Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO
Home       Noticias       Buenos Hábitos       Historias de vida       Recetas Saludables       -> Belleza <-       Espiritualidad       Cookies

Aprende a cuidar tus pies con un solo elemento que seguramente tengas en tu casa
Bien sabemos que las mujeres somos implacables con nuestro aspecto y nuestra apariencia. Queremos lucir bellas, radiantes, impecables… Y no sólo somos implacables con nosotras mismas sino que en cierta forma también lo somos con el resto de las personas y en cuanto las vemos hacemos una especie de “barrido” de la imagen que nos muestran pudiendo ser capaces de detectar en tan sólo pocos segundos hasta el mínimo detalle.



Mientras hacemos este escaneo de nuestra apariencia y de la de otros tal vez nos encontremos con un cabello hermoso, un aspecto impecable, un maquillaje discreto, pero a medida que vamos absorbiendo la imagen inevitablemente llegamos a los pies y resulta muy chocante encontrarnos con uñas largas y desprolijas y talones resecos y agrietados. Definitivamente, este aspecto influye de manera negativa en la imagen que recibimos de una persona. Sabemos que este es un aspecto que solemos dejar un tanto de lado, pero hoy te daremos a conocer una forma de cuidar los pies efectiva y rápida para la que no necesitas más que un sólo ingrediente que te ayudará a alisar la piel de los pies y a cambiar radicalmente su aspecto. El bicarbonato de sodio se ha sido utilizado para muchas otras cosas con increíbles resultados y esta vez el uso se concentra en el cuidado de los pies. Para este tratamiento de belleza casero sólo vas a necesitar: - Un recipiente en donde quepan tus pies - Cantidad de agua suficiente para cubrirlos - 3 cucharadas de bicarbonato Aplicación: Calienta un poco el agua a una temperatura que puedas tolerar cuando introduzcas los pies y agrega el bicarbonato de sodio. Deja los pies en remojo en esta solución durante 20 minutos. Retíralos, sécalos bien y frota con una piedra pómez o algún tipo de elemento destinado a este propósito. Es importante realizar este tratamiento de noche antes de irte a dormir, porque una vez que hayas eliminado la piel reseca de tus pies debes masajear los con alguna crema hidratante y colocarte unos calcetines para conservar el calor. Deja actuar durante toda la noche y ya notarás cambios en la mañana cuando laves tus pies para retirar la crema. Repite este tratamiento en los días sucesivos hasta completar la semana o hasta que el aspecto de tus pies mejore de manera visible. Para un efecto relajante de los pies puedes agregar al agua junto con el bicarbonato un puñado generoso de sal gruesa y algún aceite esencial con aroma de tu preferencia. El aspecto de tus pies mejorará significativamente. ¡Pruébalo!


Deja tu comentario sobre lo que viste



  






© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad