Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       -> Curiosidades <-

15 Señales que un bebé usa para comunicar algo cuando aún no sabe hablar
Por Guru en Julio del 2019 en Curiosidades

Seguinos en Pinterest

Aunque aún no puede hablar, tu bebé puede comunicarse con su entorno y está en permanente contacto con mamá. Tan sólo con unos pocos días de nacido puede expresar sus deseos emitiendo sonidos y haciendo determinados gestos que vamos a tratar de codificar.

La comunicación propiamente dicha con palabras, aparecerá mucho tiempo después, pero decodificar estas formas de comunicación de los bebés es muy importante para ellos porque permite construir bases fundamentales de estabilidad y de autoestima. Es por eso que es necesario probarle que queremos comunicarnos con él por medio de las palabras, los gestos y el contacto físico.

Señales que nos envían los bebés.

Si tu bebé desea enviarte distintos tipos de señales para hacerte saber cuáles son sus necesidades o sus deseos, tal vez identifiques esto gestos:

- Distintos tipos de gritos.

- Cambiar la expresión de su rostro (labios temblorosos, ceño fruncido).

- Buscar o evitar fijar la mirada.

- Hacer distintos gestos (levantar las manos, agitar las manos).

- Llorar.

Al principio, sus movimientos no son intencionales, pero poco a poco aprenderán qué significa cada uno para poder ser comprendidos.

Los nuevos gestos del bebé tendrán el sentido que cada uno le haya enseñado y le haya dado. Si por ejemplo, extiendes los brazos hacia el bebé para sacarlo de su cuna, pronto comprenderá que este gesto es el que debe hacer para que lo tomen en brazos.

Desde que nacen, los bebés saben muy bien cómo hacerlo saber que se encuentran tensos o distendidos. El llanto con los brazos extendidos y separados, la espalda arqueada y la cabeza inclinada hacia atrás, expresa una tensión, la intención de hacer saber que algo no está bien y que necesita ser aliviado.

Algunas pueden ser confusas como el movimiento que imita el pedaleo o las piernas extendidas hacia arriba. Esto puede ser un signo de energía acumulada o una manifestación de satisfacción. No todas las tensiones son negativas, sino que algunas pueden expresar buena tonicidad.

Cuando los bebés están tranquilos y distendidos, su cuerpo se vuelve armonioso, los brazos se flexionan sobre el pecho y las manos se unen. Otro signo es llevarse el dedo pulgar a la boca o chuparse el dedo gordo del pie.

Mucho se ha hablado sobre el llanto del bebé y no son pocos los especialistas que afirmaron que era necesario dejar llorar a un bebé hasta que se canse. ¡Error!

El llanto es una manifestación de que algo no está bien. En especial cuando se repite de manera rítmica. Es así como nuestro bebé nos está pidiendo que aparezcamos de manera rápida para calmar su angustia. A veces, eso no es posible, como cuando por ejemplo, debemos aplicar una vacuna. En ese caso, intentemos calmarlo hablándole de manera suave y diciéndole que todo va a pasar pronto. Nunca le digas “que no es para tanto”, porque de esa manera no se sentirá comprendido.

A partir de los seis o siete meses, nuestro bebé comienza a utilizar gestos precisos y concretos para hacerse entender: señala con el dedo los objetos que desea o extiende los brazos para que lo levanten. Esto gestos son cada vez más frecuentes y complejos y a menudo aprendidos de nosotros mismos. Son las preliminares del lenguaje de todo niño.

Girar la cabeza de un lado a otro es una forma que busca el bebé de tranquilizarse frente a algo que lo inquieta. Esta actitud la vemos a menudo cuando lo sostiene en brazos alguien a quien no conoce.

Tocarse la cabeza o llevarse las manos a las orejas, es signo de que se está conociendo a sí mismo y tomando dimensión de su cuerpo, pero cuando este gesto está acompañado de llanto intenso, tal vez sea necesario que consultes con un médico porque puede ser síntoma de alguna otra cosa.

Las manos del bebé también nos indican parte de su estado de ánimo. Si mientras duerme sus puños están cerrados, es signo de que tal vez se durmió un tanto tenso, pero si los puños están cerrados estando despierto posiblemente sea una manifestación de hambre. En cambio, las manos abiertas con los dedos relajados es símbolo de que está satisfecho y se siente bien.

Un movimiento brusco de los brazos puede ser signo de que el bebé se ha asustado con un ruido fuerte o con un grito. Por lo general, este movimiento puede estar seguido de llanto.

Por último, cuando el bebé flexiona las rodillas o extiende las piernas de manera tensa, puede ser síntoma de que tiene cólicos y necesita sentirse reconfortado.

No siempre es fácil entender lo que nuestro bebé nos quiere decir. Es a fuerza de prueba y error que aprendemos poco a poco a decodificar estos signos. No hay que descorazonarse.

Por ejemplo, nuestro bebé nos indica con estas señales lo que quiere:

- Que lo alimentemos.

- Que lo reconfortemos.

- Que lo sostengamos en brazos.

- Que le brindemos afecto.

- Que lo acariciemos, que lo toquemos.

- Que cambiemos la expresión de nuestro rostro.

- Que le cantemos, que le hablemos.

¿Cómo favorecer una buena interacción con nuestro bebé?

Cada vez que atendemos una de sus necesidades cotidianas, tenemos una ocasión privilegiada de colmar las expectativas de nuestro bebé:

- Cada vez que lo alimentes, sostenlo en brazos asegurándote que esté instalado de manera cómoda y míralo a los ojos.

- Cada vez que cambiamos su pañal o lo vestimos, podemos interactuar con él hablándole, cantándole, sonriéndole, nombrando las partes de su cuerpo y los nombres de las prendas con las que lo vestimos. También puedes improvisar juegos simples.

- Al momento de dormir, cántale una canción de cuna, léele un cuento o acúnalo.

- El momento del baño, es particularmente entretenido para los bebés y es una buena ocasión para interactuar con él, nombrando las partes del cuerpo y acariciándolo al momento de lavarlo y secarlo.





¿Podemos comunicarnos con nuestro bebé antes de su nacimiento?

¡Claro que sí!

1) Hablando.

A partir del quinto mes, el bebé puede distinguir sonidos especialmente los sonidos graves que le sirven para sentirse seguro, como por ejemplo, la voz de papá. Las voces familiares le dan tranquilidad y favorecen su desarrollo. Luego de su nacimiento, los bebés se calman mucho más rápido cuando escuchan una voz que les resulta familiar y que ya escuchó mientras estaba en el vientre de mamá. (Las voces de mamá, papá, hermanos y hermanas).

2) Acariciando.

El sentido del tacto es uno de los primeros que se desarrolla en un feto. Llegando al quinto mes de embarazo, los bebés perciben muy bien las caricias y reaccionan a ellas. La haptonomía, es la comunicación afectiva con el feto y consiste en ubicar de ciertas maneras las manos sobre el vientre, pero aun cuando no conozcas exactamente esta técnica, verás que unas suaves caricias y unas palabras tiernas lo harán reaccionar inmediatamente. ¡Es casi mágico!

3) Siendo felices.

Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero sepamos tanto mamá y papá, que las emociones que sentimos, también la siente nuestro bebé. Es por eso que mamá debe evitar todo tipo de situación estresante y tratar de vivir momentos de felicidad, de placer y de tranquilidad.

¿Qué te parecieron estas técnicas para decodificar los mensajes de nuestros bebés? ¿Qué otras formas conoces o utilizaste para hacerlo? ¡No dejes de compartir esta información tan interesante!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste