Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO
Home       Noticias       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Recetas Saludables       Belleza       Espiritualidad       Cookies

La carrera por obtener una vacuna contra el coronavirus, brinda una nueva esperanza.

Los jefes de Estado sostienen que la mejor vacuna hasta el momento, es quedarse en casa; pero muchos científicos están trabajando en una vacuna real que permita desactivar por completo el coronavirus. Lo están haciendo en tiempo record y son optimistas en cuanto a los resultados, pero plantean que fabricarla y distribuirla, representará un enorme desafío.

Muchos voluntarios se prestan para recibir vacunas experimentales, aun cuando no se tiene certeza de su efectividad y de sus efectos secundarios.

Varios laboratorios e investigadores de la Universidad de Oxford en Inglaterra, han hechos pruebas en humanos y creen que podrán obtener resultados concretos para fines de septiembre. Aunque no se publicaron datos específicos, los resultados han sido alentadores.

Las esperanzas aumentaron cuando investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Center, dieron a conocer los resultados de un ensayo hecho sobre monos, y da cuenta de que la vacuna experimental, logró proteger a estos animales del virus. Además, se logró determinar que los monos infectados y recuperados, lograron crear anticuerpos que les permiten protegerse de una nueva infección; es decir, no pueden volver a contagiarse. ¡Esta es una excelente noticia!

Si bien esto no es determinante, porque los monos se asemejan a los humanos, pero no son exactamente iguales; dan una nueva esperanza de seguir haciendo avances en el descubrimiento de una vacuna definitiva.

El virólogo Michael Farzan, expresó que; “una vacuna eficaz será crucial para poner fin a la pandemia, que ha enfermado al menos a 4,7 millones en todo el mundo y ha matado al menos a 324.000. La inmunidad generalizada volvería a abrir la puerta a la vida sin distanciamiento social ni máscaras faciales.”

Por lo general, los procesos para el desarrollo de una vacuna llevan años, pero es tal la urgencia por encontrar el freno a esta pandemia, que los científicos están pasando por alto algunas fases de prueba, con el fin de obtener resultados lo antes posible.

Casi todos los países están realizando investigaciones para tratar de encontrar, ya se la vacuna, que sería la solución más drástica y efectiva, o al menos un medicamento que permita sobrellevar en mejores condiciones la enfermedad.

La vacuna tradicional.

El enfoque que están probando la mayoría de los laboratorios, tiene que ver con diseñar una vacuna con el mismo criterio de las ya existentes para otras enfermedades; es decir, la utilización de proteínas inactivas del virus. Otros, investigan sobre una tecnología de ARNm relativamente nueva que entrega fragmentos de los genes del virus a las células humanas para que éstas construyan una proteína viral para que sea reconocida por el sistema inmune como extraña y construya las defensas necesarias para atacar el virus, en caso de ser contraído.

Florian Krammer, virólogo de la Facultad de Medicina Icahn en Mount Sinai en Nueva York, dijo que: “sabemos que todos estos prototipos de vacunas, encontrarán obstáculos a medida que se realicen pruebas en humanos, pero servirá para que los investigadores aprendan cada vez más sobre este nuevo virus, del que aún se sabe bastante poco.

Una buena noticia, es que muchos virus van mutando y entonces, una vacuna puede ser efectiva en un momento y ser inútil en otro, si el virus muta. Pero este virus, parece ser de mutación lenta y en caso de encontrar rápidamente una vacuna, debería ser efectiva para todos los pacientes afectados por esta enfermedad.”

“Por supuesto que el riesgo está, dijo el Dr. Alyson Kelvin, investigador del Centro Canadiense de Vacunología y Universidad Dalhousie. y la mutación puede aparecer, pero hasta el momento, no ha sucedido y soy optimista en este sentido.”

Fabricación masiva.

Si algún laboratorio o Universidad lograra desarrollar una vacuna exitosa y efectiva, se plantearía al mismo tiempo el problema de la fabricación masiva y la distribución en todo el mundo.

Sabemos que todos los países estarían interesados en contar con esta protección para sus habitantes y poder desarrollar tanta cantidad, no sería una tarea sencilla.

Si a todos se les aplicara la vacuna y si algunos incluso, tuvieran que recibir una segunda dosis para poder alcanzar la inmunidad necesaria, entonces estaríamos hablando de casi un número impresionante: 16 mil millones de dosis.

Ningún laboratorio está en condiciones de fabricar en tiempo record una cantidad semejante de vacunas. Es por eso que otros laboratorios, deberían contar con la tecnología necesaria para producir las cantidades necesarias para satisfacer la demanda global.

No se trata sólo de cantidad y capacidad de fabricación, sino también de cantidad de jeringas, de agujas, de frascos, camiones para distribuir, personal para administrar, etc. Parece un detalle insignificante, pero no contar con estos insumos, podría demorar la distribución.

Los costos.

Aún no tenemos la vacuna y ya muchos piensan en cuánto puede costar a cada país la provisión de este elemento indispensable para terminar con la enfermedad. ¿Quién la va a pagar?

En la reunión de la Asamblea Mundial de la Salud de esta semana, se adoptó una propuesta de la Unión Europea que las empresas distribuidoras, deberían renunciar a los monopolios de las vacunas.

Oxfam, una organización benéfica internacional, publicó una carta abierta de 140 líderes mundiales y expertos pidiendo una "vacuna popular", que estaría "disponible para todas las personas, en todos los países, de forma gratuita".

Está claro que necesitamos una democratización de las vacunas, porque todos tenemos derecho a ellas y así lo expresó Helen Clark, ex primer ministro de Nueva Zelanda, quien también firmó la carta: "Estas vacunas tienen que ser un bien público. No estamos a salvo hasta que todos estén a salvo".

Ojalá los científicos encuentren la solución. Ojalá los laboratorios hagan que sea masiva y de bien público. Ojalá los gobernantes sepan administrar estos recursos. Lo necesitamos imperiosamente.

¿Qué opinas sobre estos avances? ¡No dejes de comentar y compartir!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad