Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Todo lo que debes saber sobre la Fibromialgia.
Por Guru en Enero del 2018 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Las personas afectadas de fibromialgia tuvieron que enfrentar durante muchos años la incomprensión de la ciencia, porque recién en el año 1992, la Organización Mundial de la Salud reconoció la existencia de este síndrome.

Aún hoy, la fibromialgia no es muy conocida, ni muy bien comprendida. Aunque los dolores son reales y penosos, los médicos no logran detectar lesiones o inflamaciones que permitan explicar estos síntomas. Por este motivo, la fibromialgia generó polémicas en el mundo científico, al punto tal de que muchos médicos no creían que existiera.

Hoy, al parecer, ciertos factores fisiológicos (anomalías del sistema nervioso, perturbaciones hormonales, etc.) y genéticas, son la aparente causa, al mismo tiempo que traumatismos o infecciones que podrían estar también implicados. De todas formas, aún no se sabe exactamente qué otras patologías podrían generar esta enfermedad.

El psiquiatra canadiense Prof. Moldofsky, hizo surgir esta enfermedad identificando las quejas de pacientes que daban cuenta de problemas para dormir.

Síntomas.

La fibromialgia afecta entre el 2% y el 5% de la población, siendo principalmente las mujeres las más afectadas (70% a 90%). Según un estudio israelí, este trastorno representaría aproximadamente entre un 10% y un 20% de los motivos de consulta en los servicios de reumatología o de medicina interna.

Se caracteriza por dolores musculares y de tendones a lo largo de la columna vertebral, fatiga y trastornos de sueño.

El Dr Arthur Wulvik, reumatólogo; explica: “encontramos que los trastornos de sueño aparecen en la mayoría de los casos sin que podamos determinar claramente si son una causa o una consecuencia de la enfermedad. A menudo, las personas no dan cuenta de este trastorno ya que tener problemas para dormir es algo bastante común y no siempre se asocia con una enfermedad. Lo que hoy sí sabemos, es que los trastornos de sueño son un punto central en la fibromialgia.”

Pero establecer un diagnóstico no es fácil porque los síntomas de la fibromialgia pueden ser varios y se parecen o incluso se camuflan detrás de otras enfermedades u otros síndromes como el reuma, el síndrome de fatiga crónica, el síndrome de intestino irritable, migraña, etcétera. Todo esto complica el verdadero diagnóstico de la fibromialgia. En muchos casos, las personas alcanzadas por la enfermedad deben esperar aproximadamente cinco años y unas cuantas visitas médicas, antes de obtener un diagnóstico de fibromialgia aun cuando a medida que pasa el tiempo tiene tendencia a disminuir.

Antes de establecer un diagnóstico de fibromialgia, los médicos recurren a estudios complementarios que tienen que ver particularmente con extracciones de sangre y radiografías, con el fin de descartar otras enfermedades que deben recibir otro tipo de tratamiento.

El diagnóstico de la fibromialgia se basa en dos criterios establecidos por la l´American College of Rheumatology que al mismo tiempo aprobó un comité internacional.

- La presencia de dolor difuso durante más de tres meses. El dolor debe estar presente en las dos partes del cuerpo, hacia arriba y hacia abajo de la cintura, así como en la columna vertebral.

- Una sensación de dolor en al menos 11 de los 18 puntos característicos de la enfermedad (base del cuello, hombros, nunca, zona de garganta, parte baja de la espalda, muslos, caderas, codos y rodillas.

Estos criterios a menudo son criticados por otros médicos, entre otras causas por que el número de 11 puntos de dolor es arbitrario. Es así como algunas personas que tienen entre 8 y 9 puntos de dolor pueden también estar afectados por fibromialgia. Además, la localización y el número de puntos de dolor pueden variar de una persona a la otra o de un día al otro. Algunas formas graves de fibromialgia provocan dolores en todo el cuerpo y no solamente en los músculos.





Causas de la fibromialgia.

Las causas de la fibromialgia son todavía un misterio pero aun así, podemos determinar algunas causas fisiológicas y otras psicológicas.

Causas fisiológicas.

- Una anomalía muscular.

- Alteraciones del sistema endocrino u hormonal.

- Una infección viral.

- Una anomalía del sistema inmunitario.

- Una hipersensibilidad al dolor. Esta tesis fue confirmada por recientes estudios que pudieron demostrar una alteración en las zonas cerebrales relacionadas con el dolor al momento de ejercer presiones suaves en algunos pacientes.

Según algunos estudios realizados estos últimos años, esta hipersensibilidad al dolor sería provocada por un desorden central de la regulación del dolor en efecto, en la fibromialgia, la actividad de ciertos neuro mediadores (la serotonina, la noradrenalina, la dopamina y la glutamina), se ven perturbadas. La disminución de estos neurotransmisores serían los responsables de numerosos síntomas de la enfermedad.

- Una alteración de la flora intestinal.

Causas psicológicas.

A pesar de lo mucho que se extendió esta idea, la fibromialgia no es en realidad una enfermedad psicosomática, pero ciertas características psicológicas intervienen como factores desencadenantes de la afección. La enfermedad a menudo estado unida a un acontecimiento iniciador (stress, traumatismo, anestesia, etcétera).

Las personas van adquiriendo el dolor poco a poco y esta ausencia de causas son difíciles de admitir por los médicos y al mismo tiempo por los pacientes, ya que en los exámenes no se revela nada.

“Este tipo de situaciones puede conducir a los médicos a diagnosticar un trastorno psicológico, a veces de manera demasiado rápida, o al contrario; a buscar de manera desesperada incluso, pruebas de una enfermedad orgánica resistiéndose a escuchar el sufrimiento ajeno”, comenta el Dr. Muller, que agrega: “no porque la queja del paciente tenga un componente psicológico, quiere decir que el dolor no sea real.”

Este experto recomienda por este mismo motivo, contar con la opinión de un psicólogo o un psicoterapeuta antes de proponer algún tipo de tratamiento. No para determinar si realmente el dolor existe sino para tomar en cuenta todos los orígenes de los dolores. En ocasiones, es difícil llegar a esta instancia ya que muchos pacientes se resisten a pensar que sus dolores tengan un origen psicológico.


Otros síntomas.

- Dolores musculares difusos que se acompañan con rigidez matinal en ciertos lugares precisos del cuerpo.

- Dolores al contacto en zonas como cuello, hombros, espalda, tórax, brazos y piernas. En situaciones extremas, el simple contacto provoca dolor en todo el cuerpo.

- Dolor constante que se agrava con los esfuerzos, el frío, la humedad, las emociones y la falta de sueño.

- Sueño ligero y no reparador, que provoca fatiga al momento de despertarse.

- Fatiga persistente durante todo el día en casi todos los casos. El descanso no la hace desaparecer.

- Dolores de cabeza o fuertes migrañas, posiblemente provocadas por las tensiones musculares en el cuello y en los hombros y por un desajuste de las vías naturales de control del dolor.

- Síndrome de intestino irritable. Diarrea, constipación y dolores abdominales.

- Depresión o ansiedad.

- Dificultades en la concentración.

- Incremento de la agudeza de los sentidos. Ya sea por una sensibilidad acrecentada al momento de percibir olores, a la luz, al ruido y a los cambios de temperatura, además de la sensibilidad del tacto.

- Entumecimiento y hormigueo de manos y pies.

- Menstruaciones dolorosas y síndrome premenstrual marcado.

- Síndrome de vejiga irritable (cistitis).


Evolución.

La fibromialgia no es una enfermedad grave en el sentido de que no genera complicaciones de salud mayores. Tampoco es una enfermedad insoportable ni que genere una discapacidad para las personas que la sufren. Los dolores son crónicos y a menudo resistentes a los distintos tratamientos ya sea los que se componen de medicamentos, físicos o psicológicos. Sin embargo, los pacientes tienen tendencia a permanecer estables durante un largo período para luego comenzar a atenuarse. Por lo general, no es algo que se agrave.

La intensidad del dolor y la fatiga limitan las actividades cotidianas y pueden a menudo generar repercusiones en la actividad profesional. No obstante, el hecho de mantenerse activo es beneficioso tanto en el plano psicológico como en el físico, según lo demostró un estudio sueco realizado en el año 2005. A pesar de que trabajar genera un aliciente, es posible que en momentos de crisis de la enfermedad se necesite tomar un descanso o interrumpir las actividades.

La Dra. Anne Dumolard, indica que: “en muchos pacientes afectados de fibromialgia, el estrés está presente generando problemas de ansiedad excesiva en el casi 80% de los casos. Es así que las personas hiperactivas o que son adictas al trabajo, son más susceptibles de sufrir de fibromialgia. La hiperactividad sería un factor facilitador de los dolores crónicos.

Entre estos pacientes que son excesivamente perfeccionistas, y entre algunos de ellos, la hiperestesia (exacerbación de la percepción de las sensaciones táctiles, térmicas, vibratorias o de dolor), es importante. Esto a menudo se asocia a una sobrecapacidad.

Como ya hemos mencionado, muchos de estos síntomas pueden confundirse con otras enfermedades porque al mismo tiempo sus síntomas coinciden. Toma en cuenta que la consulta al profesional debe incluir al detalle todos los síntomas que puedas describir en caso de que te encuentres en esta situación para qué el médico puede elaborar un diagnóstico preciso que al mismo tiempo te garantizará un tratamiento adecuado.

¡Comparte esta importante información!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste