Noticias sobre ciencia y vida saludable
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

¿Por qué los perros viven menos que las personas? Aquí está la respuesta...

Todos tuvimos que pasar alguna vez por la triste experiencia de perder a una mascota. Nuestros animales de compañía se convierten en un miembro más de la familia y ocupan un lugar en nuestro corazón que nada puede reemplazar una vez que se van.

Nos parece injusto y nos negamos a tener que afrontar el hecho de que ya nunca más podremos disfrutar de su presencia y de su amor incondicional. ¿Por qué no podríamos tenerlos siempre con nosotros? ¿Por qué los perros viven menos que las personas?

Tal vez esta historia que cuenta un veterinario, tenga la respuesta.

¡Aferrémonos a ella!

“Un día me llamaron para asistir a un perro llamado “Belker”. Era un perro negro y callejero que la familia había adoptado siendo cachorro. Belker tenía ya 13 años y su mirada tierna, pero cansada hacía evidente que se acercaba el final.

La familia de Belker esperaba un milagro. Se negaban a aceptar la idea de que tendrían que despedirse de él para siempre, aunque su cuerpo débil y sus huesos frágiles nos decían lo contrario.

Belker y el pequeño Shane de 7 años, estaban muy unidos. Cuando él llegó, Belker ya era parte de la familia y siempre fueron inseparables.

Después de examinar al perro, le dije a la familia de Shane que nada podía hacer. Belker estaba gravemente enfermo y consideré que ayudarlo a dormir, era lo mejor para él. La familia de Shaneestuvo de acuerdo y los vi reunirse a su alrededor para que Belker sintiera la presencia de los que lo querían. Le agradecieron que hubiera formado parte de sus vidas todos esos años, llenándolos de risas y buenos recuerdos.

Shane era sólo un niño y yo no estaba seguro de saber si entendía lo que estaba pasando. Sólo acariciaba a su amado Belker y le repetía cuánto lo quería.

Después de unos minutos, Belker se durmió para siempre.

Shane se sentó tranquilo y me contó algunas anécdotas y mientras charlábamos, nos preguntábamos sobre la injusticia de tener que perder a un perro que amamos y de que el tiempo que viven es corto en comparación con el de sus dueños.

Pero él tenía la respuesta. La mejor respuesta. Me dijo:

“Yo sé por qué. Las personas vienen al mundo a vivir bien, a aprender a ser buenos, pero eso les lleva mucho tiempo. En cambio los perros, nacen sabiendo y no necesitan tanto tiempo para aprender a querer a otros. Por eso se van antes”.

La explicación fue tan simple y tan real que nunca podré olvidarla. La simpleza con la que enfrentan los hechos los niños, es admirable y deberíamos aprender de ellos.

Si tuviéramos que definir una moraleja para esta historia y un perro fuera quien nos enseñara un poco de su generosidad y amabilidad, aprenderíamos cosas como: - Cuando las personas que amas, lleguen a casa; corre a saludarlos.

- Aprovecha cada oportunidad que tengas para ir a pasear. ¡Y no olvides hacer amigos en el camino!

- Disfruta de correr contra el viento.

- Salta, juega, corre, expresa tu alegría.

- Escucha con atención y déjate querer. Las caricias, siempre son bienvenidas.

- No “muerdas”. A veces, tan sólo con “gruñir” alcanza.

- Disfruta del sol tendido en la hierba.

Y lo más importante, conviértete en alguien que reconforte, que anime y que consuele a otros en los momentos difíciles. No se necesita mucho… tan sólo con estar cerca para que sientan tu presencia, es suficiente.





¿Qué te pareció esta historia triste, pero esperanzadora? ¿Crees que debemos aprender más de nuestras mascotas? ¡No dejes de compartir!





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste