Saludable.Guru
Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Curiosidades       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Felicidad

Parásitos cerebrales: prevención, higiene y tratamiento
Por Gastón para Saludable.Guru en Diciembre del 2016 en Buenos Hábitos

¿Sabías que los parásitos encuentran en el cerebro humano el hábitat ideal para vivir y desarrollarse? Sí, puede sonar repugnante, pero estos gusanos son capaces de viajar por todo el cuerpo, pasar por los ojos, atravesar los tejidos y detenerse en el cerebro.

Un hombre, en Gran Bretaña, tuvo una tenia en su cerebro durante cuatro años sin que lo supiera y sin que pudiera detectarse. Este hombre de ascendencia china había visitado el país recientemente y los médicos creen que fue allí cuando se produjo el contagio que es donde es más habitual encontrarlo en los seres humanos.



Este gusano que se había establecido en el cerebro de este hombre empujaba abriéndose camino provocando en él convulsiones y debilidad en las extremidades. Al no haber medicamentos efectivos para tratar esta clase de parásitos los médicos no tuvieron otra opción más que extirpar el gusano quirúrgicamente.

Los especialistas advierten que las larvas de estos gusanos pueden enquistarse en el cerebro o en cualquier otro lugar del cuerpo dañando los tejidos, provocando ceguera, parálisis e incluso la muerte.

Dentro de los distintos tipos de tenia, existen tres que son las que pueden infectar fácilmente el cerebro, pero una en particular es con la que tenemos que tener mayor cuidado ya que se contagia a través del cerdo cuando comemos carne poco cocida de un cerdo infectado o a través de las larvas que se encuentran en las heces de un cerdo infectado.

Cuando los humanos contraen este parásito y la larva se instala en el sistema nervioso se genera lo que se llama una neurocisticercosis, una condición que genera epilepsia dentro del cerebro.

Es por esto que los médicos advierten que debemos tener especial cuidado en la cocción de los alimentos y en mantener una higiene muy minuciosa sobre todo después de ir al baño. Es común la autoinfección, es decir, que uno mismo puede ingerir los huevos de un gusano que viven en nuestro propio intestino. La tenia de cerdo presenta cifras muy altas en Latinoamérica, Asia y África según lo detalla la Organización Mundial de la Salud.

Los alimentos importados de estos países aumentan los riesgos de contagio, pero esto se reduce significativamente con una cocción adecuada y con una higiene a conciencia.
 
Cuando alguien se encuentra invadido por estos parásitos pueden presentar los siguientes síntomas:

- Dolores de cabeza: este es uno de los primeros síntomas que se manifiestan cuando tenemos parásitos en el cerebro. Junto con el malestar aparecen hipersensibilidad a la luz y visión borrosa.

- Confusión: con el avance de la infección el tejido cerebral se ve afectado y el paciente comienza a experimentar confusión general, problemas de memoria, falta de atención, dificultad para tomar decisiones y desorientación.

- Fiebre: como en todos los casos la fiebre es un llamado de atención y una respuesta a la infección ya desarrollada en el organismo. Al activar el sistema inmune la fiebre puede ayudar a combatir la infección parasitaria.

- Náuseas: los especialistas aseguran que cuando las larvas se adhieren a las cavidades del fluido cerebral pueden generar náuseas, pero también es necesario descartar que no haya una secundaria infección parasitaria en el tracto gastrointestinal.

 - Convulsiones: con una infección avanzada pueden sobrevenir las convulsiones. Éstas son generadas por las larvas adheridas al tejido cerebral.

- Hidrocefalia: otra consecuencia de la infección puede ser la de desarrollar hidrocefalia, acumulación de líquido en el cerebro.

Para que conozcas más sobre este interesante tema del que debemos protegernos y proteger a nuestras familias, te sugerimos veas este vídeo en el que encontrarás más detalles sobre los parásitos cerebrales.



Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste