Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       -> Recetas Saludables <-       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

7 beneficios de incorporar Hígado a tu dieta y cómo debes prepararlo.
Por Guru en Junio del 2018 en Recetas Saludables

Seguinos en Pinterest

Dentro del grupo de las vísceras de los animales, encontramos un sinnúmero de posibilidades que a muchos pueden parecerles imposibles de comer, pero que en muchos países son manjares que nunca faltan en una mesa típica.

Casquería, achuras o entresijos son algunos de los nombres que reciben y entre toda esta oferta encontramos el hígado, una carne “roja” que no todo el mundo acepta, pero que comprende una cantidad importante de beneficios para la salud.

Se trata de una carne tierna y sabrosa y sus beneficios en sabor se potencian cuando se trata de un hígado de ternera.

Por cada 100 g de hígado cocido, obtenemos hasta 2,52 µg de vitamina D, el equivalente a casi un cuarto de los aportes diarios recomendados tanto mujeres como en hombres. El hígado de novillo cocido, es un poco menos rico vitamina D que el de ternera.

Esta carne cuenta tan sólo con 162 calorías por cada 100 g y debes tener en cuenta al momento de comprarlo de conservarlo refrigerado por no más de 24 horas. Otra opción es congelarlo y en ese caso puedes conservarlo por 6 meses.

Conozcamos cuáles son los principales beneficios de consumir hígado. 1) Valor nutricional. El hígado es particularmente rico en proteínas y minerales esenciales tales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el calcio y el hierro y vitaminas A, D y algunas del grupo B (B1, B2, B6 et B12).

2) Fuente de hierro. El hígado es uno de los alimentos más ricos en hierro. Una porción de 100 g de hígado de cordero, por ejemplo, nos provee de casi el 60% del aporte nutricional aconsejado para las mujeres y el 100% para los hombres. La misma relación tiene el hígado de ternera que provee respectivamente 30% y 50%.

El hierro interviene la fabricación de los glóbulos rojos y es por eso que se aconseja consumir hígado cuando tenemos problemas de anemia. Pero también podemos sumar morcilla, corazón y riñones, ya que contiene dos veces más hierro que la carne de vaca común.

3) Vitamina B. El hígado también es una importante fuente de vitaminas B. Una porción de 100 g aporta más de 30 veces vitamina B12, 200% de vitamina B2 y 100% para las vitaminas B3, B5 y B9.

4) Recomendado para deportistas. Como ya hemos dicho, el hígado es un alimento con una gran riqueza nutricional. El hígado es especialmente una buena fuente de proteínas y contiene al mismo tiempo una buena cantidad de vitaminas útiles para el metabolismo. ¡Esto es importante si quieres generar músculos!

También es para destacar sus altos contenidos en folatos que contribuyen a mantener el buen estado físico de las mujeres, especialmente si se dedican al deporte.

Independientemente de la disciplina deportiva practicada, el hígado es un alimento que no debe faltar en nuestra dieta y que puede reemplazar perfectamente cualquier otro tipo de carne.





5) Bajo contenido lípidos. El hígado es un tipo de carne con bajo contenido lípidos. Contiene menos del 10% de materia grasa y, por lo tanto, puede ser consumido reemplazando cualquier otro tipo de carne roja.

6) Vitamina A. Esta vitamina contiene muchas propiedades beneficiosas entre las que contamos la fertilidad saludable tanto para hombres como para mujeres al igual que el desarrollo adecuado de los embriones.

La vitamina ayuda a prevenir el asma, los cálculos renales, regula los niveles de azúcar en la sangre, previene el estrés oxidativo y protege el hígado de las grasas.

El hígado, es una fuente importante de vitamina A que siempre debemos incorporar a nuestra dieta.

7) Ácido araquidónico. Los beneficios del ácido araquidónico están relacionados con la buena calidad de la piel, la fertilidad, la protección intestinal, el crecimiento y la hidratación.

¡Cuidado! El hígado no se recomienden personas con altos niveles de colesterol o en mujeres embarazadas.

¿Te gustaría conocer una receta para preparar un plato diferente para la cena de hoy?

¡Hígado a la cacerola!

Ingredientes para 2 porciones. En caso de que quieras hacer más aumenta los ingredientes manteniendo las proporciones.

- ½ kg. de hígado.

- 1 cebolla grande.

- ½ taza de caldo de verduras.

- 1 vaso de vino tinto o blanco.

- Aceite de oliva, cantidad necesaria.

- 2 cucharadas de perejil picado.

- Sal y pimienta, a gusto.

Preparación:

- En una sartén, dorar el hígado sin cocinarlo demasiado hasta que esté dorado de ambos lados. Retirar.

- En la misma sartén, agregar un poco de aceite de oliva y rehogar la cebolla cortada en Juliana. Retirar antes de que transparenten.

- En una cacerola, incorporar la cebolla y el hígado. Salpimentar y agregar el perejil. Cocinar unos minutos más.

- Agregar el vino y mezclar la preparación hasta que el alcohol se evapore.

- Por último, incorporar el caldo y tapar. Cocinar cinco minutos más a fuego suave. Recuerda que el hígado no debe cocinarse demasiado porque si no quedará muy seco.

- Acompaña esta receta deliciosa con arroz blanco o puré de papas.

¿Qué te parecieron estas novedades sobre el hígado? ¡No dejes de compartir!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste