Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

8 trastornos asociados al mal funcionamiento de las glándulas tiroides.
Por Guru en Noviembre del 2017 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

El mal funcionamiento de la glándula tiroides tiene repercusiones múltiples en la salud, principalmente a nivel cardíaco, del peso, del sistema digestivo, de la temperatura corporal, de la piel e incluso sobre nuestro carácter y nuestro estado de ánimo.

Este tipo de patología, hace un tiempo, era propia de los países pobres, con carencia de yodo en su dieta alimentaria. Hoy, esto ha cambiado e incluso en los países desarrollados las enfermedades de la glándula tiroides son moneda corriente.

La tiroides, situada en la parte delantera del cuello, es una glándula que fabrica hormonas ricas en yodo. Las principales hormonas tiroideas son la T4 (tetrayodotironina) y la T3 (triyodotironina), que son esenciales para la vida ya que ejercen muchos efectos sobre el metabolismo, el crecimiento y el desarrollo del organismo.

El yodo es un elemento indispensable para la tiroides y para la síntesis de las hormonas tiroideas. Proviene del agua de nuestra alime que te pasa sí de gozo ntación, principalmente del pescado, los crustáceos y los lácteos.

No es casual que la glándula tiroides se sitúe a nivel del cuello porque asegura el equilibrio entre la parte alta y la parte baja del cuerpo, entre la cabeza (nuestros pensamientos interiores) y el cuerpo (nuestras acciones exteriores). Es la glándula de nuestro metabolismo y tiene el poder de hacernos funcionar “a toda máquina” o por el contrario, de manera lenta según nuestras emociones.

Pero un problema a nivel de las glándulas tiroideas, provoca un desajuste en todo nuestro organismo que se evidencia de manera concreta.





Veamos cuáles son.

1) Constipación.

El hipotiroidismo es una enfermedad que demanda un lapso más o menos extenso entre el diagnóstico y la prescripción de la dosis justa para el tratamiento de las hormonas tiroideas y poder así regular el normal funcionamiento.

Durante este período las fases de constipación son frecuentes y es indispensable regular el tránsito intestinal con el fin de evitar otras consecuencias asociadas al estreñimiento como dolores abdominales, inflamación, gases, hemorroides.

La constipación es causada por una disminución del tono muscular que ocasiona una disminución del peristaltismo digestivo.

En estos casos es necesario aumentar el consumo de alimentos ricos en fibras, incrementar la ingesta de líquidos, realizar actividad física y prestar especial atención a los índices de magnesio para mantener el tono muscular.

2) Dolores articulares y musculares.

Dentro del cuadro del hipotiroidismo, muchas personas se ven afectadas con dolores articulares y musculares. Muchas veces los médicos no toman en cuenta esta situación y diagnosticarán frecuentemente fibromialgia.

Si se trata de un hipotiroidismo autoinmune, es posible que se realicen pruebas para una eventual poliartritis reumatoide, síndrome de Sjögren (también llamado síndrome del ojo seco), esclerodermia, lupus, etcétera.

Si nada de esto se logra diagnosticar, es probable que los médicos se inclinen por la fibromialgia. Los pacientes no deben quedarse con este único diagnóstico y deben tomar en cuenta los dolores articulares y musculares como una posible consecuencia del hipotiroidismo.

3) Menstruación y fertilidad.

Desgraciadamente, dentro de los problemas relacionados con la glándula tiroides las mujeres son las que llevamos la delantera y una de las consecuencias a las que nos exponemos es a la alteración del ciclo menstrual que se vuelve irregular y en ocasiones hasta suele desaparecer.

De la misma manera, existe estrecha relación entre la tiroides y la salud reproductiva. La doctora Amanda Jefferys, investigadora del hospital Bristol, explica que: “la función de la glándula tiroides controla el eje del hipotálamo hipófisis. Los cambios en la función de la tiroides pueden tener un impacto importante en la función reproductiva antes, durante y luego de la concepción.”

Es así como las patologías de la tiroides representan el problema hormonal endocrino más común que afecta a las mujeres en edad de procrear.

4) Aumento del colesterol.

Últimas investigaciones dan cuenta de que un hipotiroidismo mal tratado o controlado de manera inapropiada desde el punto de vista hormonal puede conducir a un incremento de los niveles de colesterol.

En el caso de un hipotiroidismo, la descomposición del colesterol se realiza de manera retardada y se da un constante un incremento de la concentración total de colesterol.

Este aspecto constituye un factor suplementario de riesgo para la aparición de arteriosclerosis y el aumento de la tensión arterial. En el caso de un hipertiroidismo, vemos la situación inversa, lo que significa un descenso de la concentración total de colesterol y de colesterol LDL.

Debemos destacar que en un nivel inicial de colesterol de 230, se nota un descenso en tan sólo cuatro semanas de los valores a 160, siempre y cuando las personas en cuestión no consumen azúcar en absoluto. Dentro de este contexto, los niveles de fructosa tienen una importancia decisiva.

5) Trastornos del sueño.

El mal funcionamiento de la glándula tiroides genera una cierta cantidad de trastornos psicológicos entre los que se encuadra el insomnio. El exceso de hormonas tiroideas genera especialmente problemas en el sistema nervioso y las personas afectadas tienen dificultades para conciliar el sueño o se despiertan de manera frecuente a lo largo de la noche.

El insomnio en realidad está ligado a una aceleración del ritmo cardíaco. La calidad del sueño se ve forzosamente afectada y las repercusiones en la salud psíquica y mental pueden ser considerables. El problema debe ser tratado a tiempo para evitar complicaciones mayores.

6) Alteración del ritmo cardíaco.

Una aceleración o disminución del ritmo cardiaco en reposo puede ser signo de un problema en la glándula tiroides. El hipotiroidismo se caracteriza en el 95% de los casos por una bradicardia (ritmo cardíaco en reposo por debajo de lo normal).

La aceleración del ritmo cardíaco con palpitaciones aparece en el 88% de los casos de hipertiroidismo. Pero solamente en el 35% de los casos de hipertiroidismo provocado por nódulos tóxicos.

Los nódulos tóxicos son dos nódulos que se “liberan” del control cerebral y que producen ellos mismos hormonas tiroideas con tasas hasta 100 veces superiores a las de la glándula tiroides.

El doctor Willem explica que, “cuando nuestro corazón late a menudo o incluso de manera constante entre 85 y 90 pulsaciones por minuto aun estando en reposo, sin alteración emocional particular o actividad física, puede deberse a una consecuencia relacionada con la glándula tiroides. En el hipertiroidismo, la taquicardia está siempre presente de modo que si no existe, el diagnóstico de hipertiroidismo debe ser revisado.”

Esta celebración de los pulsos se acompaña algunas veces, dentro del cuadro de un hipertiroidismo, con un aumento de la presión arterial.

Estos trastornos de la glándula tiroides que terminan afectando el ritmo cardíaco, deben ser controlados por un profesional para que el paciente no padezca de una arritmia permanente.


7) Trastornos psicológicos y emocionales.

Los trastornos psíquicos que acompañan el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, se encuadran dentro de las enfermedades mentales.

Las personas cuyas glándulas tiroides son hiperactivas pueden mostrar los siguientes síntomas: ansiedad y tensión, inestabilidad emocional, impaciencia e irritabilidad, distracción, sensibilidad exagerada a los ruidos y también una depresión fluctuante acompañada de tristeza y problemas de sueño y de apetito.

En casos extremos, las personas desarrollan síntomas similares a la esquizofrenia, pierden el sentido de la realidad, deliran o padecen de alucinaciones.

Por el contrario, una función tiroidea deficiente puede generar de manera progresiva una pérdida de interés y de iniciativa, un ralentizamiento del proceso mental, memoria deteriorada con eventos recientes, pérdida de la espontaneidad y trastornos en la personalidad, deterioro intelectual general, depresión, tendencia paranoide y eventualmente demencia con secuelas permanentes en el cerebro, todo esto en caso de que la enfermedad no sea tratada.

En el caso de algunas de estas condiciones, ciertas personas fueron mal diagnosticadas, hospitalizadas durante meses y tratadas sin éxito por una psicosis.

8) Problemas en la piel.

En este caso, veremos que las consecuencias en la piel varían de acuerdo al hipotiroidismo o el hipertiroidismo. Las características de cada uno son:

Hipotiroidismo.

- Mixedema: se debe a un incremento de los mucopolisacáridos. Estos se acumulan en la dermis, habitualmente alrededor de los folículos pilosos y pueden separar el colágeno produciendo una degeneración en la producción.

- Piel pálida y fina: la palidez se debe a un tenor cutáneo anormal del mucopolisacárido y del agua.

- Cambios en la temperatura de la piel: la reducción central de la temperatura y una perfusión disminuida de la piel se producen en razón de la vasoconstricción cutánea.

- Piel extremadamente seca: esto puede ser el resultado de la secreción disminuida de la glándula ecrina. En casos muy severos, la transpiración de los procesos puede verse perturbada. Esto tiene como consecuencia que las palmas de las manos y las plantas de los pies se vuelven más espesas y secas algo muy conocido con el nombre de keratoderma.

- Carotenemia: esto tiene relación con una decoloración amarilla de las palmas de las manos y de las plantas de los pies provocadas por altos niveles de caroteno cutáneo.

- Cabello frágil, seco y de lento crecimiento: el cabello seco y fino son considerados consecuencias de la secreción reducida de sebum.

- Madarosis: esto se refiere a la pérdida de las cejas.

- Cicatrización débil: la cicatrización de las heridas se vuelve lenta y está en relación directa con el grado de déficit de hormona tiroidea.

- Hipohidrosis: se refiere a la falta anormal de transpiración.

- Xerosis: entre 57 y el 59% de los pacientes que sufren de un cambio la textura de la piel, sufren este trastorno que se refiere a una piel fina y escamada.

Hipertiroidismo.

- Piel lisa, fina, caliente, blanda y húmeda. La epidermis se adelgaza y la capa exterior de la piel se hidrata por demás. Un aumento en el flujo cutáneo conlleva a la producción de calor que genera a menudo la inflamación de la cara, los codos y las palmas de las manos.

- Cabello fino y débil: esto puede producirse sin que nos demos cuenta y asociarse con alopecia.

- Hiperhidrosis: se observa una transpiración excesiva y anormal en particular en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

- Mixedema pretibial: las cantidades excesivas de mucopolisacaridosis se acumulan en la dermis y en el sub cutis de la piel generando espesamiento localizado de la piel pretibial.

- Hiperpigmentación generalizada o localizada.

Tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo no tienen cura, pero se controlan muy bien con la ingesta de hormonas de reemplazo o de sustitución.

El aporte de hormonas permite compensar el mal funcionamiento de la tiroides y restablecer un metabolismo normal.

Muchas de las patologías que nombramos son también síntomas de esta enfermedad. No dejes de consultar con un profesional ante la menor duda.

¡Comparte esta información tan importante!




Solo necesitas 1 litro de leche, 1 yogur y medio l...

Estas plantas son bombas de oxígeno. Deberias tene...

La importancia de masajearte los pies antes de ir ...

Aprende a preparar una Tarta de Puerros casera, pa...


Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste