Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO
Home       Noticias       Buenos Hábitos       Historias de vida       Recetas Saludables       Belleza       Espiritualidad       -> Cookies <-

Quinoa: Dos veces más de fibra, proteína y hierro que la avena

Si te estás preguntando cómo incorporar más hierro a tu dieta sin comer tantas carnes rojas, entonces la respuesta te la va a dar la quínoa.

La quínoa, se compone en un 70% de glúcidos, un 15% de proteínas, pocos lípidos, fibras y numerosos minerales como el hierro, el manganeso y el cobre.

Asimismo, contiene más proteínas que los cereales y cuenta con todos los aminoácidos esenciales que otros no tienen. La quínoa se recomienda especialmente para personas que adoptaron una alimentación vegana o vegetariana.

Una taza de quínoa contiene aproximadamente 8 g de proteínas, el equivalente a un huevo. También debemos saber que este cereal es uno de los muy excepcionales granos que reúnen los nueve aminoácidos esenciales, y es por eso que se considera a la quínoa, como una proteína completa, similar a la proteína animal.

Por otra parte, al no contener gluten es ideal para quienes son intolerantes a esta sustancia, pudiendo reemplazar al trigo. Una excelente opción para quienes padecen de la enfermedad celíaca.

Constituye también un aporte en fibras muy importante, y permite que se la considere como un alimento preventivo de las enfermedades cardiovasculares. Ideal para nivelar los índices de glucosa, insulina y colesterol.

Otro de los importantes aportes de la quínoa, tiene que ver con su concentración en hierro. Por lo tanto, es una buena manera de incluir más hierro a tu alimentación, especialmente en las personas que sufren de anemia. Debemos tener en cuenta que el hierro que contienen los alimentos de origen vegetal se absorbe en menos en el organismo en comparación con el hierro que contiene la carne. Además, para una mejor absorción de este hierro no hemínico, es preferible consumirlo durante una comida o bien una hora antes o una hora después de consumir alimentos que contienen vitamina C como los cítricos, las frutillas (fresas), los kiwis, los pimientos o el repollo.





Todo esto ubica a la quínoa, dentro del rango de un “superalimento”, es decir, un alimento que ofrece propiedades nutricionales superiores a la normal. Otros alimentos que pertenecen a este grupo son el kale, las espinacas o el salmón.

El estatus de “superalimento” lo recibe por su aporte en vitaminas y minerales como la riboflavina, el magnesio, el hierro que ya habíamos destacado, el calcio, el potasio y el zinc.

Evita tomar té o café antes, durante o después de consumir este cereal, ya que barrerías con todas sus propiedades.

No recomendado para niños menores de dos años.

Al momento de la recolección de la quínoa, los granos están cubiertos de una especie de resina llamada saponina. Esta sustancia es un detergente natural, utilizada en la fabricación de jabones naturales.

La saponina le da un gusto amargo a la quínoa y hará dificultosa la absorción de algunos nutrientes. Sabemos que por lo general está previamente lavada y frotada antes de ponerse a la venta, sin embargo se recomienda enjuagarla antes de cocinarla.

Colócala dentro de un recipiente, enjuaga con abundante agua y pásala por un colador hasta que el agua salga límpida. Luego, puedes cocinar los granos como si fueran arroz, con agua hirviendo, de acuerdo a una relación similar: dos partes de agua por una de quínoa, durante 15 a 20 minutos.

En cuanto notes que están traslúcidas y ya no se vea el germen en el exterior del grano, pueden ser consumidas.

¡Un excelente sustituto del arroz, el trigo y las carnes rojas! ¡No dejes de comentar y compartir!



Deja tu comentario sobre lo que viste



  






© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad