Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

10 comportamientos tóxicos que no deberías tolerar
Por Guru en Junio del 2019 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Tanto en la amistad como en el amor, en el trabajo o en nuestro entorno en general, existen personas tóxicas que se dividen en dos categorías: los que saben que lo son y los que ignoran totalmente el efecto que tienen sobre otros sus actitudes negativas.

Las personas tóxicas son una fuente de conflictos que provocan estrés e invaden con su negatividad nuestras vidas logrando en algunos casos minar nuestra autoestima.

Sobre estas personas no hay mucho para decir, debemos alejarnos de ellas; sin embargo, antes debemos identificarlas.

Veamos 10 ejemplos concretos de personas tóxicas que debemos reconocer y para así poder evitarlas.

1- Los que se creen el centro del universo.

Éstos son los más fáciles de reconocer. El egocéntrico es la persona tóxica que detectamos sin esfuerzos. Mantener una relación de cualquier tipo con esta persona nos lleva invariablemente a hacernos sentir completamente solos. El egocéntrico no valora a quien tiene al lado y jamás te preguntará cómo estás o cómo van tus cosas. No se interesa por nadie que no sea él mismo y si lo hace, es únicamente con el fin de utilizar a otros para incrementar su confianza en sí mismo.

2- Los envidiosos.

El envidioso es un insatisfecho permanente que por más que lo tenga todo, nunca nada le alcanza. En lugar de concentrarse en su propia vida, el envidioso sueña con la vida que tienen otros. Lo tiene todo, pero pretende obtener siempre más. Tal vez cuenta con muchas cualidades, pero siempre cree que el de al lado tiene algo mejor.

Pasar mucho tiempo al lado de un envidioso, es ver la vida desde un lado negativo, porque al no contentarse nunca con un logro, lo banaliza y le quita valor.

3- Los caprichosos.

El caprichoso, es el adulto-infantil que nos saca de las casillas. De manera descontrolada o no, el caprichoso hace como que se siente mal y busca torcer la situación en beneficio propio, generando culpa en los demás. Por lo general, el caprichoso vuelca su frustración en otro y puede convertirse en alguien insoportable. Lo peor que podemos hacer es intentar satisfacerlo y por eso lo mejor, es evitarlo lo antes posible.

4- Las víctimas.

Esta es una de las personas tóxicas más molestas, sin duda. Al principio intentamos ser comprensivos y los escuchamos. Incluso tratamos de ayudar y de generarnos empatía pero luego esto comienza a volverse molesto.

A la víctima nada le cae bien, es pesimista y rechaza todo tipo de responsabilidad en cualquier situación. Los momentos difíciles se vuelven infranqueables en lugar de verse como desafíos que nos enriquecen. La víctima decide sufrir y transmite su sufrimiento a otros.





5- Los que manipulan.

Los manipuladores hacen uso y abuso de las personas que los rodean y te toman por amigo o incluso por pareja, para lograr sus objetivos.

Tus puntos débiles, tus puntos fuertes, lo que te gusta, lo que te molesta… El manipulador aprende a conocerte y sabe sacar provecho de todo eso. Porque el manipulador siempre tiene un objetivo. Intentará conocerte bien, ya que cuanto más sepa sobre ti, más fácil será manipularte.

6- Los que juzgan.

Este tipo de persona tóxica vive permanentemente jugando la vida de otros y sabe qué es lo mejor para todo el mundo. En lugar de apreciar las personas, se dedica a escrutarlas, evalúa los pros y los contras y como su nombre lo indica, emite un juicio para todo.

De esta forma busca generar dudas en los demás y juega a “moralizar” a otros con el fin de destacar sus defectos y dejar de lado sus cualidades.

7 - Los aprovechadores.

Estas personas tóxicas exigen que se les dedique tiempo, energía y recursos sin tomar en consideración tus propias necesidades y deseos.

A menudo los aprovechadores son personas simpáticas que utilizan su carisma para lograr sus objetivos y a menos que tus necesidades no les reporten algún interés, los aprovechadores te concederán sólo el tiempo justo para poder obtener algo ahora o en el futuro.

Este es un tipo de persona tóxica que se camufla detrás de alguien agradable, porque te hace sentir irreemplazable, pero que en cuanto no colme sus intereses, te descartan haciéndote sentir inferior e inútil.

8- Los rencorosos.

Los rencorosos siempre tienen algo para reprochar y nunca se olvidan de tus más mínimos errores para poder utilizarlos en su provecho en el momento justo.

El rencoroso tiene incluso un dejo de maldad, y aprovecha cualquier oportunidad para recordarte algo que no hiciste por ellos. Saben cómo manipular la situación para hacerte creer que no estás a la altura de las circunstancias o de la relación.

Cuando intentas defenderte o discutir para resolver un problema, estas personas tóxicas mencionan una decepción del pasado, insistiendo sobre tus faltas, asegurando que nunca estuviste presente cuando te necesitaron.

Permanentemente están contabilizando hechos y defienden sus puntos de vista con vehemencia, pero jamás asumirán lo que hacen o lo que han hecho.

9- Los que critican.

Nadie es perfecto y todos queremos contar con amigos cercanos y sinceros que nos hablen con franqueza y nos marquen un error. Pero quienes nos critican sin cesar no son verdaderos amigos.

La persona tóxica que critica permanentemente siempre tiene algo negativo que decir sobre lo que haces. No se acercan más que para acusar y hacer reproches, instalando la idea de que el problema siempre viene de tu parte.

Estas personas suelen tener una baja autoestima y proyectan sus propias angustias en su entorno.

Podemos entender que en realidad estas críticas están dirigidas a sí mismos, pero eso no las hace agradables de escuchar ni tampoco tenemos porqué tolerarlas. La negatividad que proyectan es nociva para quienes los frecuentan.

10- Los mentirosos.

Si tienes a la honestidad como un valor presente en tu vida, el mentiroso te resultará alguien insoportable. Nadie puede ser feliz con alguien así tanto en el amor como en la amistad o en el entorno familiar. Si no hay confianza, no hay relación posible. ¿Confiar? ¿Contar un secreto? Imposible… Con estas personas tóxicas no podemos.

Todos hemos recurrido a una pequeña mentira para no herir los sentimientos de otro, pero muy distinto son los mentirosos patológicos que no pueden parar de mentir, los mitómanos que se inventan una vida que no viven o los manipuladores que intentan engañarte y aprovecharse de ti con sus mentiras.

Esta lista de personas tóxicas puede ayudarte a detectarlas. Todos ellos tienen comportamientos característicos que hacen evidente su actitud. No es el objetivo volvernos paranoicos con respecto a todos quienes nos rodean, porque muchas personas tóxicas ni siquiera saben que lo son.

Tratemos de privilegiar siempre la comunicación antes de tomar medidas drásticas. Debemos escucharnos a nosotros mismos, porque cada uno en el fondo sabe muy bien qué relación es o no es buena para sí mismo.

Cuando no te sientas a gusto con alguien, toma distancia tanto física como emocional.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¿Tienes personas tóxicas en tu entorno? ¡No dejes de comentar y compartir!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste