Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       -> Curiosidades <-

¿Qué relación existe entre el azúcar y la ansiedad?
Por Guru en Octubre del 2018 en Curiosidades

Seguinos en Pinterest

Es común sentir deseos de comer algo dulce después de cada comida o en momentos en los que nos sentimos angustiados y tensos. ¿Sientes que estás abusando del azúcar? Lo cierto es que una gran cantidad de la población mundial ingiere demasiada azúcar y como bien sabemos, esto puede causar serios daños a nuestro organismo.

Los efectos dañinos de los alimentos dulces han sido bien estudiados y es por eso que cada vez más médicos y nutricionistas insisten en la necesidad de reducir su consumo tanto para perder peso como para disminuir los riesgos de enfermedades ligadas al azúcar.

Pero hoy vamos a dedicarnos a hablar puntualmente del efecto nocivo que tiene el azúcar para nuestra salud mental. ¿Alguna vez lo pensaste?

1) Emociones con efecto rebote.

Si crees que en momentos de estrés y angustia el azúcar puede ayudarte a sobrellevar la situación, tienes que saber que puede significar un “consuelo” en un primer momento, pero pagarás un alto precio después.

La mayoría de las personas superan las crisis por las situaciones adversas pasando por las emociones lógicas que toda situación de estrés genera, pero hay quienes necesitan del estímulo que genera el azúcar para poder salir adelante.

Consumir una gran cantidad de azúcar procesada puede llevarte en un primer momento a “sentirte bien”, pero luego genera un efecto rebote que se traduce en irritabilidad, tristeza y depresión. Esto, invariablemente genera ansiedad.

El proceso es simple. Cuando consumimos azúcar el cuerpo libera insulina para ayudar a absorber el exceso de glucosa en el torrente sanguíneo y de esta manera normalizar los niveles de azúcar en la sangre. Pero cuando las cantidades de azúcar son excesivas nuestro cuerpo necesita realizar un mayor esfuerzo para nivelar estos índices. Esto lo que genera altos y bajos en nuestro sistema nervioso que se traduce en cambios de humor, irritabilidad y sensación de cansancio.

2) Ansiedad más ansiedad.

Si la ansiedad ya es un trastorno que se te ha presentado anteriormente, consumir alimentos dulces agravará tu problema.

Cuando se presente una situación de estrés, el azúcar puede bloquear tu capacidad para manejar esta situación haciendo que no puedas responder de la manera adecuada. A tu problema de ansiedad, el azúcar viene a agregar más leña al fuego.

Es decir que, frente a un momento tenso, tal vez no puedas responder de la mejor manera y esto resulte en un agravamiento de tu condición generando irritabilidad, tensiones y temblores.

Los estudios llevados a cabo en laboratorio, demostraron que existe una conexión innegable entre el consumo de azúcar y la ansiedad.





3) Exceso de azúcar y depresión.

Son muchas las personas que al momento de sentirse tristes o deprimidas, recurren a la comida como si fuese un medicamento. Nuevamente, esto puede parecer una solución y puede ser que brinde un alivio que como ya hemos dicho, tiene efecto rebote.

Pero lamentablemente, de esta manera se entra en un círculo vicioso de ingesta de alimentos y de azúcar en particular como forma de “esconder” las emociones haciendo que cuando pase el efecto, nos sintamos tristes, cansados y abatidos.

El exceso de azúcar genera desequilibrios en las sustancias químicas del cerebro y a partir de allí estamos un paso de la depresión. Incluso algunos especialistas, advierten sobre el riesgo de desarrollar trastornos mentales.

Un estudio realizado en el año 2017 determinó que las personas que consumían más de 60 g de azúcar al día, tenían un riesgo de más del 20% de desarrollar depresión en los cinco años siguientes.

4) Abstinencia de azúcar y ansiedad.

Si eres consciente de que consumes demasiada azúcar y a esta altura estás pensando en suprimirla por completo, también debes tomar en cuenta que esto puede generar efectos secundarios.

Suprimir por completo el azúcar equivale a experimentar los síntomas de abstinencia que sienten las personas adictas a drogas y medicamentos.

Ansiedad, irritabilidad, confusión, ataques de pánico… Son algunos de los efectos de cortar por completo el consumo de azúcar. Este proceso debe ser lento y paulatino.

De modo que, si sufres de ansiedad, abstenerte del azúcar de un día para el otro, puede no ser una buena idea porque es probable que tus problemas de ansiedad o de ataques de pánico se incrementen.

5) Azúcar y funciones cerebrales.

Tal vez tu ansiedad te invite a saborear un postre dulce o una bebida azucarada, pero de lo que puedes estar seguro es de que tu cerebro no te lo va a agradecer.

Los investigadores de la UCLA descubrieron que una dieta con alto contenido de fructosa incide en la velocidad cerebral y afecta particularmente la memoria y el aprendizaje. Este descubrimiento determinó que los genes en el cerebro pueden verse dañados por la fructosa.

Además, el consumo excesivo de azúcar también está relacionado con la enfermedad de Alzheimer, los problemas cardíacos y la diabetes.

Una dieta equilibrada y balanceada consiste en consumir un poco de todo. No es necesario que renuncies por completo a todo lo que te gusta ya sea dulce o salado, pero limitar el consumo de alimentos que son dañinos para la salud, redundará en un bienestar para tu cuerpo tu mente.

Comparte este interesante artículo con información que todos debemos conocer.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste