Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO

Más de 500 millones de animales han muerto por los graves incendios en Australia

¡8 millones de hectáreas! A eso se extienden los daños causados por los incendios en Australia, que comenzaron ya en septiembre. Eso equivale a tres veces la superficie que se incendió en el Amazonas. Para tener una idea más concreta, esta superficie es igual a que si Irlanda se hubiera quemado por completo.

Las autoridades no prevén que esto pueda solucionarse antes de dos o tres semanas. El fuego genera humo, pero también es una enorme fuente de calor. Esto, a su vez, crea una corriente ascendente tan potente que también generará cambios climáticos.

Ya miles de personas se vieron obligadas a dejar sus casas o fueron evacuadas de urgencia. Más de 3000 reservistas se movilizaron junto a los bomberos para tratar de luchar contra las llamas.

Las consecuencias.

Más allá de las imágenes impresionantes de los incendios, debemos también plantearnos las consecuencias que tendrán a corto, mediano y largo plazo en el ecosistema australiano y en el calentamiento climático.

En relación al primer problema, según los científicos, de la Universidad de Sydney, 480 millones de animales se han visto afectados por los incendios, ya sea porque han muerto o han tenido que desplazarse de sus habitats naturales. ¡480 millones! ¡Un número aterrador!

Dentro de este número se calcula que a fines de diciembre el 30% de los koalas de la región costera de nueva Gales del Sur, habían muerto.

Algunas especies damnificadas, son especies endémicas, es decir; que únicamente se encuentran en Australia. Entre ellos encontramos el koala, el canguro pero también el emú (una especie de avestruz australiana) y el wombat, una especie de marsupial.

Muchas especies que ya se encontraban amenazadas desde antes, se encuentran en una situación crítica ahora. El hecho de perder repentinamente una parte de la población y su hábitat así como su fuente de alimentación, lleva a las especies a la extinción total.

Esta desaparición en masa de los animales provoca un problema a futuro, porque la biodiversidad es indispensable para la vida de todos los animales. Si perdemos una especie que tiene una incidencia fundamental en el ecosistema, todo el ecosistema se pone en peligro, porque unos dependen de otros.

Por otra parte, con estos incendios tan intensos, las semillas de las plantas mueren antes de germinar y las raíces se queman. La base misma del ecosistema, el bosque y toda fuente de alimentación para estos animales ha desaparecido.

Pero el saldo negativo para la fauna podría ser aún peor porque hasta ahora no se ha tomado en cuenta la población de insectos, de murciélagos o de ranas, alimento de muchos animales.

El investigador Chris Dickman, explica que “la reconstrucción de las poblaciones de las especies locales va a ser un desafío a largo plazo. Una gran parte de ellas indudablemente, han sido afectadas por estos incendios.”

Otras consecuencias.

En Nueva Zelanda, a miles de kilómetros de los incendios, el glaciar Franz Josef, ha tomado un color ocre como consecuencia del humo y las cenizas que han llegado al lugar. Además, esto acelera el proceso de derretimiento.

Estas cenizas recorrieron 2000 km aproximadamente a través del mar de Tasman, para alcanzar el sur de Nueva Zelanda.

Esto también afectó la vida diaria de los australianos, porque el humo influye sobre la calidad del aire que se respira. La nube tóxica que sobrevuela la ciudad provoca problemas respiratorios y muchas personas deben utilizar máscaras.

Los más afectados son los niños que no pueden salir de las escuelas y han decidido anular todo tipo de actividades recreativas al aire libre.

La situación es preocupante en las grandes ciudades australianas y las partículas finas que se respiran, pueden representar un real peligro para la población.

Elevemos una plegaria para que haya una pronta solución.

No dejes de compartir.



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad