Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Migraña infantil: Causas, síntomas y qué tratamiento utilizar
Por Guru en Diciembre del 2018 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Aunque no lo creas, existen escritos de la antigüedad que ya dan cuenta de la migraña en los niños. En la actualidad, es más común de lo que se piensa. Alcanza aproximadamente al 1 o 2% de los niños menores de 10 años y entre el 4 y el 5% de los niños entre 10 y 12 años.

Estas cefaleas intensas son más comunes en las niñas y aparecen con frecuencia cuando se acerca la edad de la pubertad. Se distinguen distintos tipos de migrañas y los tratamientos se adaptan a cada una.

La definición de migraña es difícil. Consideramos afectados de migraña los niños que padecen de cefaleas paroxísticas separadas por intervalos sin dolor y que tienen al menos tres de estas características:

- Dolor pulsatil y unilateral (sensación de latidos en la cabeza que parecen sincronizados con los latidos del corazón).

- Náuseas y vómitos o dolores abdominales.

- Trastornos en la visión.

- Desaparición del dolor con el sueño.

- Antecedentes familiares: el trastorno de la regulación vasomotor de las arterias cerebrales, que es lo que desencadena el dolor, sería el resultado de una anomalía bioquímica trasmitida genéticamente.

Tipos de migraña.

- Migraña común:

Se trata de un tipo de migraña que se da en niños cuyos padres también sufren de migrañas.

A menudo se trata de niños ansiosos, tensos, perfeccionistas, estudiosos, responsables y conscientes. Muchos investigadores concuerdan y destacan la inestabilidad vegetativa y la emotividad particular de la mayoría estos niños. Esta tendencia explicaría los síntomas de dolores abdominales, náuseas, vómitos, etc.

Los signos premonitorios de que una migraña está por presentarse son: hormigueos, dolores estomacales, mareos, bostezos y ansiedad. Con estos síntomas, los niños aprenden rápidamente que una crisis es inminente.

Entonces aparece el dolor de cabeza que a menudo es frontal, retro ocular (detrás de los ojos) y bilateral. El dolor unilateral es poco frecuente antes de los 10 años. La mayoría de los niños lo describe como un dolor como si le “apretaran la cabeza”.

Es común que tanto las náuseas como los vómitos sean en parte la forma en que se calma el dolor de cabeza. Los niños buscan aislarse en la oscuridad, se duermen y al despertar ya no sienten nada.

- Migraña ocular:

La migraña ocular también es bastante común. Los niños ven puntos brillantes, círculos que se mueven y que desaparecen y aparecen sin cesar, imágenes nubladas. Los trastornos visuales son a veces más complejos: los niños no logran interpretar las distancias y ven los objetos deformados, más pequeños o más grandes de lo que son en realidad. Se trata a veces de imágenes tan fantásticas que algunos especialistas hablan del síndrome de “Alicia en el país de las maravillas”.

El escritor de este cuento fantástico Lewis Carroll, padecía de migrañas y muchos creen que estas ilusiones que describe en “Alicia”, eran reflejo de su experiencia personal.

Estos trastornos visuales duran entre 10 y 20 minutos y aparecen con malestar general, dolores abdominales y náuseas. La cefalea aparece inmediatamente y con una intensidad variable. Los niños también dan cuenta de tener la “vista borrosa”.

- Migraña oftalmopléjica:

Se trata de niños que presentan en primer lugar dolores de cabeza y luego, 3 o 5 días más tarde, parálisis oculares con caída del párpado, visión doble y dilatación de las pupilas. Estos trastornos son regresivos en pocas semanas, pero reincidentes.

- Migraña hemipléjica familiar:

Es el tipo de migraña menos frecuente y se trata de hemiplejias (parálisis de la mitad del cuerpo) reincidentes que comienzan en la infancia y se manifiestan después de la crisis de migraña.

Evaluación del dolor a través del dibujo.

Investigadores estadounidenses pidieron a 220 niños afectados de migraña o de dolores de cabeza a repetición, que hicieran un dibujo describiendo el dolor. El resultado fue sorprendente. Cuando se compararon los dibujos con la historia clínica de los niños, se notó que en el caso de quienes sufrían migraña, el 87% expresaba síntomas de esta patología y lo describían como un halo alrededor de los ojos, vómitos, necesidad de acostarse, rechazo a la luz y una especie de “martilleo” en la superficie del cráneo.

Sin embargo, la expresión de la tristeza, el llanto, el dolor y la sensación de aturdimiento en los dibujos, no es especifica de la migraña.

El análisis de los dibujos de los niños parece ser una manera eficaz de diferenciar entre los dolores de cabeza debidos a otros motivos, de los dolores generados por una crisis de migraña. Podrían permitir evaluar con facilidad la intensidad del dolor, orientar el diagnóstico y elaborar un plan de tratamiento, siempre también teniendo en cuenta la evaluación global de la calidad de vida de cada paciente.





Un contexto familiar favorable.

Otro estudio realizado en Inglaterra sobre 1000 personas nacidas en el año 1958, determinó que las cefaleas crónicas en los niños tienen una conexión estrecha con el contexto familiar, con una predominancia en niños que viven con alguno de sus padres enfermo, o que atraviesan un divorcio. Estos niños, una vez que llegan a la vida de adultos, desarrollaron más problemas digestivos, de patologías psiquiátricas o simplemente migraña. Esta patología es dos veces más frecuente en personas que no tuvieron dolores de cabeza durante la infancia.

Sin embargo, muchos niños que padecen migraña notan que desaparecen sus síntomas cuando llegan a adultos. Al parecer, es esencial tomar en cuenta el contexto psicológico de los niños y de su entorno cuando se enfrentan a la enfermedad, con el fin de evaluar todas las posibilidades.

Estos estudios confirman el verdadero sufrimiento de los niños que padecen migraña, que muchas veces es subestimado o ignorado, así como la necesidad de un tratamiento especializado. Por lo tanto, es importante consultar rápidamente en caso de que los niños se quejen de dolores de cabeza a repetición, y sobre todo aprender a conocer esta enfermedad, que evidentemente está muy influenciada por el contexto familiar.

No dudes en consultar con un especialista, que podrá hacer una evaluación en detalle y aplicar el tratamiento adecuado.

¿Qué podemos hacer?

Los niños pueden y deben llevar una vida normal de juegos y deportes. No existe una dieta específica para los casos de migraña, pero podemos evitar los factores que se supone pueden ser los que provocan las crisis.

- Chocolate.

- Productos lácteos.

- Alcohol, en los adolescentes.

- Poco o mucho sueño.

- Plátanos muy maduros.

- Enlatados.

- Quesos curados.

- El estrés, la fatiga o el cansancio.

Ante una crisis, lo primero que debemos hacer es acostar al niño, insistir en que descanse y generar un ambiente oscuro.

¿Conoces a alguien que padezca de migrañas? ¡No dejes de compartir esta información tan importante!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste