Inicio       Buenos Hábitos       -> Historias de vida <-       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Les tomó 30 años a los médicos diagnosticar mi Enfermedad Autoinmune.
Por Guru en Abril del 2017 en Historias de Vida

Analia Santino, de 56 años de edad, desarrolló Artritis Psoriasica cuando era tan sólo una adolescente – pero le tomó tres décadas obtener un diagnóstico oficial. A lo largo del camino, los médicos sospechaban que ella podría tener fibromialgia o lupus. Todo cambió cuando ella finalmente consultó a un reumatólogo. Ahora, Carman trabaja para crear conciencia sobre esta dolorosa enfermedad.

Es difícil recordar aquel tiempo en que no padecía de la enfermedad Psoriasica. Cuando era bebé, tenía psoriasis en el cuero cabelludo – es muy triste que esta enfermedad pueda afectar a niños pequeños.

Después, cuando tenía aproximadamente 13 años de edad, desarrollé otro tipo de psoriasis llamada Psoriasis Guttata, la cual probablemente se detonó por la faringitis estreptocócica que tuve unas semanas antes. Pequeñas lesiones rosadas aparecieron en el 90% de mi cuerpo – mi esposo lo compara con una erupción alérgica al roble.

Alrededor de esta época, también comencé a sufrir de un agudísimo dolor de espalda. Casi me resulta imposible describir la sensación; era como un espasmo muscular que me hacía despertar y seguía sintiéndolo durante el día entero. Pero, mientras fui diagnosticada con psoriasis de manera bastante rápida, nadie parecía saber qué era lo que estaba causando mi dolor de espalda.

El largo camino hacia el diagnóstico.

Mis síntomas empeoraron en mis 20’s y 30’s, sin embargo, de alguna manera me las arreglé para tener cuatro hijos para cuando ya tenía 33 años de edad. El dolor comenzó a afectar mi cuello y demás articulaciones; pero continué haciendo todas las cosas que siempre hacía – salir de excursión con mis pequeños hijos, correr y nadar en el Lago Michigan. Había tenido problemas físicos durante toda mi vida, así que sólo asumí que era una persona débil. Mientras tanto, mi dermatólogo, médico de cabecera, y otros especialistas, me dijeron que podría estar padeciendo fibromialgia, lupus o artritis reumatoide. Parecía que obtenía un diagnóstico distinto en cada visita.

Comencé a leer todos los libros médicos que caían en mis manos y me familiaricé con la Artritis Psoriasica. Incluso se podría decir que “diagnostiqué” a un vecino que tenía un dedo de salchicha – dedos de manos y pies inflamados son síntomas comunes de la Artritis Psoriasica. Le dije, “Creo que deberías ver a un reumatólogo porque probablemente padeces de Artritis Psoriasica.” Lo suficientemente seguro, visitó al médico.

Aún necesitaba encontrar al médico correcto.

Pero yo no seguí mi propio consejo, y no fue sino hasta el 2002 cuando visité a un reumatólogo, cuando estaba a principios de mis 40´s. Mi esposo y yo estábamos muy ocupados con nuestros hijos y a medio proceso de mudarnos de Wisconsin a Idaho. Pero una vez que nos establecimos, encontré un reumatólogo en Boise quien era considerado uno de los mejores médicos en el Noroeste. Tomó Rayos X de mi pelvis, y finalmente obtuvo mi diagnóstico. Resultó que tenía una condición llamada espondilitis, un tipo de Artritis Psoriasica que puede afectar los huesos de la pelvis. En mi caso, algunas de las articulaciones de mi espina baja se habían fusionado.

Para ese momento, sin embargo, el daño ya estaba hecho. El tratamiento para la Artritis Psoriasica no puede revertir el daño existente. Además, muchos de estos tratamientos no funcionarían tan bien para mí ya que mi enfermedad ya estaba muy avanzada. Mis huesos púbicos se habían endurecido y mis articulaciones estaban rígidas. Tenía que recibir una cirugía de espina cervical y un reemplazo de cadera. Cada año empeoraba, especialmente durante el invierno, cuando sentía como si tuviera que caminar a través de arenas movedizas.

Invito a cualquiera que piense que pueda tener Artritis Psoriasica a que encuentre un buen reumatólogo. La Fundación Nacional de Psoriasis, para la cual hago labor de difusión, puede ayudarles a encontrar a un reumatólogo cerca de su ubicación. Los grupos de Facebook también pueden ser una buena fuente para encontrar reumatólogos. Y por suerte, ahora es mucho más sencillo de lo que solía ser encontrar un reumatólogo certificado que se especialice en esta enfermedad.



Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste





  




Saludable.Guru en tu celular



























t


© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.

Políticas de Privacidad