Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO

¿Cuando comienza realmente lo mejor de la vida?

¿Es verdad que lo mejor de la vida comienza a los 40 años?

Cuando alcanzamos los 40 años en alguna parte profunda de nuestro espíritu, empezamos a sentir que despertamos de un largo sueño o salimos de una niebla espesa. En pocas palabras: empezamos a ver el mundo de una manera diferente.

Para la mayoría de nosotros, nuestros hijos se vuelven independientes y dejan el nido para conquistar sus propias vidas.

Cuando llegamos a esta edad, empezamos a tomar conciencia que hay otras cosas además de la montaña de ropa para lavar o de la supervisión de las tareas escolares.

A los 40 años estamos en la plenitud de la vida y con toda la energía para seguir haciendo cosas, pero además, contamos con algo de experiencia y entonces los emprendimientos se disfrutan deferente y las posibilidades de equivocarnos se reducen.

Pero… ¿Qué pasaría si en realidad la vida empezara a los 50 años?

En este momento muchos ya han dejado de trabajar y otros siguen haciéndolo, pero independientemente de eso, hemos acumulado experiencias de vida suficientes como para poder salir de cualquier situación y hemos adquirido la capacidad de adaptarnos a los cambios que se vayan presentando.

Aún tenemos la energía para vivir según nuestras necesidades más profundas y satisfacer nuestros anhelos que a veces implican grandes e importantes cambios.

Los cincuentenarios, ya no se quedan a esperar la jubilación como se hacía hace 50 años, sino que ahora son los propios actores de su existencia y encuentran una bocanada de oxígeno creando su propio futuro con la cabeza bien puesta y una vida rica en experiencias.

Estas personas descubren día a día su enorme potencial, su riqueza interior, sus talentos y deciden actuar con ellos.

Pero… ¿Y si la vida comenzara simplemente cada día cuando nos levantamos independientemente de la edad que tengamos?

Cada día es una nueva aventura, una nueva posibilidad de crear algo nuevo, de ser mejores, de hacer algo bueno por los demás y de vivir mejor.

No importa si tienes 18 años, 25 años, 35 años o 75 años. Cada día es un nuevo comienzo y depende de cada uno de nosotros abrazar esta oportunidad que nos da Dios de despertar y vivir disfrutando de una nueva chance.

Por eso, agradece este momento que está viviendo aquí y ahora. Agradezcamos mañana al despertar, el tener la oportunidad de volver a ver a los que amamos y agradezcamos un nuevo día para seguir creando para los demás y para nosotros mismos.

La vida comienza cada mañana para todos por igual. ¡No la desaprovechemos!

¡Comparte este maravilloso mensaje!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad