Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO
Home       Noticias       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Recetas Saludables       Belleza       Espiritualidad       Cookies

43 sencillos métodos para poner el cerebro en su lugar y liberar la mente

Saber calmar nuestra mente parece difícil, pero puede no serlo si de verdad te decides a no ser presa del estrés de todos los días.

¿Quién no querría arrancarse del alma las angustias que nos arruinan la existencia? Todos tenemos problemas personales y laborales y aprender a controlar las emociones y encontrar serenidad, nos puede resultar complicado.

Cuando nos dejamos dominar sin remedio por las emociones, no podemos calmar nuestra mente y así recuperar la paz interior que tanto necesitamos.

Si sientes que esto es lo que te sucede, es probable que te sientas inquieto, angustiado y con miedo.

No… tu situación no es trágica. A muchos nos pasa de tener estas sensaciones, pero la buena noticia es que podemos aplicar técnicas simples para calmar la mente y aliviar nuestro corazón.

¡Inténtalo!

Para el enojo:

- Cambia de lugar. Desplázate hacia una habitación neutra y tranquila.

- Respira lentamente, sintiendo el aire llenando tus pulmones.

- Sacude tu cuerpo (Sí, como lo hacen los perros cuando salen del agua).

- Escribe una carta liberadora. A nadie en particular, sólo es para ti.

- Practica yoga.

- Sal a caminar.

- Repítete frases tranquilizadoras como “ya va a pasar” o “esto sólo durará un momento”.

- Dibuja líneas.

- Realiza movimientos circulares con los hombros.

- Rompe papeles en pequeños trocitos.

Para la angustia y la tristeza:

- Toma el sentimiento y repítete que te ocuparás más tarde de él.

- Busca a alguien de confianza a quien transmitirle tu angustia.

- Haz una lista mental de las peores cosas que podrían sucederte.

- Establece un orden de prioridades de tus problemas.

- Dibuja arcoíris con distintos materiales (témperas, plastilina, brillantinas, cola adhesiva de colores, papel, tela…).

- Esculpe.

Para la ansiedad:

- Piensa en una tarea simple y realízala. Una a la vez.

- Piensa que la ansiedad es “alguien” que te acompaña y que camina a tu lado. No hagas como que no está.

- Piensa en una palabra y busca otras palabras que empiecen con la misma letra.

- Mira a tu alrededor y nombra todos los objetos redondos, los cuadrados, los rojos, los verdes, etc, etc.

- Cierra los ojos y piensa en un lugar agradable o evoca un lindo recuerdo.

- Huele lavanda.

- Arma rompecabezas.

- Elabora una muñeca de trapo.

- Colorea imágenes (arteterapia).

- Practica origami.

- Dibuja paisajes.

- Dibuja autorretratos.

- Camina descalzo durante unos minutos.

Para ordenar los pensamientos:

- Crea laberintos.

- Dibuja y pinta mandalas.

- Arma rompecabezas.

- Dibuja celdas y figuras geométricas.

- Crea un collage.

- Haz una réplica de una pintura.

Para encontrar una solución:

- Dibuja olas, espirales y círculos.

- Dibuja puntos.

- Resuelve acertijos o desafíos matemáticos.

- Regálate momentos de silencio.

Para el miedo:

- Realiza un collage.

- Pinta flores.

- Teje.

- Trabaja con telas.

- Dibuja caminos.

Todas estas iniciativas pueden parecer muy diferentes unas de otras, pero todas sirven para recuperar la calma y la energía. Cada uno utilizará la que le sirva y la que le guste.

¿Y por qué no probar con algo nuevo? Tal vez en esta lista encuentres cosas que jamás hubieras hecho… ¿por qué no intentarlo?

¡No dejes de comentar y compartir!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad