Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

10 consejo de vida de la madre Teresa que te harán reflexionar sobre tu vida y el mundo.
Por Guru en Abril del 2018 en Espiritualidad

Seguinos en Pinterest

Cuando le preguntaron a la Madre Teresa si todo su esfuerzo había valido la pena después de ver que el mundo no había cambiado tanto, ella respondió: “Nunca creí que yo pudiera cambiar el mundo. Sólo intenté ser una gota de agua que pudiera brillar en el amor de Dios. ¿Le parece que eso es poco?”

Agnes Gonxha Bojaxhiu, mejor conocida como la Madre Teresa, con tan sólo 18 años ingresó al Convento de Hermanas de Loreto en Irlanda, en donde se formó como religiosa. En 1929, es enviada a Calcuta, en donde enseña geografía en la escuela Santa María de Calcuta. En 1944, la nombran directora. A partir de allí, la Madre Teresa decide consagrar su vida a los pobres y en el año 1946, con el apoyo del Arzobispo de Calcuta, obtiene del Papa Pio XII, el permiso para dejar la orden de las Hermanas de Loreto.

Pocos saben que la Madre Teresa atravesó momentos de incertidumbre con respecto a la fe, y en su interior, libraba una batalla invadida por la dudas sobre la existencia de Dios. Detrás de su apariencia tranquila, se escondía un alma atormentada que atravesó esta prueba de fe y que logró superar con su trabajo dedicado a los más necesitados.

Esto nos demuestra, que incluso una persona tan comprometida con la fe religiosa, puede pasar por momentos de incertidumbre. Pero finalmente la constancia y la voluntad de servir, hicieron de ella un instrumento de Dios en la Tierra que la llevó a ser quien hoy es; Santa Teresa de Calcuta.

El Papa Francisco, aprobó un segundo milagro atribuido a la Madre Teresa, cuando curó a un hombre brasilero afectado por varios tumores en el cerebro, y abrió la vía a la canonización que finalmente obtuvo en Septiembre del año 2016. Famosa por su compromiso con los enfermos y con los más necesitados en la gran ciudad del Este de India.

Dentro de sus consejos, producto de sus experiencias de vida, extraemos estas lecciones sobre las que todos debemos reflexionar y también poner en práctica.

1) Sé humilde.

Tal vez uno de los objetivos más difíciles en la vida de un ser humano.

“Podemos practicar la humildad con los siguientes medios: hablar lo menos posible de uno mismo. Ocuparse de sus propios asuntos. Evitar ser curioso de la vida ajena. Aceptar las contradicciones y las correcciones con alegría. Abstraerse de los errores ajenos. No responder a insultos y palabras hirientes. Aceptar que podemos ser despreciados, olvidados u odiados.

Ser amables y gentiles, aún frente a las provocaciones. Respetar la dignidad ajena. Elegir siempre la tarea más difícil.”

“Si eres humilde, nada puede afectarte. Ni los elogios, ni las críticas porque tú sabes bien quién eres.”

2) Haz todo lo que puedas.

Por mucho que queramos, no siempre nuestro esfuerzo se ve, pero debemos tener la seguridad de que sin ese esfuerzo, todo sería distinto. Por poco que te parezca, haz todo lo que puedas y de la mejor manera posible.

“Simplemente vivir, para que otros simplemente puedan vivir.”

“Tenemos la sensación de que todo los que hacemos es sólo una gota en el océano, pero si no lo hiciéramos, al océano le faltaría una gota.”

“Yo hago cosas que ustedes no pueden hacer. Ustedes hacen cosas que yo no puedo hacer, pero juntos, podemos hacer grandes cosas.”

3) No tomes todo con tanta seriedad.

En ciertos momentos, a todos pueden invadirnos sentimientos negativos que nos harán decir cosas hirientes o cometer errores. No lo tomes tan a pecho. Ni los tuyos, ni los ajenos.

“Muchas veces las personas son irracionales, absurdas y egocéntricas. ¡Ámalas a pesar de ello!”

4) No te detengas en los errores de los demás.

“El amor intenso no se mide. Sólo se da.”

“Descubrí algo paradójico. Si amas hasta que te duela, ya no habrá dolor. Sólo habrá amor.”

“Algunas veces creemos que la pobreza es tener hambre, no tener con qué vestirse o vivir a la intemperie. Pero no, la pobreza más grande es ser rechazado, despreciado y no tener quien te quiera. Debemos comenzar a remediar este tipo de pobreza en nuestras propias casas.”





5) Hazlo todo con buenos modos.

Además de los sabios consejos de la Madre Teresa, recordemos el conocido refrán que dice: “Se atrapan más moscas con miel que con vinagre”, porque siempre pedir las cosas de buena manera, diciendo las palabras mágicas “por favor” y “gracias” y todo esto acompañado de una sonrisa, se obtienen mejores resultados.

“Conozcámonos los unos a los otros con una sonrisa. La sonrisa es el comienzo del amor.”

“Difunde el amor en todas partes a donde vayas. Primero, en tu propia casa. Brinda amor a tus hijos, a tu esposa o a tu esposo, a un vecino… Nunca dejes que alguien llegue a tu vida y no reciba lo mejor de ti.”

“El amor comienza con uno mismo y no importa cuánto hagamos, sino cuánto amor hemos puesto en lo que hacemos.”

“Si te pasas la vida juzgando a otros, no te queda tiempo para amarlos.”

“Una vida que no se ha vivido para los demás, no es una vida.”

6) Elige el camino más difícil.

¡Acepta desafíos!

“No estemos satisfechos sólo con el hecho de dar dinero. El dinero no es suficiente, es un bien que podemos conseguir, mientras que el amor debe ser dado como un regalo. Por eso, brinda amor a donde quiera que vayas.”

“No esperes de parte de los gobernantes. Hazlo tú mismo. De persona a persona.”

“Sé fiel a las pequeñas cosas, porque en ellas reside tu fuerza.”

“Abracemos a los moribundos, a los pobres, a las personas solas y a los indeseables, según la gracia que hemos recibido, y no dudemos en hacer este humilde trabajo.”

7) Actúa en silencio.

“Los que buscan a Dios, no pueden encontrarlo en medio del ruido. Mira cómo la naturaleza vive y se reproduce sin hacérselo notar a nadie. Los árboles, la hierba y las flores crecen en silencio. La luna, el sol y las estrellas se mueven sin que lo notemos. El silencio es indispensable para llegar a las almas.”

“Hay muchas personas dispuestas a hacer grandes cosas, pero hay muy pocas personas dispuestas a hacer las pequeñas cosas.”

8) Haz tu aporte a la Paz.

¡Todos podemos hacer algo, por muy pequeño que sea!

“Una de las enfermedades más grandes es no ser nadie para nadie.”

“El amor tiene que ponerse en acción. Muchas veces basta una palabra, una mirada, un gesto para llenar el corazón del que amamos.”

“La revolución del amor comienza con una sonrisa. Sonríe cinco veces al día a quien en realidad no quisieras sonreír. Debes hacerlo por la paz.”

“No necesitamos armas y bombas para llevar la paz, necesitamos amor y compasión.”

9) Nunca perder la esperanza.

“Los niños son como las estrellas. Nunca hay demasiados.”

“Nunca prives a nadie de la esperanza, puede ser lo único que una persona posea.”

“Espero que tengas suficiente felicidad para hacerte dulce. Suficientes pruebas para hacerte fuerte. Suficiente dolor para mantenerte humano. Suficiente esperanza para ser feliz.”

10) No busques ser amado o admirado.

“Darle a alguien todo tu amor nunca es garantía de que él también te amará; pero no esperes que te amen, solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona. Y si no crece, sé feliz porque creció en el tuyo.”

“Hay una cosa muy bonita: compartir la alegría de amar.”

“El amor es un fruto que madura en todas las estaciones y que se encuentra al alcance de todas las manos.”

Todos relacionamos a la Madre Teresa con la fe Cristiana, pero como hemos visto, estos pensamientos y consejos, no tienen que ver directamente con la fe religiosa, sino que son reflexiones que se aplican a todas las personas de bien. Hablan sobre la esperanza, el amor, la bondad y la felicidad.

Tanto creyentes como no creyentes, admiran a la Madre Teresa por haber sido una mujer incansable en la búsqueda de hacer el bien.

Una reflexión de esta mujer increíble para los que apostaron al amor y decidieron emprender juntos el camino de la vida.

Cuando los años pasen…

Ten siempre presente que la piel se arruga. Los cabellos se vuelven blancos. Los días se transforman en años.

Pero lo importante nunca cambia. Tu fuerza y tu convicción no tienen edad. Tu espíritu es la fuerza que teje la tela de una araña.

Detrás de cada línea de llegada, hay otra línea de partida.

Detrás de cada éxito, hay una nueva decepción.

Mientras estés vivo, siéntete vivo.

Si extrañas lo que hacías, hazlo nuevamente.

No vivas de fotos amarillas por el tiempo…

¡Insiste! Aun cuando todo el mundo espere que renuncies.

No dejes flaquear tu voluntad.

Actúa para que en vez de compadecerse de ti, te respeten.

Cuando a lo largo de los años, ya no puedas correr, camina rápido.

Cuando ya no puedas caminar rápido, camina lento.

Cuando ya no puedas caminar lento, utiliza un bastón.

¡Pero nunca te detengas!

Comparte, si también te emocionan los consejos de la Madre Teresa.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste