Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO

Noruega se convierte en el primer país del mundo en prohibir la deforestación

Noruega es sin duda uno de los países más desarrollados y que está a la vanguardia en casi todo. ¡Incluso se dice que es el mejor país para las mujeres! Allí, la discriminación en relación al sexo prácticamente no existe. A nadie le importa la apariencia física, los kilos de más o la forma en que las mujeres se visten.

No importa la posición jerárquica que las mujeres ocupen, los compañeros de trabajo o los jefes, jamás pensarían en el acoso sexual y se interesan por conocer la opinión de todos. ¡Un verdadero trabajo en equipo! Y qué decir de la cantidad de meses de licencia que las mujeres tienen por maternidad que también se hace extensivo a los hombres.

Pero Noruega también está a la vanguardia en lo que se refiere al cambio climático. Pocos países se ocupan de este tema como lo hace Noruega. Y es por eso que se ha convertido en el primer país que prohíbe la deforestación.

Allí, entendieron de verdad que la Tierra es el único lugar que tenemos para vivir, y que si no lo cuidamos entre todos, el futuro para las próximas generaciones es muy incierto.

Es por eso que el gobierno noruego tomó la audaz decisión de asumir una política ecológica revolucionaria. Se convirtió en el primer país del mundo en prohibir todo tipo de deforestación con el fin de preservar la vida de sus bosques.

Esta noticia casi no ha aparecido en muchos medios, tal vez porque otros países no quieren que sus ciudadanos planteen la misma política, ya que esto va en desmedro de negocios millonarios.

En el caso de Noruega, el parlamento no permitirá al gobierno firmar contratos a ninguna compañía que pueda atentar contra la conservación de los bosques nativos.

Aunque muchos productos de consumo masivo están ligados a la deforestación, como el aceite de palma, el gobierno se comprometió a no importar más este producto, para no participar en la deforestación que se realiza en otros lugares.

"Esta decisión es una importante victoria para preservar los bosques noruegos. Durante los últimos años, una gran cantidad de empresas se comprometieron a dejar de producir productos que provengan de la deforestación", agregó Nils Hermann Ranum, de la Asociación Rainforest Foundation Norway.

Pero la fundación tiene un objetivo aún más ambicioso, que tiene que ver con convertirse en ejemplo para otros países. Durante la Cumbre del Clima que se realizó en Nueva York en 2014, otros países como Alemania y el Reino Unido, se unieron en una declaración sobre los problemas que genera la deforestación. Anunciaron que tienen como objetivo común, "promover un compromiso nacional para incentivar a cadenas de abastecimiento a no deforestar, apuntando especialmente a mercados como el del aceite de palma, la soja y la madera para la construcción"

Premios para Gabón, castigos para Brasil.

En virtud del acuerdo firmado en la mencionada Cumbre del Clima, entre Noruega y Gabón, se acordó que el país africano recibirá dinero, para no deforestar y de esta manera, reducir las emisiones de carbono.

"Noruega se comprometió a recompensarnos por la reducción de emisión de gases. Nos pagarán para no deforestar y para gestionar mejor la explotación forestal", explicó el ministro gabonés de los bosques; Lee White, un biólogo inglés naturalizado. Oslo pagará 10 dólares por cada tonelada de carbón no emitida, con un máximo de 150 millones en 10 años.

Por el contrario, con Brasil se han tomado medidas drásticas. El ministro de medio ambiente decidió bloquear 30 millones de euros que destinaba a la subvención del fondo para la protección del Amazonas.

"Brasil rompió el acuerdo entre Noruega y Alemania cuando suspendió el consejo de administración y el comité técnico de fondos para el Amazonas", expresó Ola Elvestuen.

Noruega destinaba 830 millones de euros al año a este fondo creado en 2008, pero según el gobierno noruego, "Brasil no desea detener la deforestación".

Las cifras son alarmantes, sobre todo si pensamos que el Amazonas es uno de los principales pulmones del mundo. La deforestación en 2019, fue el doble de la de 2018.

Por otra parte, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reaccionó diciendo que Brasil "no necesita" los subsidios de estos países y que "no cederá a la psicosis del medio ambiente, porque el Amazonas es brasilero y de nadie más".

Es realmente triste ver cómo algunos jefes de estado piensan en todo el mundo y otros sólo en sus intereses personales.

Ojalá otros países tomen la misma iniciativa y trabajen en conjunto para que nuestros hijos y nietos vivan en un mundo que respete la Naturaleza.

¿Qué opinas de la decisión tomada por Noruega? ¿Crees que otros deberían seguir el mismo ejemplo?

¡No dejes de comentar y difundir!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad