Noticias sobre ciencia y vida saludable
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

¿Lo que no te mata, te fortalece? 5 consejos para transformar lo negativo en positivo.

“Lo que no te mata, te fortalece”, decía el filósofo Nietzsche. ¿Puede ser que después de haber pasado por una dura prueba, podamos salir fortalecidos? Un análisis lógico y realista indica que, después de atravesar un momento difícil, nuestro cuerpo queda resentido y nuestro estado de ánimo puede tardar meses en recuperarse. ¿O no?

Pero, ¿y si está dificultad que hemos encontrado en la vida hubiera servido para volvernos más resistentes a los golpes? Esto puede ser posible, si desarrollamos capacidad de resiliencia y si aprendemos de este hecho desafortunado. Es posible que después de un trance duro, no volvamos a ser los mismos, pero no en un sentido negativo sino todo lo contrario: nos hemos hecho más fuertes.

Y no es necesario que hayamos tenido que atravesar por una enfermedad, la muerte de un ser querido, o la pérdida de un trabajo… Una depresión profunda puede ser la consecuencia de todo eso o puede ir apareciendo poco a poco, sin razón aparente, al igual que le pasó a Sofía.

“Como le sucede a la mayoría de las personas, mi depresión surgió de una combinación de acontecimientos y cambios estresantes que se fueron instalando sin que yo lo note. Al principio simplemente no me sentía bien, me sentía débil, pero no podía identificarlo con una depresión. Pero cuando mis superiores me pidieron un trabajo especial, que ya había hecho otras veces, sentí que no iba a poder y en ese momento fue como que todo me explotó en la cara.

Sufrí momentos de terror, angustia extrema y miedos obsesivos injustificados. Literalmente tenía miedo de que “el cielo se me viniera encima”. Creía que me iba desmoronar en cualquier momento y que caía en un pozo sin fondo sin poderme detener.

Creía que mi vida había terminado, que iba a perder todo: familia, trabajo, casa; que me iba a quedar en la miseria. Estaba realmente aterrada y sentía que había perdido todo tipo de capacidad de actuar. Era incapaz de imaginar que tenía un futuro.

Pero sabía que si dejaba de trabajar o alteraba mi rutina, sería peor. De modo que continué trabajando a un ritmo menor. Y aquí debo agradecer el apoyo de mis superiores que me liberaron de algunas tareas demasiado exigentes.

Fue un camino duro y largo. Tuve el apoyo de mi esposo y mis hijos, de mis padres y mis amigos, de mis compañeros de trabajo y de mi férrea voluntad. Porque yo quería dejar atrás este episodio negativo de mi vida.

Recibí ayuda profesional y espiritual. Agradezco a Dios que me haya empujado a compartir mi experiencia con otros que vivieron lo mismo y entender que renací luego de la depresión.

No olvidaré a un médico psiquiatra que se negó rotundamente a una internación porque me dijo que si entraba a un hospital, me iba resultar muy difícil salir.

Y cuando la combinación de amor familiar, comprensión laboral y ayuda médica y espiritual, dieron sus frutos, también de manera progresiva mi depresión así como había llegado, se fue diluyendo.





Adquirí un nuevo gusto por la vida, me acerqué mucho más a Dios y adopte una visión positiva, junto con una actitud orientada a reconocer mis valores y mis logros, más que a exigirme y jugarme.

Hoy me siento capaz de comprometerme con mis objetivos y me siento confiada y segura como nunca antes me había pasado. Me integré de manera activa al equipo de la Iglesia y acepté un cargo de responsabilidad en mi trabajo, que en otro momento hubiera representado una carga que no hubiera estado segura de llevar, pero que hoy veo como un desafío y asumo con la certeza de que podré hacerlo."

¡Nunca dejen de confiar! ¡Que lo negativo se vuelva positivo!”

Aún en una situación desesperada, hay esperanza. Cuando una persona es capaz de atravesar situaciones difíciles, no solamente crece de manera interior, sino que también aprende a descubrir la felicidad desde un nuevo punto de vista que la hará ganar fuerza y voluntad, al igual que sabiduría.

Tal vez pienses que esto es más fácil de decir que de hacer, pero si bien estamos afirmando que es posible salir de un pozo depresivo o de una situación adversa, también sabemos que no es fácil. Nadie ha dicho que lo sea.

Sin embargo, y no podemos perder de vista, que muchas personas lo han hecho. Si bien la vida de cada uno, es de cada uno y todos somos seres diferentes, debemos pensar que si alguien logró este objetivo, otros también pueden lograrlo; es decir, no es imposible. Cada uno debe encontrar sus propias herramientas y utilizarlas en su beneficio.

Todo pasa, lo sabes. “No hay mal que dure 100 años”. Esta situación de sufrimiento y angustia que te provoca el mal momento por el que estás pasando, también pasará. No te ates al sufrimiento que debes superar. No lo hagas permanente. No busques responsables ni culpables. Esto te hará perder tiempo y energía que debes destinar a rearmarte.

Deja que el tiempo pase, que las situaciones se decanten y utiliza todos los recursos necesarios para salir adelante: voluntad propia, apoyo de la familia, compañía de los amigos, apoyo psicológico y espiritual. Al igual que sucedió con Sofía, la combinación de todas las cosas darán como resultado, tal vez no la solución del problema, pero sí mayor confianza para atravesarlo, y esa mayor confianza es un nuevo escudo protector que te has hecho sin darte cuenta y que te hace a partir de ahora, una persona más fuerte.

Esa fuerza que hay en ti, puede que no la veas claramente, pero debes tener la seguridad de que está ahí. ¡Déjala salir! Si no sabes hasta qué punto eres fuerte, es porque tal vez hasta ahora no has tenido que recurrir a esa fuerza que aún desconoces. Esta situación difícil que hoy te toca atravesar, es la oportunidad para poner a prueba todo tu potencial.

Actúa de manera tal que tu voluntad se imponga ante todo, que tu razón supere tus miedos. Ten el coraje de tomar las decisiones necesarias y que tú ya conoces, para controlar tu vida.

¿Qué te parecieron estas definiciones sobre la fortaleza interior? Si ya has atravesado una dura prueba de la vida, comenta qué enseñanza te ha dejado.





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste