Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Aprende a enraizar una rosa ya cortada y hacer que florezca con este genial truco
Por Guru en Enero del 2018 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

En el famoso libro “El Principito”, el protagonista se aboca al cuidado de una rosa porque la considera dentro de su pequeño planeta su tesoro más preciado. “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante”, expresa de manera apasionada. ¿Y cómo no enamorarnos de una flor tan representativa y tan hermosa?

Regalamos y recibimos flores en todo tipo de ocasiones: el Día de las Madres, aniversarios, cumpleaños o simplemente porque son una manera de expresar sentimientos. Pero lo triste con las flores es que luego de un par de días se marchitan y se secan. Esto obviamente también sucede con las rosas, pero la diferencia es que con ellas, podemos recurrir a un truco con el que harás crecer sus raíces y también podrás conservarlas durante más tiempo.

¿Alguna vez imaginaste que las papas podían ser una forma de conservar las rosas? Así es, muchos jardineros tienen por costumbre pasearse recolectando brotes de plantas y utilizando papas para plantarlas de manera temporaria.

En efecto, las papas contienen naturalmente mucha agua y este sistema de conservación asegura mantenerlas en un ambiente húmedo con el fin de que las ramas recolectadas no se sequen. Fue a raíz de esta prueba inicial que se realizó este experimento con los brotes de rosa y papas.

Las papas aseguran de esta manera durante los primeros días y semanas de reproducción, un aporte de agua importante a este primer gajo manteniendo siempre húmedos tanto un extremo del brote como el otro.





¿Cómo clonar rosas a partir de una papa?

Paso 1. Cavar un pozo.

En primer lugar debemos elegir un sitio en el jardín (aunque también se puede hacer en macetas) que esté resguardado y que reciba suficiente luz durante los momentos más cálidos del día.

En cuanto hayas encontrado este sitio, realiza un pozo vertical de 15 cm de profundidad, lo suficientemente ancho como para ubicar una papa. Realiza tantos pozos como papas tengas intención de colocar.

Paso 2. Elegir el tallo de la planta.

Debemos cortar un tallo con un diámetro similar al de un lápiz a partir del rosal que desees plantar. Elige con cuidado, ya que debe ser lo más liso posible, joven (dentro de lo posible que haya brotado en el mismo año) y maduro. Estas condiciones son muy importantes para obtener los mejores resultados.

Paso 3. Preparar los tallos.

Para un crecimiento eficaz, necesitas cortar tallos de aproximadamente 23 cm de largo. Corta exactamente por encima del nacimiento de un brote y luego elimina cualquier espina o resto de hojas.

Paso 4. Plantar los tallos en las papas.

Este es el mejor momento: plantar los tallos en el centro de las papas. Realiza un pequeño agujero e introduce el tallo de manera tal que quede firme.

Paso 5. Ubicar las papas en la tierra.

Plantar las papas en los pozos hechos al principio separados en aproximadamente 15 cm unos de otros. Cubre con suficiente tierra de manera tal que 2/3 del tallo queden sobre la superficie.

Para una mejor protección de tu futuro rosal, puedes cortar la base de una botella de plástico y ubicarla en la tierra o la maceta cubriendo el sector que luego dará lugar a tu nueva rosa.

Cuando riegues, no lo hagas desde el interior de la botella sino rociando en la parte de afuera. ¡Y listo!

Riega los nuevos tallos durante todo el año e intenta utilizar este truco para todo tipo de rosas. No te desanimes si al primer intento no lo logras. Recuerda que las rosas pueden tardar varias semanas en dar señales de vida.

¿No es increíble que estas plantas puedan dar aún vida y florecer cuando pensábamos que su único destino era convertirse en un deshecho?

¡Anímate a regenerar tu propio rosal! Y no dejes de compartir.





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste