Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

5 remedios caseros para combatir las várices.
Por Guru en Enero del 2017 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Durante el verano o en días primaverales algunas mujeres no nos animamos a mostrar nuestras piernas, utilizar traje de baño, un pantalón corto o una pollera. Esto puede resultar algo molesto porque las venas que se hacen visibles como consecuencia de las várices resultan sumamente antiestéticas.

Sin embargo, este es un problema bastante común porque esta enfermedad de las venas alcanza a millones de personas en el mundo y se estima que alrededor del 60% de la población mundial, en especial las mujeres, sufre de varices.

Las varices son venas dañadas que se dilatan y forman un relieve en la piel. Se sitúan generalmente en las piernas pero también pueden aparecer en las pantorrillas, los brazos y a veces en la cara.

En general, las várices están asociadas a una sensación de molestia y pesadez en las piernas debido a la mala circulación de la sangre.

El hecho de desarrollar un trabajo que nos demanda estar de pie durante muchas horas resiente las venas de los miembros inferiores e incrementa el riesgo de sufrir de varices.

Pero no todas las venas afectadas se ven necesariamente inflamadas o son anti estéticas. Algunas simplemente cambian la apariencia tomando un color violáceo mientras que otras se parecen a cuerdas anudadas sobre la superficie de la piel.

Las várices pueden ser síntomas de un problema circulatorio más grave y provocar dolores a veces muy intensos. Para aliviar y prevenir la aparición de nuevas várices necesitamos seguir un tratamiento.

¿Por qué aparecen las várices?

Las arterias transportan la sangre desde el corazón hacia el resto de los tejidos. Luego, las venas distribuyen la sangre al resto del cuerpo gracias a válvulas unidireccionales hacia el corazón, de manera que la sangre no pueda volver hacia atrás. Las várices son la consecuencia de la acumulación de la presión en el interior de las venas y de un debilitamiento de estas válvulas que ayudan a mantener una circulación sanguínea adecuada.

Varios factores explican la aparición de las várices o contribuyen a agravar las ya existentes.

- La edad, porque las venas se estiran y pierden elasticidad.

- El factor hereditario, quienes tienen antecedentes familiares están más expuestos.

- El sobrepeso, esto genera más presión sobre las venas de las extremidades inferiores.

- Los cambios hormonales como los embarazos y la menopausia.

Síntomas de las várices:

La mayor parte de las várices no están necesariamente ligadas a dolores bien específicos. Por ejemplo, haciendo seguimiento de las personas afectadas, notamos que las venas pueden tener distintos aspectos. Encontramos venas azules o violáceas, rojizas y retorcidas que forman un relieve sobre la piel (como si fuesen cuerdas).

Cuando aparecen los dolores en las piernas afectadas de várices, los síntomas se acompañan generalmente con una sensación de entumecimiento, inflamación, calambres musculares, pesadez, picazón y algunas veces, úlceras en la piel.

Como podemos ver este es un problema que puede convertirse en algo serio y que debemos atacar desde el primer momento. Afortunadamente, existen alternativas naturales que pueden ayudarte a reducir significativamente tu problema de varices. Prueba con estos sanos consejos.

Remedio natural 1. Infusión.





Ingredientes:

- 25 g de hojas de hamamelis.

- 40 g de corteza de agracejo.

- 40 g de corteza de endrino.

Preparación y consumo:

- Coloca todos estos ingredientes en 1 litro de agua fría y hierve durante 15 minutos.

- Cuela la preparación, endulza con una cucharadita de miel.

- Bebe 2 tazas al día.

Remedio natural 2. Aceite de ajo.


Ingredientes:

- 6 dientes de ajo.

- Jugo de 3 naranjas.

- 2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación y uso:

- Corta los dientes de ajo y colócalos en un frasco de vidrio.

- Agrega el jugo de las naranjas y las dos cucharadas de aceite de oliva.

- Deja reposar 12 horas y agita bien antes de utilizarlo.

En la noche, vierte algunas gotas de aceite de ajo en tus dedos y con movimientos circulares frota las várices durante algunos minutos. Coloca una bolsa de plástico o papel film y envuelve las piernas con una venda o una toalla caliente. Deja actuar toda la noche.

Por la mañana, lava bien las piernas y coloca medias o alguna prenda que se adhiera a la piel para mantener el calor.

Repite cada noche durante algunos meses y notarás cambios significativos.

Remedio natural 3. Vinagre de sidra de manzana.


Si bien ningún estudio científico ha confirmado las virtudes medicinales del vinagre de sidra de manzana para actuar sobre las várices, se trata de un remedio natural muy utilizado para aliviar la inflamación y la sensación de dolor.

Puedes utilizarlo de manera externa embebiendo un paño con vinagre de sidra de manzana y aplicarlo sobre las várices durante 30 minutos. Al mismo tiempo, coloca las piernas sobre una almohada de modo que queden un poco elevadas.

También puedes beber el vinagre. Por la mañana y por la noche diluye una cucharada de vinagre en un vaso con agua.

¡Cuidado! No olvides enjuagar tu boca luego de haber bebido esta mezcla ya que el vinagre tiende a erosionar el esmalte de los dientes por efecto de la acidez.

Remedio natural 4. Arcilla verde y limón.


Ingredientes:

- ½ taza de arcilla verde en polvo.

- 5 gotas de aceite esencial de limón.

- Agua, cantidad necesaria.

Preparación y uso:

- Coloca en un recipiente la arcilla y agrega el aceite de limón.

- Agrega agua tibia suficiente hasta formar una pasta espesa.

- Extiende una capa de esta preparación sobre la piel y deja actuar durante 20 minutos.

- Pasado el tiempo, enjuaga con abundante agua.

La arcilla puede ser una buena solución para atenuar las várices. Efectúe este tratamiento dos veces al día durante 10 días consecutivos.

No olvide que las várices son frágiles y cualquier producto que se aplique debe hacerse consumo cuidado.

Remedio natural 5. Castaña de la India.


La castaña de la India es considerada uno de los mejores remedios contra las várices. Este árbol originario de Asia está presente hoy en todos lugares del mundo y posee numerosas cualidades medicinales. Muchos estudios científicos confirman su eficacia. Estas semillas, contienen aescina, una sustancia con propiedades antiinflamatorias, vasoconstrictoras y anti edémicas.

Su eficacia fue reconocida incluso por la Organización Mundial de la Salud.

Esto frutos favorecen la circulación de la sangre y combaten el fenómeno de la retención de líquido. Algunos estudios afirman que la castaña de la India sería tan efectiva como las oxerutinas, unos flavonoides utilizados para reducir la insuficiencia venosa.

Las castañas de la India impiden a los fluidos circular fuera de las venas y ayudan a reducir las molestias que provocan las várices.

Otros recursos.

- Masajes: Los masajes suaves pueden contribuir a aliviar el dolor y desinflamar las várices. Prepara infusiones con hojas de pino, hojas de ciprés, de menta, de romero, de lavanda, de árnica para masajear tus piernas.

Si las várices se transformaron en úlceras, utiliza compresas embebidas en infusión de romero y miel de lavanda para ayudar a cicatrizar.

- Hidroterapia: Si tienes la oportunidad de sumergirte en una bañera esto puede ser de mucha ayuda para aliviar las várices. En caso de que cuentes con una bañera con hidromasaje, tanto mejor.

Luego de unos 20 minutos en el agua, seca bien las piernas, coloca alguna prenda de vestir que mantenga el calor y dejar las piernas elevadas por 20 minutos.

- Aguas termales: Si tienes la oportunidad de utilizar este recurso, es más que bienvenido.

- Cremas naturales: La crema de caléndula o la crema de hamamelis pueden ayudarte en gran medida a combatir las várices.

No olvides estas recomendaciones.

- Realiza actividad física para mejorar la circulación de la sangre y ayudar a prevenirlas. Te recomendamos una caminata de 30 minutos al día mínimo.

También puedes practicar otras actividades como natación o tenis. La práctica de un deporte al mismo tiempo permite limitar el sobrepeso y obesidad, que son factores que agravan los síntomas de las várices.

- Adopta buenas posturas. Permanecer muchas horas de pie o muchas horas sentados favorece la aparición de varias.

- Cuando estés sentado no cruces las piernas porque esto impedirá la normal circulación de la sangre y también afectará a tus várices.

Si debes permanecer muchas horas de pie, utiliza calzado con taco de 2 a 3 cm de alto. Esto hará trabajar los músculos de las pantorrillas.

Cada una hora, camina durante cinco minutos o mueva tus pies para activar los músculos y la circulación.

- Algunos estudios sugieren que el estrés puede ser el punto de partida de las várices a raíz de una pérdida de la autoestima. No dejes de estar atenta a este punto.

-Acuéstate por las noches de manera extendida y apoya tus pies sobre una almohada o sobre algún objeto mullido que te permita tenerlas más elevadas que el cuerpo.

-Práctica yoga, esto mejora la circulación de la sangre y las posturas del cuerpo.

-Refuerza tu alimentación consumiendo frutas y en especial jugo de zanahorias. Incrementa el consumo de ajo y evita el alcohol, las salsas muy condimentadas y las carnes rojas.

¿Sufres de várices? ¿Qué te parecieron estos consejos? Tus propios remedios naturales son bienvenidos.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste