Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Qué son los pólipos en el colon y a qué síntomas debes prestarle atención
Por Guru en Julio del 2018 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Los pólipos intestinales son tumores benignos del colon y del recto. Estas protuberancias se forman en las paredes internas del colon a nivel de la mucosa. Existen varios tipos de pólipos; algunos no evolucionan y permanecen siempre benignos mientras que otros son susceptibles de evolucionar en tumores cancerosos.

Los pólipos pueden ser de origen aislado, es decir sin antecedentes familiares. Por el contrario, su presencia puede tener relación con la presencia de pólipos en otros miembros de la familia. Y también pueden ser de origen genético por anomalía de un gen.

Los factores alimentarios pueden también jugar un rol importante en la evolución más o menos rápida de un pólipo hacia una lesión cancerígena. (Alimentación demasiado rica en grasas animales, carnes demasiado asadas, bajo tenor de fibras vegetales).

Signos asociados a los pólipos.

En general, los pólipos no generan ningún tipo de síntoma. Algunas veces, se manifiestan a través de sangre en las heces (rectorragias), por dolores en el recto o sensación de defecar, o por la presencia de mucosidad en las heces.





Normalmente no existe ningún tipo de alteración del estado general, de pérdida de peso o de apetito. En ocasiones, se pueden percibir con el tacto rectal cuando se encuentran en este nivel.

El procedimiento habitual indica que se deben retirar en cuanto son detectados como medida preventiva, evitando de esta manera un posible cáncer de colon.

Poliposis familiar.

La poliposis adenomatosa familiar o poliposis cólico familiar, es una enfermedad cuyo origen está relacionado con una mutación genética. En las personas afectadas, se desarrollan un gran número de pólipos en el colon. Como consecuencia de esta cantidad de pólipos, el riesgo de desarrollar cáncer de colon es muy elevado, casi del ciento por ciento a los 40 años. El tratamiento habitual es la cirugía, que consiste en retirar del colon estos pólipos con el fin de minimizar los riesgos. Existen otros pólipos mayormente relacionados con tumores malignos como el síndrome de Gardner o el síndrome de Turcot y otros que son benignos, ya que los pólipos nunca evolucionan en un cáncer.

¿Cuándo consultar?

- A partir de los 50 años, los pólipos intestinales deben ser detectados en cada uno de nosotros. Nadie debería dejar de hacerse el estudio. Existe un test detecta sangre en las heces y debe ser realizado de manera regular cada dos años si siempre el resultado es negativo.

- En casos de que se haya encontrado sangre en las heces (4% de los casos), se debe realizar una colonoscopía que permita retirar los pólipos, en caso de que se encuentren. A menudo, el estudio no revela nada y la aparición de la sangre está relacionada con otro tipo de patología como las hemorroides o una fisura anal. Pero el 30% de los casos se encuentran pólipos en el colon y en el 8% de estos casos se detecta un cáncer colorrectal, por lo general en un estado precoz.

- En caso de que se deban retirar los pólipos, es necesario por lo general prever una nueva colonoscopía de control cinco años después o según la recomendación del médico.

- En caso de enfermedad familiar, es decir de poliposis familiares, es necesario que los pacientes se sometan a estudios frecuentes al igual que el resto de la familia.

- Las personas que sufren de la enfermedad de Crohn o de una rectocolitis hemorrágica, después del octavo o el décimo año, deben realizar colonoscopías regulares con biopsias ya que esta enfermedad incrementa el riesgo de cáncer de colon. Sin embargo, este tipo de cáncer sobreviene a menudo de una lesión plana más que de pólipos como en el resto de la población. Éstas lesiones se asemejan a las lesiones de los pólipos en el microscopio pero son a menudo muy difíciles de ver durante el estudio de la colonoscopia.

Recuerda que la prevención es la mejor herramienta que podemos utilizar para evitar complicaciones mayores. Ante cualquier duda no dejes de consultar con un profesional.

Comparte esta información tan importante para que otros tomen las debidas precauciones.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste