas.

- Eructos.

- Disminución del apetito.

- Inflamación abdominal.

- Pérdida de peso sin razón aparente.

Cuando los síntomas se hacen muy notorios y empeoran, es posible que el Helicobacter pylori genere úlceras cuyos síntomas son los siguientes:

- Dolor abdominal intenso.

- Sangre en las heces que se vuelven color negras como alquitrán.

- Vómitos que contienen sangre con una apariencia similar a la borra del café.

Algunos consejos adicionales.

- Las cebollas son útiles con un consumo cotidiano de dos a tres trozos de cebollas crudas.

- Limite el consumo de alcohol, chocolate, alimentos procesados y azúcar. Evite sobre todo los productos dulces, ya que crea un medio ambiente ideal para la proliferación de estas bacterias indeseables.

- Evite comer alimentos crudos como sushi, huevos a medio cocer, carne jugosa o cruda.

Sabemos que la bacteria puede ingresar en nuestro organismo en cualquier momento y que no podremos eliminarla de un día para el otro; pero sí podemos hacer muchas cosas que reducen las posibilidades de infectarnos con esta bacteria tan nociva.

¡Comparte con otros esta información tan importante!




La importancia de masajearte los pies antes de ir ...

Aprende Como Cultivar Una Planta De Jengibre En Tu...

14 Usos Increibles Del Agua Oxigenada, Que Muy Poc...

Aprende a Preparar de Manera Correcta el Té de Can...


Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste