Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO

Pizza de polenta, irresistible.

Hace poco hablamos de lo nutritiva que es la polenta, ¡y qué fácil de hacer! A todo el mundo le gusta la harina de maíz ya sea con un poco de queso o con una rica salsa de tomate.

Pero, ¿qué hacemos con la polenta que sobró? Siempre pensando en que alguien va a querer repetir otro plato preparamos un poco demás y a menudo, nos queda un resto con el que no sabemos qué hacer.

¡No lo tires! Vamos a aprovechar hasta el último granito de polenta que te haya sobrado y con ese resto vamos a preparar una pizza de lo más original.

¿Alguna vez escuchaste eso de “nada se pierde, todo se transforma”? Pues bien, vamos a transformar los restos de polenta en una pizza nutritiva y sana. Te indicamos cómo.

Ingredientes:

- 1 taza de polenta.

- ¾ taza de agua.

- 100 g de jamón en fetas.

- 100 g de queso en fetas.

- Tomates secos o tomates frescos, a gusto.

- Perejil picado, a gusto.

Preparación:

- En caso de que no tengas sobrantes de polenta, prepárala con las cantidades indicadas y un poco de sal. Procura que quede densa, es decir, que se asemeje a una masa.

- “Pinta” una fuente para horno con manteca o con aceite y extiende la “masa” de polenta.

- Cubre la superficie con las fetas de jamón y a continuación las fetas de queso.

- Agrega los tomates secos y el perejil picado.

- También puedes optar por tomates frescos en rodajas. ¿Sabías que los tomates cocidos potencian sus propiedades? ¡Aprovecha esta ventaja!

- Cocina en horno a 170° durante 15 minutos, ¡y listo!

Ya tienes tu pizza de polenta lista para servir. ¡No te olvides de agregar algunas aceitunas!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad