Cactus de Navidad: consejos para obtener flores hermosas.

¡Qué hermoso es el cactus de Navidad! Este cactus de flores hermosas es una de las plantas de interior más populares, pero… no siempre logramos que nos de flores. ¿Cómo solucionarlo?

La floración suele ser entre noviembre y enero, de ahí su nombre, pero siempre es buen momento para comenzar a darle a tu cactus de Navidad los cuidados adecuados para que, en la próxima floración, disfrutes de sus flores rojas, rosas, blancas, amarillas o violetas.

Este cactus tan particular, pertenece a la familia de las schlumbergera y es originaria de las selvas tropicales de Brasil en donde elige las copas de los grandes árboles para crecer.

Cuidados.

El cactus de Navidad es bastante fácil de cuidar; no es una planta muy exigente. Con los cuidados necesarios, puede volverse de grandes dimensiones, decorando tus ambientes.

Fuente: Istock

Plantación.

El cactus de Navidad prefiere los suelos algo áridos y ricos en nitrógeno. Bastará con que agregues un poco de arena a la tierra en la que lo vas a plantar.

Aconsejamos no plantar más que un solo cactus por maceta.

Además…

  • Utiliza fertilizante para cactus diluido en agua mientras va creciendo. Aplicar una vez al mes.
  • El suelo debe estar bien drenado. Coloca unas piedras de arcilla en la base de la maceta.
  • A medida que crece, cambiar a una maceta más grande, preferentemente durante los meses de febrero, marzo y abril.

Riego.

Esta es una parte muy importante del mantenimiento del cactus de Navidad.

No riegues demasiado el cactus. El riego debe ser poco y sólo cuando la tierra de la superficie se vea seca.

En cuanto aparezcan los primeros pimpollos, aumentar la frecuencia de riego manteniendo la siempre húmeda.

Fuente: Istock

Además…

  • Vacía siempre la bandeja base de la maceta. No dejes que se acumule allí el agua que drena, porque puede afectar a las raíces.
  • Utiliza preferentemente agua mineral o agua de lluvia.

Sol.

Al contrario que la casi totalidad de los cactus, esta planta no se siente a gusto con el sol directo. Ubícala en un lugar fresco en donde reciba luz, pero no expuesta a los rayos del sol.

La temperatura ideal es entre 15º y 20º. La mejor para asegurar la floración.

Además…

  • El cactus de Navidad puede ubicarse en el interior, cerca de una ventana por la que, entre la claridad, pero no con sol directo.

Ubicación.

Esta planta “se encariña” con un lugar y ya no quiere que la cambien de sitio. ¡Tampoco que gires la maceta!

Hacer movimientos, puede provocar que los pimpollos se desprendan de la planta.

También debe estar protegida de los fuertes vientos, precisamente por el mismo motivo.

Cuida que tu planta no esté cerca de ventanas con corrientes de aire o cerca de radiadores.

Además…

  • No ubiques tu cactus de Navidad cerca de una lámpara o de una fuente de luz artificial, ya que puede interferir con la floración.
  • Los momentos de oscuridad son importantes para la floración.
Fuente: Istock

Reproducción:

¿Quieres obtener otra planta desde tu planta? Puedes cortar un gajo entre dos secciones del tallo y colocarla en agua. Al cabo de 2 o 3 semanas, verás aparecer las primeras raíces.

Espera a que haya unas cuantas o a que crezcan bastante y plántala en una maceta individual.

Como puedes ver, no es difícil cuidar de esta planta tan hermosa. Sólo necesita un poco de tu preciosa dedicación.

Otros artículos que te pueden interesar...