Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

El tiempo que pasan los abuelos con los nietos es un regalo para toda la vida.
Por Guru en Octubre del 2017 en Espiritualidad

“Cada verano, cuando iba de vacaciones a casa de mi abuela, todas las noches antes de dormirme, me cepillaba el cabello. Me daba un poquito de su crema para manos y juntas hablábamos sobre lo que íbamos a hacer al día siguiente. Todavía me parece sentir ese perfume a rosas delicioso porque lo tengo grabado en la memoria”.

Esto es algo que me contó Alejandra, cuando hablábamos sobre el rol que cumplen los abuelos en la vida de los niños. Y la respuesta al unísono fue, ¡Inolvidables!

El lugar que ocupan los abuelos evolucionó con el correr del tiempo. Antes, a menudo compartían el mismo lugar que los nietos y en consecuencia la cotidianeidad se daba bajo el mismo techo.

Hoy, los tiempos han cambiado y los abuelos y los nietos a menudo viven lejos unos de otros y sólo pueden encontrarse durante la época de vacaciones o durante fiestas familiares.

Sin embargo, este lazo es una unión invaluable tanto para los abuelos como para los nietos.

Las experiencias que vivimos con nuestros abuelos son enseñanzas y recuerdos que nunca se borran. La relación que se establece entre abuelos y nietos es especial y son un punto más de apoyo con el que los niños cuentan.

Es por esos que el vínculo nunca debe perderse y aunque vivamos lejos, no tengamos tiempo o estemos cansados, no debemos privar a nuestros hijos del placer de pasar tiempo con sus abuelos porque además de brindarles la alegría de verlos, los niños fortalecen su desarrollo emocional.

Cada uno de nosotros podrían dar una explicación diferente y al mismo tiempo parecida sobre porqué los abuelos son importantes en la vida de nuestros hijos, pero algunas de estas razones son comunes para todas las familias. En caso de que no lo hayas pensado de esta manera, te invitamos a conocer en profundidad el porqué de la importancia de este vínculo que nunca debe perderse.

1) Los abuelos no son eternos: La ley de la vida nos impone situaciones que no nos gustan pero a las que en algún momento debemos enfrentarnos.

En estos tiempos en que la maternidad suele darse en momentos en que las mujeres alcanzaron una meta profesional o completaron los estudios, el tiempo que les queda a los abuelos para disfrutar de los nietos y viceversa, no es mucho.

Ganémosle al tiempo todo lo que podamos y aprovechemos cualquier situación para compartir salidas, paseos, cumpleaños, fiestas o una simple caminata.

2) Los abuelos dan las mejores lecciones: No todas las lecciones llegan a aprenderse en la vida, pero las que vienen en forma de consejos por parte de nuestros abuelos son imborrables.

¿Por qué será? Tal vez porque la forma que tuvieron de trasmitir una enseñanza no tuvo apariencia de enseñanza, sino que tal vez en una charla en la que contaban una experiencia vivida nos estaban enseñando algo que nunca más íbamos a olvidar. Claro, ¿cómo no reflexionar sobre lo que ellos nos relataban? Historias que hoy también recordamos e incluso trasmitimos a nuestros hijos.

3) Si están con los abuelos, una tranquilidad: ¿con quién van a estar mejor que con los abuelos? Si hay algo que a las mamás nos deja tranquilas es saber que nuestros hijos están con las personas que más los quieren después de nosotros.

Los abuelos disfrutan de cuidar a sus nietos y en este momento de sus vidas tienen la capacidad de entregar tiempo y calidad de tiempo como tal vez no pudieron cuando eran padres.

Los abuelos cumplen un rol de padres con ciertas características especiales que disfrutan ellos y los nietos.

4) Los abuelos conectan con los orígenes: ¡Qué importante es que los abuelos cuenten cosas de la niñez! Ellos crean un vínculo con el pasado que de otra manera no podríamos alcanzar.

¿Recuerdas cuando los abuelos contaban cómo vivían, a qué jugaban, en que trabajaban cuando eran jóvenes?

También es importante para los niños que los abuelos cuenten cómo eran sus padres cuando eran pequeños para que de esta forma entiendan que también son personas que tuvieron sus éxitos, sus fracasos y sus debilidades.

Todo eso también es parte de nuestra historia y de la de nuestros hijos y estos aprendizajes de cosas del pasado nos hacen valorar más nuestros orígenes, nuestras raíces y nuestra propia historia familiar.

5) Los abuelos tienen otro ritmo: Además de la experiencia, los abuelos tienen la ventaja de vivir a otro ritmo. No son víctimas del estrés como suele pasar con los padres que trabajan todo el día y deben cumplir con muchas obligaciones. Al no tener a los nietos todos los días y sin mucho apuro, están más disponibles para enseñarles cosas de la vida cotidiana, como atarse los cordones, abotonarse un saco o hacer una trenza.

Los abuelos no se enojan, tienen tiempo para jugar, para hornear galletas y siempre están dispuestos a escuchar.

6) Los abuelos son los mejores mediadores: La abuela Carmen cuenta: “mi hija es muy ansiosa y vive pendiente de mi nieta. Lola nunca había corrido descalza en el pasto, ni había saltado sobre la cama, ni había subido a un árbol… Cuando está conmigo la dejo vivir alguna que otra aventura siempre que no represente un riesgo o que se ponga en peligro. Permanentemente la estoy mirando atenta a sus movimientos”.

Otra característica apreciable de los abuelos es la aptitud para ser confidentes y actuar como mediadores. ¡Son excelentes diplomáticos!

Tienen una capacidad infinita como confidentes y para apaciguar las aguas. Si mamá y papá son un poco exigentes, los abuelos escuchan, consuelan y tratan de poner paños fríos a las situaciones.

Los abuelos son importantes para la armonía familiar e indispensables cuando acontecen situaciones complicadas en el seno de la familia porque ellos representan para los niños un pilar en donde amarrar su seguridad emocional.

Brindan a los niños solidez afectiva, les hacen saber que están ahí, que los van a proteger, que pueden apoyarse en ellos. La experiencia que les transmiten los abuelos es como la luz en el camino de sus vidas.

Cuando estos vínculos son sólidos, los nietos tiene la certeza de que unas personas que peinan canas, que tienen arrugas en la cara y que caminan a paso lento, son unos gigantes indestructibles que los cuidan y los aman.



Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste





  




Saludable.Guru en tu celular






























© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.

Políticas de Privacidad