Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Usos y Beneficios que tú Abuela no te contó sobre el ACEITE DE COCO.
Por Guru en Enero del 2017 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Durante muchos años los nutricionistas miraron con desconfianza al aceite de coco porque se lo consideraba alto en grasas saturadas, pero con los avances científicos y las nuevas investigaciones, se puede saber hoy a ciencia cierta que el aceite de coco cuenta con una larga lista de ventajas para quienes lo utilizan.

Las ventas de aceite de coco han aumentado en todo el mundo e incluso lo encontramos dentro de la composición de muchos alimentos. ¿Cómo no podría despertar interés un producto natural que ayuda a adelgazar así como a prevenir el Alzheimer?

Conozcamos algo de su composición:

El aceite de coco no tiene proteínas, ni vitaminas, ni minerales, pero su acción más importante tiene que ver con las grasas saturadas, que en lugar de alojarse en los lugares donde suele hacerlo (caderas, muslos, vientre, brazos), va directamente al hígado y allí se metaboliza transformándose en energía.

¿Sabías que es más sana una tostada untada con aceite de coco que con manteca?





El ácido láurico del aceite de coco es un ácido graso que no se encuentra en muchos alimentos y que refuerza el sistema inmunitario al mismo tiempo que aumenta el colesterol bueno y reduce el malo. Una vez que este ácido ingresa al cuerpo se transforma en monolaurina, una sustancia que tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antifúngicas.

Pero además de estas propiedades, el aceite de coco se convirtió en la estrella de la cosmética por sus excelentes nutrientes y agentes reparadores. Sus ácidos grasos esenciales son absorbidos con facilidad por la piel y también por el cabello.

Y como si esto fuera poco, el aceite de coco tiene un aroma que nos “traslada” y es una fiesta para los sentidos.

A continuación, vamos a ver en detalle los beneficios que podemos obtener con el uso habitual del aceite de coco.

1) Cocina saludable: El aceite de coco extra virgen soporta las altas temperaturas, al contrario que otros aceites vegetales como el aceite de canola o el aceite de nuez. El aceite de coco no se deteriora con el calor, no pierde sus propiedades y no se vuelve tóxico. La médica nutricionista Corinne Chicheportiche-Ayache, explica que para cocinar es mejor que el aceite de oliva por ejemplo, sin embargo su aporte nutricional es escaso.

El aceite de coco durante la cocción no presenta ningún aporte en proteínas, vitaminas o minerales a excepción de la vitamina E, que es un importante antioxidante.

A excepción de su buena performance durante la cocción, uno de los principales beneficios del aceite de coco es su importante aporte en cuanto a sus agentes antibacterianos que ayudan a luchar contra las infecciones intestinales.

Procure siempre obtener aceite de coco orgánico.

2) Evita el sobrepeso: El consumo moderado de aceite de coco nos ayuda a evitar el aumento de peso gracias a sus ácidos grasos saturados que no se depositan en la piel y que se queman con rapidez una vez que llegan a los tejidos. Es decir, las grasas saludables del aceite de coco no se depositan en esos lugares en donde suele acumularse la adiposidad.

3) Hidrata la piel: El aceite de coco ayuda a aliviar las irritaciones y es un antioxidante que disminuye el envejecimiento de la piel, tonifica y le devuelve su luminosidad.

Se lo puede utilizar como desmaquillante, masajeando suavemente el rostro con el aceite.

Como todo aceite vegetal de buena calidad relaja y suaviza la piel permitiendo restablecer una buena cohesión entre las células.

La epidermis no deja que se evapore el agua manteniendo la hidratación sin dejar penetrar los microbios.

Es muy recomendado para pieles secas, aunque para estas también se recomienda el aceite de argán, el aceite de aguacate o el aceite de pepino.

Atención: si usted tiene piel grasa o con acné, no recomendamos el aceite de coco. Es apto únicamente para pieles normales o secas.

4) Fortalece el cabello: El aceite de coco es rico en vitamina E y en vitamina K, ideales para nutrir nuestro cabello, darle volumen y brillo. Es la mejor elección para cabellos secos y deteriorados. Se recomienda aplicarlo con los dedos mecha por mecha, para devolverle la sedosidad y eliminar el “frizz”. Es preferible no llegar a la raíz del cabello para no engrasar el cuero cabelludo, pero sí te sugerimos le dediques algo de tiempo al largo y a las puntas.

Para aprovechar al máximo los beneficios del aceite de coco, se recomienda realizar una máscara en el cabello una vez por semana. Aplicarlo con el cabello seco y envolverlo en una toalla caliente. Dejar actuar entre 30 minutos y una hora o incluso toda la noche, según tu elección y finalmente lavarlo de manera habitual con algún shampoo o algún tratamiento para después del lavado rico en queratina. Esto fortalecerá al cabello.

5) Blanquear los dientes: Para dientes brillantes y blancos sin tener que recurrir a tratamientos médicos, aquí también el aceite de coco se transforma en un importante aliado.

Un enjuague bucal con aceite de coco durante 10 minutos y un cepillado posterior; te garantizan una hermosa sonrisa, un aliento fresco y al mismo tiempo prevención de caries.

Asimismo, sus propiedades hidratantes actúan de manera eficaz para tratar los labios agrietados.


6) Anti celulitis: Utilice el aceite de coco como crema reductora de la celulitis, combinado con aceite esencial de pomelo (toronja).

Luego de su baño habitual, mezcle una cucharada sopera de aceite de coco con unas gotas de aceite esencial de pomelo y aplique en la piel masajeando suavemente en círculos.

7) Crema para afeitar: La hora de afeitarse suele ser un problema para muchos hombres porque aunque parezca extraño, la piel del rostro de los hombres puede ser aún más frágiles de las mujeres. Una excelente alternativa es utilizar junto con la crema para afeitar, aceite de coco con el fin de deslizar mejor la afeitadora y suavizar la piel.

8) Alternativa contra el mal de Alzheimer: Mary Newport, descubrió que los ácidos grasos de cadena media podrían estabilizar e incluso prevenir la enfermedad de Alzheimer gracias especialmente al aceite de coco.

El cerebro de una persona que padece de la enfermedad es resistente o deficiente a la insulina y el consumo de ácidos grasos contenidos en el aceite de coco permitiría la formación de un combustible de sustitución a la glucosa. Esto podría estabilizar la enfermedad. Se trata de una teoría revolucionaria que aún se encuentra en estudio.

9) Mejora la digestión: El aceite de coco es fácil de digerir y contiene compuestos que destruyen a las bacterias nocivas. Aumenta la producción de probióticos y equilibran el funcionamiento del intestino.

10) Picaduras de insectos: El aceite de coco puede aplicarse directamente sobre la picadura de un insecto para detener la inflamación y la sensación de ardor así como acelerar el proceso de curación.

Otra alternativa, es transformar el aceite de coco en un repelente de insectos mezclándolo con aceites esenciales de orégano o menta.

Usos concretos.

Las propiedades antibacterianas y antifúngicas del aceite de coco son ideales para tratar hongos en general. ¿Qué te parece tratar tus uñas con aceite de coco para eliminar los hongos? Este remedio natural es uno de los más eficaces. Realízalo de la siguiente manera.

- Tome un poco de aceite de coco y frótelo sobre la zona afectada.

- Deje el tiempo necesario hasta que absorba y se seque.

- En caso de que tengas otras uñas para tratar, lava bien tus manos antes de aplicar el aceite de coco en un segundo dedo.

- Repetir este proceso dos o tres veces por día hasta obtener los resultados esperados.

Otra receta económica y efectiva incluye solamente aceite de coco y sal gruesa. Esta combinación es ideal para tratar callos plantales y pies agrietados. Estos ingredientes pueden ayudarte a mejorar el aspecto de tus pies.

- Mezclar en un frasco de vidrio media taza de aceite de coco y 3 cucharadas de sal gruesa.

- Mezclar muy bien con un utensilio de madera o de silicona y dejar reposar durante varias horas. Cierre de manera hermética.

- Por la noche, antes de acostarse, lave bien sus pies con agua y jabón para eliminar las impurezas que pudieron haberse acumulado durante el día.

- Tome un poco del exfoliante que preparó previamente y aplique en las zonas afectadas y frote.

- Deje actuar el aceite y la sal durante 30 minutos y vuelva a sumergir los pies en agua tibia.

- Masajee los pies para una mayor acción exfoliante y luego de 15 minutos retírelos del agua.

- Seque bien los pies y aplique una crema hidratante.

- Repita el tratamiento al menos cuatro veces por semana y eliminará los callos y la piel agrietada en poco tiempo.

Otros usos del aceite de coco.

- Agregue una o dos cucharadas a sus batidos de frutas o batidos verdes para mejorar la textura y aumentar el consumo de ácidos grasos esenciales.

- Mezcle aceite de coco y bicarbonato de sodio a partes iguales más unas gotas de aceite esencial de menta y prepare su propio dentífrico casero.

- Prepare sus propias sales de baño mezclando ¼ taza de aceite de coco con ¼ taza de sales de Epsom para un baño reparador. - El aceite de coco contiene ácido caprílico y propiedades antimicrobianas que ayudan a eliminar las levaduras de la cándida. Es muy probable que conozcas a alguien que necesite utilizar aceite de coco y aprovechar sus múltiples beneficios. No dejes de recomendarle este artículo.




Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste