Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO
Home       Noticias       Buenos Hábitos       Historias de vida       Recetas Saludables       Belleza       -> Espiritualidad <-       Cookies

10 consejos para ser feliz todos los días de tu vida

¿Cómo tener una vida feliz? Es la gran pregunta que no siempre podemos responder. Algunos seres humanos se predisponen naturalmente a la felicidad, mientras que otros, necesitan apoyo psicológico y asistencia médica cuando atraviesan momentos de depresión, por ejemplo.

La vida se compone de altas y bajas y en algún momento, de manera inevitable, nos confrontamos a preguntas existenciales y a cuestionamientos que nos hacemos a nosotros mismos. Las pruebas, las desdichas, los malos momentos que se presentan en nuestro camino, influyen en nuestro bienestar general.

A simple vista, parece que ser feliz es tener todo lo que uno quiere, pero de igual manera vemos a otros que tienen todo lo que quieren, y sin embargo no son felices. ¿Por qué será?

Comúnmente se dice que “el dinero no hace la felicidad”, pero al parecer, la acerca bastante. Quienes tienen una situación financiera estable, sin sobresaltos, se sienten bien; pero una vez que han alcanzado esta estabilidad también suelen surgir problemas.

Otro factor importante tiene que ver con la salud. Cuando la salud mejora, la felicidad también. Pero… También en algún momento no nos alcanza. ¿Por qué será?





¿Sientes que te hace falta algo más? Entonces vamos a tratar de encontrar cómo acercarnos a la felicidad siguiendo estos 10 consejos.

1) Olvidar el pasado.

¡Qué difícil! Parece más fácil decirlo que hacerlo. Porque cuando nos han lastimado de manera profunda, las heridas no siempre sanan del todo.

Pero, si llegamos a entender que no podemos cambiar el pasado, que no podemos modificar esos hechos desgraciados que lamentamos, entenderemos que es esto lo que nos está impidiendo vivir de manera positiva. ¡Hay que soltar!

En cuanto al futuro, no podemos nunca saber qué es lo que va a suceder. Es por eso que vivir a pleno el presente tratando de cumplir con nuestros objetivos, es la mejor forma de apreciar la vida y todo lo bueno que ella nos ofrece.

2) Creer en uno mismo.

Dejar de buscar la aprobación de otros y confiar en nuestros propios valores, no es fácil. Todos buscamos satisfacer a quienes nos rodean ya sea porque necesitamos sentirnos amados o por temor a ser rechazados.

La confianza en uno mismo demanda paciencia, pero cuando se logra alcanzar, se convierte en una fuerza incalculable para poder afrontar la vida de manera positiva.

3) Apreciar lo que la vida nos ofrece.

Nada es perfecto, bien lo sabemos. Es por eso que es importante aprender a aprovechar esos pequeños momentos de felicidad y saborearlos. Todos aquellos que atravesaron pruebas difíciles, saben la importancia de apreciar las cosas simples. Si tenemos a alguien a quien amar y que al mismo tiempo nos ama, buenos amigos y un trabajo satisfactorio, somos privilegiados.

4) Perdonar.

Aprender a perdonar es un acto que nos libera de sentimientos negativos que contaminan nuestra vida. Está claro que no podemos aprobar actos deleznables, simplemente debemos dejarlos ir. Toda la energía que consumimos alimentando nuestro resentimiento hacia quienes nos hirieron, es un veneno para el alma. Perdona, y acepta que todos somos seres humanos.

5) Aprovechar nuestros talentos.

La ambición en buenas dosis, es extremadamente positiva, porque el sentimiento de lograr un objetivo es una caricia para el alma. Explotemos y aprovechemos nuestros talentos con el fin de crear algo bueno para nosotros mismos y que a su vez, puede convertirse en un regalo que compartamos con otros.

6) Ayudar a otros.

Es tan gratificante poder “dar una mano” a otros, que hasta está demostrado científicamente que contribuye a mejorar nuestra salud. Sin embargo, también debemos protegernos contra la agresividad y la negatividad de las personas que atraviesan momentos de depresión, porque puede contagiarnos.

Aprendamos a ser empáticos, a escuchar y comprender que los problemas de otros les pertenecen y que son ellos quienes deben enfrentarlos.

7) Mejorar la relación con quienes nos rodean.

Siempre podemos mejorar la relación que tenemos con nuestro entorno, con los miembros de nuestra familia, con los amigos y con los compañeros de trabajo. Aceptémoslos tal cual son y apreciemos sus cualidades más que poner el acento en sus defectos.

8) Reír.

Cuando somos niños, toda ocasión es buena para reír y disfrutar, pero al llegar a la vida adulta, el estrés y la vida cotidiana a veces nos impiden reír e incluso sonreír.

Muchos estudios científicos demuestran los efectos benéficos de reír para alejar las ideas negativas y enfrentar el estrés. Contrariamente a la ansiedad que acelera el ritmo cardíaco, la risa provoca movimientos respiratorios que facilitan la oxigenación de la sangre. Cuando estamos estresados, nuestros músculos se tensan. La risa provoca distensión muscular a nivel general.

9) Dar.

Dar sin esperar recibir, brindar nuestro tiempo, un poco de atención, otro poco de afecto… son formas de ayudar al prójimo. Hacerlo sin esperar nada a cambio, de manera desinteresada nos aporta una inmensa satisfacción. ¿No es este acaso el sentido de la vida? Muchos especialistas dicen incluso que brindarse a los demás, puede aliviar la depresión. Una forma de pensar menos en nuestros problemas y nuestras desdichas.

10) Pedir ayuda psicológica.

Si a pesar de todo esto sientes que no puedes vivir de manera positiva, no hay que tener ningún tipo de vergüenza en recurrir a la ayuda profesional. ¡Es más, es una necesidad!

Un psicólogo podrá hacer un diagnóstico y luego aplicar un tratamiento adecuado a cada situación. “El daño que causaron las palabras, pueden curarlo las palabras”. ¡Anímate!

Ser positivo y decidirse a ser feliz, es también una cuestión de actitud. Nuestro cerebro nos permite evaluar cada hecho que nos llega, clasificarlo en importancia y encontrar las herramientas necesarias para resolver las situaciones. ¡Todos estamos capacitados para hacer esto!

Cada vez que encuentres una piedra en tu camino, piensa en si será importante dentro de unos años. Seguramente, esto te hará sonreír.

¿Utilizas estos recursos en tu vida diaria? ¿Qué consejos puedes dar a otros que aún no logran alcanzar la felicidad? ¡No dejes de comentar y compartir!



Deja tu comentario sobre lo que viste



  






© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad