Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO
Home       Noticias       Buenos Hábitos       -> Historias de vida <-       Recetas Saludables       Belleza       Espiritualidad       Cookies

El propietario le perdona el alquiler a madre soltera y luego llena su entrada de alimentos para la cuarentena

Todos estamos pasando por una enorme angustia e incertidumbre motivadas por la pandemia que está asolando al mundo. Muchos hogares están pasando necesidades y han tenido que modificar sus hábitos habituales en función de adaptarse a las circunstancias que hoy nos toca vivir.

Otros tantos han perdido sus empleos y se encuentran en la difícil situación de tener que mantener a sus familias, sin ningún recurso.

Imaginemos lo difícil que es esto para personas que se encuentran solas, o que no tienen a nadie que los ayude.

Es en estos momentos en los que la solidaridad y la grandeza de cada uno de nosotros debe aparecer para tender una mano a quien lo necesita.

Eso fue lo que pensó un hombre llamado Alan, de la ciudad de Michigan que se comunicó con una de sus inquilinas, llamada Christine Marie, para decirle no se preocupara por pagar el alquiler de ese mes y que ya verían ese asunto más adelante.

Fue enorme la sorpresa de esta mujer que intenta sacar adelante ella sola a sus cuatro hijos. Muy emocionada, escribió en Facebook:

“Alan, mi arrendador, me llamó para decirme que no me preocupara por el alquiler de este mes y que ya lo veríamos en otro momento. También me pregunto si teníamos comida suficiente y le dije que sólo me quedaban tres paquetes de carne; que debía ir esta semana a hacer compras. Poco rato después recibo un mensaje suyo en el que me decía “Ve hasta la puerta de tu casa, por favor” y entonces me encuentro con todo esto. ¡No puedo decirles cómo me siento en este momento! Que haga esto por mi familia, me conmueve enormemente. ¡Que Dios te bendiga, Alan!”

Desde verduras hasta pañales para los niños, Alan pensó en todo lo que esta joven madre podría necesitar y quiso tener un gesto de buena persona y ayudarla en este momento tan difícil.

Cuando Christine Marie publicó este mensaje, rápidamente obtuvo miles de respuestas y comentarios. Todos agradecían el gesto de Alan, repitiendo que siempre vamos a encontrar personas bondadosas que estén dispuestas a ayudar.

Y la actitud generosa de este arrendador, se hizo eco en otros, como por ejemplo, Nathan Nichols del sur de Portland que también renunció a la renta de sus inquilinos y se comunicó a través de Facebook diciendo: “esta pandemia está provocando serias dificultades a todos nuestros trabajadores. Todos mis inquilinos están pasando por esta triste situación. Les pido a otros que consideren la posibilidad de brindarles este alivio a los trabajadores que hoy no pueden pagar el alquiler y que apenas pueden darles de comer a sus familias”. ¡Qué increíble la actitud de este hombre!

Si para algo está sirviendo esta pandemia, es para hacernos abrir los ojos sobre lo que es realmente importante. La lección ha sido cruel, pero también ha sido generosa; porque por un lado nos ha mostrado la miseria humana, el egoísmo y la falta de empatía y por el otro, todos hemos asistido a gestos solidarios como el de estos arrendatarios y tantos otros que se están sacrificando por los demás.

Éstas historias nos hacen pensar que cuando todo esto termine, y ojalá sea pronto, tal vez hayamos hecho de este mundo un lugar mejor, en donde todos podamos convivir.

¿Qué opinas del gesto amable y bondadoso de estas personas? ¡No dejes de comentar y compartir!



Deja tu comentario sobre lo que viste



Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.



Políticas de privacidad