Truco para modificar el color de las flores que dan las hortensias.

¿Hortensias azules, rojas, rosas o blancas? ¿Cuáles te gustan más?

La misma variedad de hortensias puede producir diferentes colores, ¡y también puedes cambiarlos!

El responsable es un pigmento que se encuentra en la tierra y si logramos alterarlo de diferentes maneras, podremos cambiar el color de las flores.

Fuente: CANVA

Para esto, es necesario que el pH del suelo sea más ácido o menos ácido.

Veamos de qué manera podemos obtener los diferentes colores.

Hortensias azules.

Un suelo con pH ácido favorece el desarrollo de hortensias azules. Debemos modificar la acidez del suelo llevándolo a un pH entre 4 y 5.

Algunos suelos ya reúnen de manera natural las condiciones, pero en caso de que no sea así, puedes aportar aluminio a la tierra para alcanzar el pH necesario.

Fuente: CANVA

Agrega 200g de sulfato de aluminio a 20 litros de agua y regar a comienzos de la primavera.

Otro truco consiste en diluir ½ litro de vinagre blanco en 4 litros de agua y luego regar con esta mezcla. Si la planta está en una maceta, agrega menos vinagre y coloca clavos oxidados alrededor de la planta apuntando hacia las raíces.

Hortensias rosas o rojas.

En este caso, será necesario un suelo alcalino, es decir, con un pH de más de 6,5. Para lograrlo, diluye 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio en el agua para regar.

Riega con esta mezcla al menos 1 vez al mes. Con el tiempo, el suelo se volverá más alcalino y así, las flores tomarán un tinte rosado y rojo.

Fuente: CANVA

También puedes elegir un truco que consiste en diluir 200g de cenizas de madera en 20 litros de agua y regar o rociar con las cenizas un día de lluvia.

Otra opción puede ser rociar 2 o 3 tazas de cal alrededor de la planta y regar con mucha agua. Repetir cada 2 o 3 semanas.

¡Cuidado! El exceso hará que las hojas se pongan amarillas.

Fuente: CANVA

¿Y las hortensias blancas?

Esta variedad de hortensia que ya es blanca de manera natural, no puede cambiar de color por medio de ningún método de los explicados anteriormente. Las blancas, siempre serán blancas.

Fuente: CANVA

Cortar las hortensias.

Estas flores son fáciles de cuidar. Sólo debemos tener en cuenta de que requieren de mucho riego.

Y como son tan hermosas, a veces nos gusta lucir sus brillantes colores dentro de nuestras casas; pero para que no se marchiten rápido, puedes recurrir al siguiente truco.

Fuente: CANVA

Coloca los tallos recién cortados en agua fría. Después, vierte 2cm de agua hirviendo en otro recipiente aparte, deja enfriar durante 2 minutos y corta los tallos a la altura deseada. Coloca las bases de los tallos en el agua caliente durante 30 segundos y luego, vuelve a colocar los tallos en el agua fría.

Fuente: CANVA

¿Ya se secaron? ¡No las tires! Puedes preparar bouquets de flores secas que decoran a la perfección cualquier rincón de cualquier ambiente.

¡Excelente propuestas para estas hermosas flores!

Otros artículos que te pueden interesar...