Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO

Una pareja hace una apuesta: Sin comer fuera, sin comidas trampa, sin alcohol.

La vida en pareja requiere de compromiso y acompañamiento mutuo y cuando las personas deben atravesar situaciones difíciles, el amor se pone a prueba.

Lexi y Danny superaron juntos el mayor obstáculo de sus vidas; perder 180kg entre ambos.

Cuando ellos se conocieron, Lexi pesaba 180kg (390 libras) y tan sólo tenía 25 años. Siempre había batallado contra el exceso de peso y todos sus esfuerzos terminaban en fracaso. Esto la hacía sentir que nunca podría lograrlo y sus esperanzas de poder hacer todo lo que siempre quiso, cada vez se alejaban más. Y no sólo eso, esto también ponía en riesgo su salud.

Hasta que un día, conoció a Danny. Él también tenía exceso de peso y este era un punto de encuentro para los dos. Pero el amor que surgió entre ellos no reparó en diferencias. Danny veía en Lexi a alguien dulce y sensible y supo que había encontrado a la mujer de su vida. Fue así, como un día, mientras caminaban por la playa, le pidió que fuera su esposa.

Ese fue el día más feliz de sus vidas, pero con el correr del tiempo, desearon formar una familia y el sobrepeso de Lexi podría complicar un embarazo y poner en riesgo su vida. Ese fue el momento en que decidieron que debían encontrar una solución.

Un año nuevo, la decisión estaba tomada. Se prometieron un año de comidas saludables y actividad física. Estaban decididos a perder peso, recuperar la salud y poder hacer todas esas cosas que siempre quisieron hacer, pero que el sobrepeso no les permitía.

Ese fue el principio de una nueva vida para ellos. “Empecé por preparar las comidas que más me gustan, de forma más saludable, dijo Lexi, de esa manera, no sentía que estaba haciendo dieta y no pensaba que estaba renunciando a todo”.

A eso le sumaron una hora diaria de actividad física. Lexi venció el miedo a las miradas en el gimnasio y junto con Danny, que en todo momento la apoyó, establecieron una rutina con la que logró perder 9 kilos (20 libras) por mes. ¡Un verdadero éxito!

Danny también hacía avances y al final perdió 45kg (100 libras), mientras se daban ánimos mutuamente, porque claro… hubo momentos en los que la voluntad tambaleaba, pero ellos supieron darse fuerzas y respetaron la promesa que se hicieron en Año Nuevo.

Y uno de los orgullos más grandes de Lexi y Danny, fue que hicieron estos cambios ellos solos, sin la ayuda de nadie, sin recetas mágicas, sin operaciones y sin píldoras. Tan solo eligiendo sus alimentos de manera apropiada y estableciendo una rutina de ejercicios acordes a sus posibilidades.

Lexi recuerda: “Cuando Danny me propuso matrimonio, yo pesaba 227kg (500 libras). Hoy, pudimos correr por esa misma playa. Cada día es un logro y estoy orgullosa de lo que hemos hecho juntos. Es imposible de describir la alegría que significa salvar tu propia vida”.

Hoy son una pareja sana, recuperada de su adicción a la comida, con un peso saludable y con ganas de que su historia ayude a otros. Se convirtieron en celebridades y en ejemplo de tenacidad y perseverancia.

Si Lexi se hubiera propuesto el descenso de peso por sí misma, seguramente también lo habría logrado, porque la capacidad de hacer algo importante está en todos nosotros, pero cuando contamos con el apoyo y el aliento de alguien que nos ama y a quien amamos, los resultados se ven más rápido y el camino se hace menos difícil.

Lexi y Danny no sólo recuperaron la salud y salvaron sus vidas, sino que también afianzaron su amor y su compromiso como pareja, alcanzando este objetivo tan preciado.

¡Felicidades para ambos!

¿Qué opinas de este inmenso logro? ¡No dejes de comentar y compartir!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad