Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

10 trucos caseros para dejar tus tupper como nuevos.
Por Guru en Octubre del 2017 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

¿Quién hubiera imaginado que el plástico surgió como sustituto del marfil? ¡Increíble!

En 1860, se presentó la necesidad de reemplazar el marfil con el que se hacían las bolas de billar por otro material menos costoso, y menos cruel, por qué no decirlo, y así fue como John Wesley Hyatt ganó el concurso que se organizó para quien fuera capaz de lograrlo.

A partir de su descubrimiento, este material llegó para instalarse en nuestras vidas para nunca más desaparecer, porque hacia donde miremos, vamos a encontrar algo hecho en plástico o que tenga algún componente en plástico.

Las posibilidades que ofrece este material son infinitas, desde mesas y sillas hasta calzado, juguetes, herramientas y muchas cosas más.

Pero hoy vamos a detenernos en un recipiente que ha hecho que la conservación, transporte y almacenamiento de alimentos sea más fácil y práctica: los famosos y eternos “tupper”.

Estos envases plásticos revolucionaron nuestras cocinas porque pasaron de ser una forma de almacenamiento a un medio de traslado de nuestros alimentos al lugar de trabajo, la escuela o el pic nic; cómoda y segura.

Todo esto se ve genial, pero… con el tiempo y el uso, nuestros “tupper” van cambiando de color, comienzan a verse opacos y con aspecto de sucios y por mucho que los lavemos nunca vuelven a estar como el primer día. Sumado a eso, algunas comidas con olores fuertes, impregnan el plástico de manera tal que es imposible eliminar ciertos aromas desagradables.





¿Qué hacer?

La respuesta es muy sencilla. Simplemente sigue algunos de estos consejos para dejar tus “tupper” como nuevos y así eliminar manchas, olores e incluso moho difícil de limpiar.

- Lava el recipiente con una esponja, lejía (lavandina) y agua. Seca con papel absorbente y luego con un paño seco. Espolvorea con un poco de fécula de maíz (Maizena) y vuelve a limpiar luego de 10 minutos con el paño seco.

- Embebe un papel absorbente con aceite de cocina y frota tus envases de plástico.

- Para eliminar marcas de tinta o birome, frota el recipiente con un paño y un poco de agua oxigenada.

- Si tus “tupper” tienen olor a “frío”, colócalos sin tapa en el refrigerador por al menos 1 hora.

- Coloca en un recipiente de gran tamaño una proporción de 4 cucharadas de bicarbonato de sodio por litro de agua. Mezcla y sumerge tus envases de plástico durante 30 minutos. Esto eliminará los olores y también las manchas.

- Mezcla vinagre blanco y bicarbonato de sodio a partes iguales. Utiliza esta preparación para limpiar tus envases de plástico. Deja actuar toda la noche. Por la mañana, lava normalmente. Esto eliminará manchas rebeldes y malos olores.

- Para manchas rebeldes, coloca agua en tu recipiente y agrega una cucharada de bicarbonato. Mezcla, coloca la tapa y guarda el envase dentro del congelador. Una vez congelado, desmolda y lava normalmente. Ideal para eliminar olores y grasa adherida.

- Antes de lavar tus recipientes, frótalos con papel absorbente embebido ligeramente en aceite. Deja actuar durante 1 minuto y lava normalmente. También puedes espolvorear un poco de almidón de maíz y frotar con papel de diario.

- Sumerge tus “tupper” en una solución con agua tibia y agua oxigenada. Deja actuar durante 1 hora y luego enjuaga. Esto elimina manchas, moho y malos olores.

- Aprovecha los días soleados. Lava tus recipientes de manera habitual y déjalos secar al sol.

- Para eliminar malos olores, coloca agua en el recipiente con jugo de 1 limón o bollos de papel de diario. Coloca la tapa y deja toda la noche. Esto ayuda a eliminar olores.

Más consejos útiles:

- Siempre guarda tus envases plásticos destapados.

- No utilices agua muy caliente para lavar tus “tupper”. El plástico se deteriora con el calor y los poros se dilatan dejando entrar la grasa y los olores.

- Para evitar que los objetos se manchen, coloca la comida ya fría. Evita el calor.

- En caso de que tu recipiente ya haya cumplido con su tiempo de vida útil, puedes destinarlo a recipiente para la comida o agua de tu mascota o como maceta.

¿Qué te parecieron estos consejos?

No dejes de compartirlos con otros. ¡Todos tenemos en casa un recipiente de plástico que queremos cuidar!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste