Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

¿Podemos ignorar lo que los demás piensan de nosotros?
Por Guru en Febrero del 2019 en Espiritualidad

Seguinos en Pinterest

Sería realmente un ingenuidad de nuestra parte creer que podemos despreocuparnos por completo de lo que otros piensan de nosotros, pero de la misma manera debemos entender y aceptar que no podemos evitar que piensen lo que quieran pensar.

La necesidad de ser aceptados y reconocidos y la falta de confianza en uno mismo crean expectativas que nos vuelven muy sensibles a la manera en que otros no perciben.

Pero, ¿qué es lo que lleva a la gente a estar pendiente de la vida de otros? Te sorprendería saber hasta qué punto los seres humanos necesitan ocuparse de las vidas ajenas para huir de las suyas. Es decir, fijarse en lo que hacen los demás para no tener que ver qué sucede en sus propias vidas porque tal vez lo que ven, no sea de su agrado.

La idea que queremos transmitir hoy es la de afirmar y reafirmar nuestra personalidad, dejar hablar nuestro corazón aún a riesgo de no gustar o de pasar a ser encasillados por otros dentro de categorías que nada tienen que ver con nosotros.

Te recomendamos seguir estas tres etapas para liberarte de la mirada ajena y solamente guiarte por tu propio juicio.





1) La opinión de los otros no me define.

A veces puedo equivocarme o incluso no ser muy amable, pero eso tiene que ver con una actitud o un error y no con lo que valgo como persona. Recordemos que cuando otros no juzgan es porque también buscan reafirmar su propio valor.

Es como decir: “cometiste un error, eres malo. Yo no cometí ese error, soy bueno”.

2) Juicio negativo, emociones negativas.

Cuando nos vemos sometidos al juicio de alguien surgen rápidamente emociones negativas como la culpa, la vergüenza y el ridículo. Tenemos miedo de desilusionar a otros y no estar a la altura de lo que se espera de nosotros.

Error. Si entendemos que estas emociones son pasajeras y no dejamos que se acumulen generando presión, entonces tomaremos las críticas e incluso las injurias y las colocaremos en el casillero de la indiferencia.

3) No entrar en la rueda.

¿Conoces eso de “no hacer lo que no te gusta que te hagan”? Bien, esto se trata exactamente de lo mismo. Es un efecto espejo. Si creo en el principio de que todo el mundo se critica entre sí, haré lo mismo. Pero, por el contrario, si busco comprender al otro antes de enjuiciarlo, creo una dinámica positiva necesaria para entender que lo que hace que otros actúen de esa manera tiene una razón de ser.

¿Y tú? ¿Cómo respondes a lo que otros piensan de ti? ¡Comenta y comparte!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste