Noticias sobre ciencia y vida saludable
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       -> Curiosidades <-

¿Sabías que los maridos estresan a las mujeres 10 veces más que los hijos?

Formar una familia y sentar las bases para una vida en común, es el proyecto de la mayoría de las personas que desean vivir en pareja y tener hijos. Los valores familiares y los proyectos para el futuro exigen que ambos integrantes cambien sus ritmos de vida y sus prioridades en función de adaptarse a todos estos cambios.

Pero esta nueva vida familiar también puede venir acompañada de stress y ansiedad para las mujeres que quieren estar pendientes de todo y buscan abarcar todos los aspectos que exige ser madre y esposa.

Una buena esposa, una madre dedicada y una buena ama de casa son algunas de las características que reúne una mujer durante la vida familiar. Con el caos que implica tener hijos, por mucho que los amemos, no es de extrañar que las mujeres nos sintamos a veces afectadas por el estrés.

Todos nos encontramos a lo largo de la vida con dificultades, pero… ¿Sabías que las mujeres casadas están sometidas a mayor estrés que las solteras? La carga de las mujeres casadas y con hijos implica un trabajo enorme. Las mujeres que son madres son más susceptibles a los dolores de cabeza, la fatiga y el mal humor. Ser padres es muy estresante.

Pero la novedad en todo esto es que casi la mitad de las mujeres, afirman que los maridos agregan una cuota más de stress a la que ya de por sí generan los niños, según un sondeo realizado por el sitio web “Today”.

Los investigadores lo resumieron en tres puntos esenciales:

1) Las mujeres insisten en el hecho de no tener suficiente tiempo durante el día para hacer todo lo que tienen que hacer.

2) 3 de cada 4 mujeres, dicen que realizan ellas solas las tareas domésticas.

3) 1 mujer cada 5, dice que no recibir ayuda por parte de su pareja, agrega más estrés a su día.

Asimismo, investigadores de la Universidad de Padua, Italia; descubrieron recientemente que esto se evidencia en una diferencia a nivel de la salud cuando alguno de los cónyuges muere.

Cuando es el hombre el que pierde a su mujer, su salud se deteriora; pero cuando las mujeres pasan a ser viudas, recuperan la salud y logran enfrentar mejor el estrés y la depresión. Los investigadores sospechan que esta diferencia se explica por el hecho de que los hombres contaban más con la ayuda de sus esposas, de lo que ellas contaban con ellos.

¿Por qué los maridos estresan a las mujeres?

Por un lado, las mamás esperan de sus parejas un apoyo equitativo para el cuidado de la familia. Cosas como la organización en los controles médicos, las tareas escolares o las reuniones en la escuela. Pero incluso las familias en las que ambos padres trabajan a tiempo completo, es muy habitual ver cómo igualmente las mujeres cargan con más responsabilidades que los hombres.

Las 8000 mujeres encuestadas revelaban que a menudo el tema del reparto de las tareas es el que genera los problemas. Muchas de esas mujeres creen que la educación de los niños se encuentra completamente bajo su responsabilidad y que también lo hacen la mayor parte de las tareas domésticas, especialmente las que están ligadas a los niños. En esto se basa el hecho de que las mujeres manifiesten que sus esposos son quienes agregan más estrés e incluso lo describen como tener que cuidar a “un niño más”.

A eso le agregamos que las tareas que realizan las mujeres son infinitas y que todas en mayor o menor medida corremos contra el reloj tratando de cumplir con todo lo que sabemos que hay que hacer. ¡Las 24 horas del día no nos alcanzan!

¿Y ellos qué tienen para decir?

Pero como en toda historia, hay dos versiones. Tal vez sea una salida fácil quejarnos de que los maridos no asumen algunas responsabilidades en la casa o en la crianza de los niños, pero aunque muy a menudo ellos desean ser buenos padres y buenos esposos, el problema reside en que las mamás no confiamos plenamente en que ellos lo “harán bien”. Debemos reconocerlo… Todas creemos que nadie lo hará como lo hacemos nosotras; y tal vez sea cierto, pero debemos poco a poco aprender a delegar algunas responsabilidades.

Las mujeres podemos tener visiones un poco fantasiosas de lo que es la familia y los niños y creemos que si algo no se hace de manera correcta, es más fácil que lo hagamos nosotras antes que pedirle a otro que lo haga. ¡No caigamos en esa tentación! No olvides que debes concederte algo de tiempo libre para ti misma. Eso también redundará en un beneficio para tu familia.

Cuando nos casamos y el ritmo vertiginoso de la familia se pone en marcha, es común de las mujeres nos pongamos al hombro las relaciones y el funcionamiento de una casa. Tengamos en cuenta que no sólo somos padres, sino que también somos una pareja, ¡somos individuos! Alimentar nuestra relación amorosa entre los cónyuges marcará una diferencia a corto o largo plazo.

¿Qué podemos hacer?

Intenta por todos los medios guardar algo de tiempo para ti misma cada semana. Sin trabajo, sin niños, sin tareas domésticas. Mantener una conexión estrecha con uno mismo puede ayudarte a afrontar esos días difíciles en donde debes estar presente sí o sí. La vida de pareja se verá fortalecida y tus hijos se beneficiarán viviendo en una familia fundada sobre la solidez de los padres.

Por lo tanto, si notas que entre uno y otro, el reparto de tareas no es equitativo, ¡habla con él! Si te resulta de ayuda, intenta hacer una lista de todas esas cosas que se deben hacer cada semana y trata de analizar con tu pareja de qué manera pueden participar ambos de todo lo que hace al funcionamiento de una casa y una familia. ¿Qué tal compartir un calendario con las tareas a realizar para no olvidar ninguna fecha importante?

¿Estás de acuerdo con que los maridos pueden estresar a las mujeres más que los niños? ¡Comparte tu experiencia y no dejes de compartir!





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste