Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO

Tribu del Amazonas ganó juicio contra petrolera y salva miles de acres de selva tropical

Hace mucho que las tribus del Amazonas vienen reclamando por sus derechos. A diario vemos como la deforestación avanza y va dejando a indígenas y animales autóctonos, sin su hábitat natural y sin recursos para seguir viviendo.

Cuando un grupo de hombres llegaron en avión y aterrizaron en medio de la selva amazónica, tenían como plan embaucar al pueblo originario Waorani de la provincia de Pastaza, en Ecuador. Hablaron con ellos, les hicieron ver unos videos y luego se fueron.

Los Waorani no sabían del horror que se acababa de producir: habían firmado la cesión de sus tierras.

Por más horrible que esta historia pueda parecer, te adelantamos que tuvo un final feliz; porque el pueblo Waorani no bajó los brazos y resistió las acciones fraudulentas del gobierno de Ecuador en los tribunales.

Recientemente, la tribu ganó un proceso contra la corrupción y las grandes empresas petroleras. Esta victoria creará sin duda un enorme precedente en los derechos de los pueblos autóctonos que habitan los distintos países que abarca el Amazonas.

Esta tribu indígena vive en la selva amazónica desde hace generaciones. Cuando la región se vio amenazada por una gran cantidad de compañías petroleras que esperan explotar las reservas subterráneas, se inició una larga batalla jurídica.

Pero finalmente, tres jueces de la corte provincial de Pastaza, dieron la razón al pueblo Waorani, y dio como nula la venta del territorio.

La tribu alegó que el gobierno utilizó prácticas fraudulentas en favor de las compañías petroleras y de sus intereses, poniéndolos por encima de la gente que vive allí de manera legítima.

El fallo dictado por los jueces ordena al gobierno volver a realizar el proceso de consulta y aplicar las normas establecidas por la corte interamericana de derechos del hombre, antes de vender territorios destinados a la extracción de recursos subterráneos. Esto tomará en consideración el impacto medio ambiental y cultural que afectaría a las tribus.

Este proceso es extremadamente importante para otras naciones autóctonas de la selva tropical ecuatoriana e incluso tal vez más allá de estas fronteras. La tribu Waorani logró la protección de más de 200.000 hectáreas de territorio ancestral que iba ser destinado a la explotación minera y otras 2.800.000 hectáreas de tierras autóctonas pretendidas por empresas petroleras.

El gobierno trató de vender nuestras tierras a las empresas petroleras sin nuestro permiso. Nuestra selva tropical, es nuestra vida, declaró Nemonte Nenquimo, litigante durante el proceso y presidente de la organización Waorani Pastaza.

Nosotros decidimos qué es lo que sucede en nuestras tierras. Nunca venderemos nuestra selva tropical compañías petroleras. Hoy, los tribunales reconocen que el pueblo Waorani y todos los pueblos autóctonos tienen derechos sobre sus propios territorios y que deben ser respetados. Los intereses del gobierno en el petróleo no tienen más valor que nuestros derechos, nuestra selva y nuestra vida.

Esta lucha se parecía a la de David contra Goliat. Era prácticamente una locura pensar que una tribu indígena con muy pocos recursos, pudiera ganarle a empresas petroleras sumamente poderosas.

El amor por la tierra y por la vida, pudieron imponerse por sobre el materialismo y el dinero. Una tribu del Amazonas logró detener una masacre.

Sólo nos queda desearles que sigan disfrutando de su hogar como lo vienen haciendo desde hace siglos y esperar a que otros también puedan conservar sus bosques y sus tierras al igual que lo hicieron los Waorani.

¿Qué podríamos decirle a esta tribu del Amazonas? ¡No dejes de comentar y compartir esta maravillosa noticia!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad