Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Aprende a obtener las PROTEÍNAS que te faltan sin comprar medicamentos.
Por Guru en Julio del 2017 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Desde que muchos hemos tomado conciencia de que comer sano y alimentarse bien a través de una dieta equilibrada es fundamental para mantener la buena salud, estamos atentos a que cada alimento que ingerimos contenga proteínas, vitaminas, minerales…

Y si bien tenemos claro que todo esto es saludable no siempre sabemos realmente en qué consiste. Por ejemplo, ¿qué son las proteínas? Vamos a conocer en qué consiste esta macromolécula indispensable para la vida humana.

Las proteínas son macromoléculas o biomoléculas que constituyen el principal nutriente que requiere el organismo para la formación de los músculos del cuerpo, de los tejidos y el funcionamiento en general. ¡Muy importantes!

La principal función de las proteínas consiste en transportar las sustancias grasas a través de la sangre y de esta manera elevar las defensas del organismo para cuando llegue el momento en que sea “atacado” por agentes nocivos. Es decir, que ingerir alimentos con alto contenado proteico es imprescindible para vivir de manera saludable.





Casi todos los procesos biológicos que se realicen en el cuerpo de una persona tienen una relación directa con las proteínas que a su vez, se clasifican con distintos nombres y tienen distintas funciones.

- Los anticuerpos: Trabajan de manera asociada con el sistema inmunológico y son los encargados de generar las defensas naturales ante posibles infecciones o agentes patógenos.

- Actina y miosina: Estas proteínas se concentran en los músculos y actúan durante la contracción de los mismos.

- Ovoalbúmina y caseína: La primera la encontramos principalmente los huevos y la segunda en la leche. Actúan como mecanismo de reserva en el organismo.

- Hormonas: Son las encargadas de regular la actividad celular, como por ejemplo la insulina que distribuye la glucosa que tenemos en la sangre.

- Hemoglobina: Estas moléculas transportan sangre a través de todo el organismo.

- Colágeno y queratina: Son fibras resistentes que se encargan del sostén de los tejidos y tienen relación directa con la piel.

- Enzimas: La función específica consiste en establecer reacciones químicas dentro del organismo.

- Pepsina: Se trata de una enzima que se encuentra en el sistema digestivo y es la encargada de degradar los alimentos que consumimos.

¿Qué son las dietas hiperproteicas?

Ahora conocemos un poco más sobre la función y la necesidad de consumir alimentos con alto contenido proteico y tal vez te estés preguntando qué pasaría si únicamente consumiéramos este tipo de alimentos.

Esto es algo que ya se utiliza porque principalmente quienes siguen dietas hiperproteicas lo hacen para perder peso. Esto indudablemente es efectivo porque estos alimentos contienen poca materia grasa y poco contenido de azúcar. Consiste en consumir sólo alimentos con alto contenido proteico de origen animal: ni frutas, ni verduras, ni legumbres, ni harinas.

Más allá de que el objetivo es perder peso también se utilizan para aumentar la masa muscular. Se reduce la cantidad de grasas, la cantidad de azúcar y la cantidad de carbohidratos, es decir; que se mantiene un control sobre la cantidad de calorías que se consumen aumentando de esta forma la masa muscular y la fuerza física induciendo al descenso de peso.

¡Pero cuidado! Una dieta hiperproteica a largo plazo puede ser nociva para la salud. No olvidemos que siempre recalcamos la necesidad de que las dietas sean equilibradas, es decir; que debemos estar atentos a ingerir todo tipo de alimentos; una dieta variada.

Realizar dietas hiperproteicas durante tiempos prolongados puede favorecer la aparición de enfermedades crónicas en especial las relacionadas con los riñones ya que se aumentaría la producción de cloruro de sodio y esto implica mayor trabajo para estos órganos.

Carencia de proteínas.

La carencia de proteínas se traduce lisa y llanamente en una malnutrición y en casos extremos, en desnutrición. Un individuo mal alimentado sufre de un déficit de proteínas que puede ocasionar graves perjuicios en su salud y es principal problema en los países del Tercer Mundo.

Las consecuencias de la desnutrición en los niños pueden ser devastadoras.

Y como ya hemos advertido, aun quienes se alimentan a diario, pueden estar desprovistos de las proteínas necesarias por un mal hábito alimentario adquirido o por consumir alimentos que creen saludables cuando en realidad no lo son.

Para saber si estamos teniendo un déficit proteico prestemos atención a estos síntomas típicos de un organismo mal alimentado.

1) Pérdida de peso: Las proteínas que se concentran en los músculos nos brindan energía y al no recibir la cantidad y la calidad adecuada, los músculos comienzan a perder masa. Como consecuencia de eso, caemos en el descenso nocivo de peso.

2) Anemia: Las proteínas participan en el transporte de oxígeno en la sangre y forman los glóbulos rojos. Una cantidad escasa, generas anemia.

3) Hipoglucemia: El equilibrio entre las sustancias proteicas y la insulina son fundamentales para el metabolizar los hidratos de carbono. Una alteración en este ciclo genera hipoglucemia.

4) Edema: La falta de proteínas genera acumulación de agua debajo de la piel, principalmente en extremidades.

5) Debilidad general: En alguna ocasión en que debimos pasar varias horas sin comer y sin beber o que tuvimos que salir de casa sin desayunar, comenzamos a notar los síntomas típicos de quienes están carentes de proteínas. Mareos, cansancio, debilidad e incluso, desmayos.

6) Debilidad del sistema inmunológico: Cuando no recibimos los nutrientes necesarios para enfrentar virus, bacterias en general, estamos más propensos a contraer cualquier enfermedad. Las cicatrizaciones de heridas se hacen más lentas cuando los tejidos no reciben los aminoácidos que necesitan.

7) Cabello y uñas débiles: Tanto cabello como uñas se vuelven débiles con la falta de proteínas. Las líneas blancas transversales que aparecen en las uñas pueden ser un indicador, de la misma manera que ocurre con el cabello quebradizo.

8) Palidez: La falta de hierro provocada por la anemia nos vuelve la piel pálida.

9) Erupciones en la piel: Sequedad, descamación y erupciones, son síntomas claros de la falta de proteínas.

10) Dolores de cabeza: La falta de hierro que provoca anemia, los índices de azúcar alterados y la falta de sueño provocan cefaleas intensas.

11) Trastornos emocionales: Aunque parezcan dos cosas disociadas una de otra, la falta de proteínas tiene una relación directa con nuestro estado anímico y falta de concentración. Nos volvemos irritables, ansiosos y depresivos.

12) Trastornos del sueño: La misma falta de hierro que provoca la anemia lleva a la deficiencia de serotonina, que es considerada la hormona del sueño impidiendo un descanso adecuado.

13) Trastornos del desarrollo: La alimentación de calidad es fundamental para que nos desarrollemos tanto en lo físico como en lo mental. La carencia de proteínas puede ocasionar que los órganos internos no se desarrollen de manera normal y debiliten el corazón y el aparato respiratorio. Especialmente en los niños, genera déficit de las capacidades cognitivas y del desarrollo mental en general.

A la caza de las proteínas.

Como todo en la vida, el equilibrio es la mejor opción pero también la más difícil de lograr. Comer sano implica ingerir proteínas, vitaminas y minerales de manera regular para mantenernos sanos, fuertes e hidratados.

Vamos a conocer cuáles son esos alimentos con alto contenido proteico que debemos incorporar a nuestra dieta para asegurarnos los beneficios que aportan estas macromoléculas. Seguramente ya conocías muchos, pero tal vez te sorprendas descubriendo que otros también pueden ser incorporados como ingredientes en tus comidas porque también hacen un importante aporte nutricional.

Los clasificaremos en proteínas de origen animal y proteínas de origen vegetal. Quienes son vegetarianos o veganos, suelen tener déficit de proteínas y deben estar atentos para conocer y consumir los vegetales que concentran mayor cantidad de proteína pero deben tener presente que no aportan todos los aminoácidos que incluye la proteína animal.

Proteínas de origen animal:

- Pollo (pechuga, hígado).

- Pavo (pechuga).

- Liebre.

- Carne de ternera (hígado).

- Cerdo (solomillo, chuleta).

- Pescados (salmón, caballa, sardina, lenguado, merluza, atún).

- Mariscos (almeja).

- Calamar.

- Huevos.

- Productos lácteos en general (leche, queso, yogur, etcétera).

Proteínas de origen vegetal:

- Cacahuate (maníes).

- Almendras.

- Nueces.

- Avellanas.

- Piñones.

- Garbanzos.

- Habichuelas.

- Lentejas.

- Soja.

- Semillas en general.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste