Inicio       Buenos Hábitos       -> Historias de vida <-       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

La soledad en los mayores, una epidemia que mata.
Por Guru en Febrero del 2018 en Historias de Vida

Seguinos en Pinterest

“A mis hijos no los veo. Viven lejos, pero de todas formas me tratan como si yo fuera un mueble”, declara María Isabel, una mujer viuda de 81 años que vive en un Hogar de Ancianos.

Otra jubilada que reside en el mismo lugar, confiesa: “No hablo con nadie. Y además, no quiero molestar a otros con mi tristeza. No puedo hablarle a nadie de mi soledad”.

¿Pero qué pasa cuando las personas mayores ni siquiera tienen la posibilidad de vivir en un lugar en donde son cuidados? Una gran parte de ellos vive en soledad y se expone a innumerables peligros, además de las consecuencias de la falta de contacto y afecto por parte de otros.

Causas de aislamiento en personas mayores.

A medida que envejecen, muchas personas ven que su círculo de amistades y también la familia se reducen, perturbando de esta manera sus puntos de referencia y su ritmo de vida. Los motivos del aislamiento pueden ser:

- Pérdida de autonomía.

- Enfermedad.

- Muerte del cónyuge.

- Distancia geográfica de la familia o ausencia de familia.

- Pérdida de grupo de amigos.

- Miedo a convertirse en una carga.

- Miedo a salir y caerse.

- Pobreza o bajos recursos económicos.

Para una persona mayor, el hecho de vivir aislado y de sentirse solo, puede provocar graves consecuencias como deterioro de su estado físico y mental, aumento del estrés y de la ansiedad, trastornos del sueño, depresión, ideas suicidas, etc.

Estas señales deben alertar al entorno sobre la angustia de los abuelos y estar atentos a cómo podemos acompañarlos para protegerlos de la soledad y de cualquier otro peligro.





La soledad es más peligrosa que la obesidad.

Entre las personas consideradas como aisladas encontramos casos curiosos en los que manifiestan no sentir pena por no tener con quién relacionarse.

¿No será que se han resignado a la indiferencia por parte del entorno? Un 30% de las personas que experimentan un sentimiento de soledad, evitan todo tipo de contacto con otros y una parte de este porcentaje cree que nadie se interesa en ellos.

Y este desinterés puede tener consecuencia muy tristes, porque según un estudio británico, la soledad incrementa en un 14% la mortalidad en personas de la tercera edad, lo que nos lleva a la conclusión de que la soledad mata el doble de personas que la obesidad.

Lamentablemente, estas cifras aumentan y a muchos de los riesgos a los que están expuestos nuestros abuelos debemos agregarles la ausencia o el alejamiento de los hijos, un grupo familiar reducido, estar expuesto a enfermedades, a una discapacidad, a la pérdida progresiva de la autonomía, a la dependencia del cónyuge o a la completa inactividad.

¿Y qué pasa con la salud psíquica?

La persona se siente abandonada y comienzan a aparecer con más frecuencia sentimientos negativos como pérdida de la autoestima, sensación de ser inútil, incapacidad para realizar las tareas más simples y sentimiento de no ser querido y de no importarle a nadie.

La introversión se incrementa, las fuerzas internas se desmorona y se establece un espiral de sentimientos negativos que puede llevar a la depresión. Cuando esto sucede, podemos detectar las siguientes características:

- Tristeza y apatía persistentes.

- Pérdida del interés por sí mismo que se manifiesta con falta de apetito, no tomar los medicamentos y falta de higiene.

- Fuerte angustia.

- Dolores que no tienen explicación, trastornos de la memoria, irritabilidad, agresividad.

- Ideas suicidas, en casos más complejos.

¿Qué hacen los que no se deprimen?

No todos caen en pozos depresivos y toman nota de que deben combatir la soledad de alguna manera. Para lograrlo, lo esencial es mantener la mente ocupada y sentirse útil manteniéndose activos. Veamos algunas ideas.

- Tareas solidarias.

Pocas cosas son tan gratificantes para una persona, de cualquier edad incluso, que sentirse útil ayudando a los demás. Tanto hombres y mujeres de la tercera edad que ya no trabajan y se encuentran retirados, optan por participar de asociaciones de ayuda o de beneficencia en donde conocen a otras personas, comparten y sienten que colman de esa manera sus vidas.

Cuando dejamos de aportar al mercado laboral, muchas veces es necesario redefinir los proyectos de vida. Es momento entonces de dedicarse a causas que te hagan sentir útil, una buena manera de sentirse valorado.

- Participar de distintas actividades.

¿Qué mejor que practicar una nueva actividad para conocer nuevas personas? Clases de baile, manualidades o incluso reuniones de juegos de cartas. ¡Elige la que más te guste!

Además de sociabilizar, este tipo de actividades permiten mantener activo el organismo en general.

- Alojar estudiantes.

En muchos países esta actividad es moneda corriente. Alojar estudiantes por una módica suma de dinero, contribuye a que ellos puedan tener un lugar en dónde vivir y las personas mayores ya no tengan que vivir solas.


¿Qué podemos hacer para ayudar?

En ocasiones las personas mayores se encuentran demasiado frágiles o sean muy vulnerables como para lograr por sí mismas vencer la soledad y es entonces cuando la familia y los más cercanos deben estar más presentes.

¿Cuántos de nosotros hemos visto a abuelos librados a su suerte y cuyas familias se han desentendido por completo de ellos? Es una situación realmente angustiante verlos tan indefensos después de haber dedicado una vida a trabajar y velar por sus familias. ¿Qué podemos hacer?

- Visitarlos de manera frecuente.

- Llamarlos por teléfono.

- Proponerles una salida.

- Invitarlos a comer.

- Ayudar en las tareas domésticas.

Tanto la familia como los amigos cercanos y los profesionales, debemos estar atentos y unidos para evitar la soledad de nuestros abuelos y hacerles sus días amenos y felices.

Hagamos llegar esta problemática a muchos para que cada vez más tomen conciencia de la importancia de cuidar y ayudar a nuestros queridos abuelos.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste