Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO

Una mujer fuerte prefiere quedarse sola, que desperdiciar su vida con inmaduros

Cuando hablamos de “mujeres fuertes”, a menudo hacemos alusión a su calidad de luchadora, a que todo lo puede y a que es capaz de sortear cualquier obstáculo. Sin embargo, esta no es la única característica en las mujeres fuertes, porque esta clase de mujer es capaz de encontrar el camino hacia la felicidad por sí misma, por ser emocionalmente independiente y por no tener apuro en encontrar a la persona ideal con la cual compartir su vida.

Las mujeres fuertes están en búsqueda de relaciones sanas que potencien sus propias cualidades y mientras tanto, deciden no conformarse con poco, aun cuando se enfrenten a la posibilidad de que deban vivir solas el resto de sus vidas.

Esta clase de mujeres conoce todo lo que vale y tiene muy claro qué le conviene y qué no le conviene. Esto es lógico, porque por lo general son mujeres a las que todo les ha costado mucho y tienen muy claro que su esfuerzo las ha hecho llegar a este momento de sus vidas en el que se han vuelto resilientes por haber sabido superar obstáculos.

Éstas mujeres no están dispuestas a malgastar el tiempo cuando saben que si pudieron llegar hasta acá, bien pueden seguir avanzando y saben, tal vez ya por experiencia propia, que embarcarse en una relación con hombres inmaduros que no tienen un rumbo fijo ni un objetivo en la vida, sería desperdiciar todo el esfuerzo que han hecho para llegar a ser lo que son.

El haber sufrido nos hace aún más fuertes. Un poco como el refrán que dice “lo que no te mata, te fortalece”. El haber pasado por situaciones duras y dramáticas, hace que las mujeres sean conscientes de todo lo que son capaces de lograr por sí mismas.

Es por eso que la soledad no atemoriza a las mujeres fuertes. No necesitan estar con alguien o salir con alguien para sentirse dichosas y en paz con sus vidas. Esto parece ser muy simple, pero es realmente una característica bastante poco frecuente y es tal vez, el estadio que más se parece a la verdadera libertad.

Cuando las relaciones se vuelven más selectivas que superficiales, se convierten en más importantes y significativas, e irónicamente, las ventajas de la independencia y la dignidad son difíciles de explicar.

Claro que es mucho más fácil querer ser una mujer fuerte o pensar que se lo es, a realmente serlo. Las mujeres fuertes deben ser capaces de darse cuenta cuando alguien intenta engañarlas y deben ser capaces de analizar cómo se comporta alguien con otros, en relación a lo que concierne al respeto, la amabilidad y la honestidad. Es decir, observar no sólo como alguien se comporta con ellas sino también con su entorno.

La primera persona que merece tu amor, eres tú misma.

Y entonces, ¿por qué una mujer con tanta energía no puede destinar algo de su tiempo a encontrar un compañero digno?

No tiene absolutamente nada de malo estar abierta a conocer otras personas, pero estas mujeres prefieren vivir su vidas solas y encontrar la felicidad en eso.

Es por esto que las mujeres fuertes no pierden tiempo o energía con personas que no merecen su amor. Las mujeres fuertes saben que estar solas es mejor que formar parte de una relación tóxica y potencialmente peligrosa, pero lo que también tienen muy claro es que elegir no tener una relación de pareja, no tiene nada que ver con la soledad, al contrario, la mujer fuerte y libre, es capaz de decidir con quién relacionarse sin ningún tipo de atadura.

Y como si fuese una paradoja, esta clase de mujeres suelen ser interesantes, atractivas y seductoras. Irradian tal seguridad en sí mismas que son capaces de intrigar a los hombres, al mismo tiempo que pueden ser intimidantes. Un hombre que se interese en esta clase de mujer, sabrá que debe dar lo mejor de sí mismo, porque eso es lo que ella espera. No se conformará con menos. Son pocos los que logran entablar una relación con estas personalidades fuertes.

Esto no quiere decir que las mujeres fuertes, no sean capaces de enamorarse y vivir una vida de pareja plena, pero sí son mucho más selectivas y la soledad muchas veces es lo mejor que obtienen para ser felices.

Un hombre que habla y no actúa, no tiene nada interesante para una mujer con estas características y ellas saben detectarlo en los primeros diez minutos de conversación.

Por muchas palabas dulces y promesas vanas que haga, las mujeres que tienen claro lo que desean, verán la falsedad en esta actitud y definitivamente esta clase de hombre no tiene ni la más mínima oportunidad. Una mujer fuerte sabe que las acciones valen más que las palabras.

Lo más importante para una mujer fuerte, es vivir su vida en libertad. Prefiere estar sola antes que perder el tiempo con un hombre inmaduro que sólo le aportará problemas a su vida bien organizada.

Las mujeres ya han pasado por muchas batallas que han sabido ganar como para volverse sumisas y renunciar a todo lo que han logrado por sí mismas. Las mujeres fuertes no tienen miedo a decir “NO” y nunca permitirán a un hombre definir la personalidad que tanto tiempo le ha llevado forjar.

¿Qué opinas de las mujeres que prefieren la soledad antes que una relación que les haga perder el tiempo? ¡Deja tu comentario y comparte!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad